En la guerra como en la paz Cuba será invencible

Así se demostró durante el Día de la Defensa Territorial en la Zona de Defensa de Condado en el municipio de Trinidad

sancti spiritus, dia de la defensa
Trabajadores por cuenta propia reunidos en un taller de reparación de calzado y ropa, como está previsto en los planes de tiempo de guerra. (Foto: Luis Herrera Yanes)

En el contexto del Día de la Defensa Territorial, llevado a cabo este domingo en la provincia de Sancti Spíritus, el ejercicio realizado en la Zona de Defensa de Condado, en el municipio de Trinidad, contribuyó a perfeccionar las diversas funciones que cumple esta estructura en tiempo de guerra, tanto en la lucha armada como en la garantía de la producción y los servicios.

Allí pudimos constatar la continuidad de la producción por una mini-industria, en la forma en que está concebida y ensayada múltiples de veces para tiempo de guerra, con la cocción de los alimentos con leña, un combustible tradicional y los trabajadores por cuenta propia a domicilio reunidos para la ocasión en un taller de reparación de calzado y de ropa.

El Registro del Estado Civil del Ministerio de Justicia que funciona en tiempo de paz en la comunidad, demostró cómo se realizan los actos de casamiento e inscripción de recién nacidos, con la solemnidad que los caracteriza y su asentamiento en los libros provisionales de tiempo de guerra, de cuyos actos el máximo responsable es el presidente del Consejo de Defensa de Zona.

Un grupo de pioneros exploradores de la escuela primaria Puerto Rico Libre, expuso a los miembros del Consejo de Defensa Provincial y la población reunida en plena calle, lo aprendido por ellos durante las acampadas campestres y caminatas por la campiña local, demostración de que las más jóvenes generaciones se forman como mujeres y hombres forjadas para las más difíciles condiciones de vida como las creadas durante una eventual agresión armada al país por el imperialismo, en el marco de una guerra no convencional: sobre la rústica mesa, con una hoja de plátano como mantel y platos de yagua, expusieron raciones a base de frutas autóctonas, ensaladas con diversas combinaciones, incluida una de verdolaga y bledo, dos plantas silvestres de los campos cubanos que los haitianos residentes en el país históricamente tienen el hábito de degustar.

No faltó la acción armada: un breve combate con cartuchos de salva a manera de entrenamiento, entre efectivos de una Brigada de Producción y Defensa armada que protegía un objetivo económico, y el supuesto enemigo asumido por un grupo en el rol de un comando de fuerzas de operaciones especiales que supuestamente tenía la misión de destruir el referido enclave, como ocurre durante una guerra real.

En el diálogo con las fuerzas populares que participaron en el ejercicio armado, el coronel Omar Pérez Ledo, jefe de la Región Militar Sancti Spíritus les dijo a los hombres y mujeres que empuñaban las armas: no debemos escatimar esfuerzos para no tener que llegar a usar el armamento de combate, con esto les digo que ahora mismo, como ustedes han demostrado con la erradicación de 28 focos del mosquito aedes aegypti, es preciso mantener el combate contra este vector que trasmite tres enfermedades a los humanos y el Zika, en específico, que ocasiona malformaciones de los fetos en mujeres embarazas y por tanto perjudica la procreación y el crecimiento poblacional, tan necesario en nuestro caso.

 

Igualmente, el alto jefe militar, en el intercambio entre los miembros del Consejo de Defensa Provincial y el Consejo de Defensa de Zona, preguntó: ¿Dónde radica la invencibilidad de la Revolución cubana?, y acto seguido afirmó: en la concepción de la guerra de todo el pueblo del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz de que la defensa de la nación tiene que sustentarse en su carácter territorial y popular y la creación magistral bajo su orientación de las Zonas de Defensa como esta de Condado.

Puntualizó que entre las misiones principales de esa estructura defensiva está en primer orden garantizar el aviso y la movilización de los reservistas de tropas regulares de las FAR, las Milicias de Tropas Territoriales y finalmente, de forma escalona, poner en completa disposición para la defensa las Brigadas de Producción y Defensa (BPD) armadas y productivas que se le subordinan.

Seguidamente, agregó: se activará el sistema de vigilancia popular revolucionaria para detectar a tiempo cualquier intento desestabilizador del enemigo interno y cortarlo de raíz desde los primeros momentos, con la acción de las fuerzas populares, incluidas las BPD armadas, de ser necesario. Proteger los bienes estatales y del pueblo, contrarrestar el delito y organizar la producción de alimentos y los servicios concebidos en los planes de tiempo de guerra, porque la vida, aunque en condiciones distintas a las de tiempo de paz, tiene que continuar. En fin, las cosas que hemos visto hoy durante el ejercicio defensivo territorial, realizado por ustedes.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.