Época de siembra en el sector agrícola de Sancti Spíritus

La recién iniciada campaña de frío pone énfasis en la sustitución de importaciones y en el cultivo de viandas con destino a la alimentación popular

sancti spiritus, agricultura, cultivos varios
El arribo de nueva maquinaria repercute en mejores atenciones a los cultivos. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

A tono con los reclamos del mercado, la Agricultura espirituana concibe buena parte de la campaña de siembra de frío hacia el incremento de las viandas, principalmente de yuca y boniato, con vistas a garantizar una mejor presencia de estos renglones en el abastecimiento popular; al tiempo que el montaje del programa de plantación da prioridad también a los granos, las hortalizas y los frutales.

Alberto Reina Montiel, subdelegado agrícola en Sancti Spíritus, informó a Escambray que se persigue asegurar un plan de siembra que sobrepasa de forma total las 40 500 hectáreas, en el cual se entrelazan cultivos del programa de sustitución de importaciones como la cebolla, el frijol, el tomate y la frutabomba con otros que den respuesta a las necesidades de la población, el consumo social y el Turismo.

Precisó, además, que alrededor del 80 por ciento de la plantación prevista será en terrenos del sector cooperativo y campesino, donde se concibe una estrategia de siembra escalonada con prioridad para las áreas de mayor potencialidad productiva.

“En todos los municipios hay productores que asumen planes de siembra dirigidos específicamente hacia la distribución de los mercados y el encargo estatal; hablamos, por ejemplo, de unas

9 000 hectáreas de yuca y otras 2 000 de boniato, y de campesinos que tradicionalmente han entregado comida al pueblo, como son los casos, entre otros, de Ramón Marrero, Jorge Cruz y Miguel Pérez Francisco, en Taguasco, y de Félix Álvarez, Vladimir Abreu y Carlos Otaño, en Cabaiguán”.

En el diseño de la principal campaña de plantación que, según los especialistas, debe asegurar cerca del 60 por ciento de la producción del 2017, aparecen otras singularidades como sembrar por esta fecha tomate, col y pepino con destino a la distribución del fin de este año e inicios del 2017.

La proyección del abultado programa —iniciado en septiembre y previsto a terminar en febrero— encuentra esta vez mejor respaldo en la preparación del suelo a partir de la entrada a la provincia de nueva maquinaria, inversión que determina en la calidad de esas labores y por ende en el posterior rendimiento del cultivo.

De acuerdo con especialistas del sector, con el montaje de la campaña de frío Sancti Spíritus pudiera lograr, al cierre de diciembre, una plantación total cercano a las 80 000 hectáreas, cifra que no tiene antecedentes en la historia agrícola del territorio.

Si bien desde la fase organizativa la etapa vislumbra un crecimiento de la producción, se impone prestar especial atención a los procesos de contratación y comercialización, este último reconocido como el eslabón más débil de la cadena productiva.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.