Escuela Primaria Serafín Sánchez cambia su imagen a los 60 años (+fotos)

El centro primario Serafín Sánchez Valdivia, de Sancti Spíritus, vive un proceso constructivo que debe terminar en el mes de noviembre

sancti spiritus, educacion, enseñanza primaria, inversiones
Las acciones constructivas cambian la imagen de un centro a sus 60 años. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Ernestina Cruz Martínez en su aula de quinto grado recuerda cómo hace apenas unos meses, si llovía, había que poner cubos en las aulas del segundo piso porque el techo se filtraba.

“Esta escuela, que fue en la que estudié y estudiaron mis hijos, nunca antes había sido reparada”, agrega a Escambray la profesora que hace 38 años educa en el centro Serafín Sánchez.

La institución, localizada en el Consejo Popular de Garaita, celebra sus 60 años, apenas cumplidos el pasado 12 de octubre, con el ajetreo de las clases y el movimiento de mezclas de cemento por aquí y por allá.

Ángel Francisco Lastayo Rodríguez, jefe del Departamento de Inversiones de la Dirección Municipal de Educación en Sancti Spíritus, reconoce sin rimbombancias ante la mayor inversión educacional en el año, que la Serafín Sánchez recibe una reparación ascendente a 800 000 pesos, incluye materiales y pago de mano de obra; y se debe a la situación constructiva en que se encontraba la escuela.

TIEMPO DE ESFUERZO

“No hemos parado, el 18 de julio se inició el cambio de la cerca perimetral y el 23 se había terminado; el 8 de agosto arrancamos con las aulas. Lo que se tenía previsto para el inicio de curso era concluir la planta alta; sin embargo, por el esfuerzo de los trabajadores, para esa fecha ya se habían terminado 12 locales, entre ellos la biblioteca”, asevera Belkis Valdivia Castellón, directora de la escuela.

De cómo se las ingenian para no afectar el proceso docente-educativo de un centro que tiene una matrícula de 682 estudiantes y la mayoría de los grados con tres grupos, explica:

“Tuvimos que distribuir un solo grupo de segundo en los otros del año, porque teníamos la cobertura, dos de 25 y uno de 37. De acuerdo con las necesidades que existan, se han ubicado los niños en la biblioteca, en el laboratorio de Computación y durante una semana dos locales fueron acondicionados en el Palacio Provincial de Pioneros”.

sancti spiritus, educacion, enseñanza primaria, inversiones
El cambio de la cerca perimetral fue solo el primer paso en las reparaciones. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Los beneficios del trabajo terminado incluyen la cerca perimetral, el cambio de la carpintería de madera por aluminio, con excepción de los ventanales pequeños en pasillos interiores que se encuentran en un estado favorable, y la impermeabilización de la cubierta en el piso alto.

Mientras, en el área de trabajo se termina el enchapado de la meseta en el comedor escolar y se repellan las paredes exteriores del área hidrosanitaria, para después iniciar el acondicionamiento de cuatro baños: uno para varones, otro para hembras, el tercero para trabajadores y el restante para las aulas de preescolar; sin olvidar las redes eléctricas que deslucen el acabado, y finalmente, dar la pintura de vinil a todas las áreas.

Entre el bullicio de los niños que realizan Educación Física, se observa el ir y venir de los constructores.

¿Ustedes tienen algún nombre que los identifique?, pregunto.

“Somos los innombrables, como se diría en las películas de Harry Potter. En la calle nos conocen como la brigada de Remberto”, comenta Luis, uno de los seis trabajadores contratados.

Ante la mención de su nombre, Remberto Nápoles Colón, quien trabajó como profesor de Computación durante 10 años y al final asumió la titularidad del equipo cuentapropista, reconoce que, aunque algunos materiales como el cemento han demorado en llegar, las labores se realizan en el tiempo previsto.

sancti spiritus, educacion, enseñanza primaria, inversiones
El centro tiene una matrícula de 682 estudiantes. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

HISTORIAS QUE CONTAR

La vida de un centro reconocido dentro de la provincia se encuentra a buen resguardo en el libro rojo —conocido así por el color de su cubierta— y en el que Luisa Belén Neira Rodríguez, secretaria docente, guarda con recelo cada detalle: lista de directores, premios provinciales y nacionales, visita de personalidades…

De su tradición republicana, quizás lo más destacable sea que fue edificado por un plan de construcciones del entonces Presidente Fulgencio Batista, y que el terreno de 2 740 metros cuadrados fue cedido por Román García. Su nombre por aquel entonces era Aurelio Fernández Concheso y agrupaba en su interior varios centros.

La historia cambia con el triunfo revolucionario; adquirió el nombre del más insigne patriota local y se convirtió en seminternado para el curso 1975-1976, pues desde antes era ya una escuela unificada.

En sus aulas de hoy, la tradición familiar del magisterio se hace realidad con Ernestina y su hija Yumilia Hernández Cruz. La más joven reconoce que, aunque dirigió por un tiempo, prefiere la cercanía con el aula, la posibilidad de enseñar, el trabajo de la formación en valores.

sancti spiritus, educacion, enseñanza primaria, inversiones
El comedor escolar también recibe los beneficios de la inversión. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Sus experiencias les permitieron participar en Pedagogía 2017 a nivel provincial a través de la vinculación del pensamiento de Fidel a las actividades docentes de niños de tercer y quinto grados en todas las asignaturas, entre ellas, Lengua Española, Historia de Cuba, El mundo en que vivimos y Educación Cívica.

La mayoría de los protagonistas, aunque tímidos por la grabadora, coinciden en que una imagen renovada inspira a trabajar mejor.

sancti spiritus, educacion, enseñanza primaria, inversiones
Reajustes internos permiten que las construcciones no afecten el proceso docente-educativo. Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.