Espirituanos rescatan nuevos cañaverales en los dominios del marabú

En los últimos cinco años los azucareros espirituanos rescataron unas 10 000 hectáreas para la producción cañera

sancti spiritus, siembra de caña, empresa azucarera uruguay, jatibonico
El empleo de modernos sistemas de riego ha contribuido a incrementar los rendimientos cañeros en las nuevas áreas. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

La estrategia de levantar colonias cañeras en terrenos hasta ahora minados por el marabú y otras malezas le ha devuelto a Sancti Spíritus en los últimos cinco años unas 10 000 hectáreas para el cultivo de la gramínea, en su mayoría ubicadas en la zona sur de la provincia.

Según confirmó Elvis González Vasallo, director de la Empresa Azucarera Sancti Spíritus, del grupo AzCuba, las áreas rescatadas, que en su mayoría han tributado materia prima para las últimas zafras, se distinguen por ser suelos de elevada calidad, que durante décadas se habían mantenido improductivos.

El principal beneficiario de este saldo ha sido el central Uruguay, mayor productor de azúcar del país durante la pasada zafra, que pretende alcanzar 150 000 ó 160 000 toneladas de crudo en los próximos años si se mantiene el crecimiento cañero y las inversiones proyectadas a su favor.

La propia fuente explicó que en el transcurso del 2016 deben quedar limpias de marabú otras 3 582 hectáreas y en el próximo año más de 2 500 en la zona de Las Nuevas, que igualmente tributarían al ingenio de Jatibonico, determinante para la producción azucarera en la provincia de Sancti Spíritus.

La asignación de nueva maquinaria y el empleo de modernos equipos de riego han contribuido notablemente al desarrollo de las plantaciones en las áreas recién recuperadas, algunas de las cuales figuran entre las más productivas del Uruguay.

González Vasallo explicó que además del rescate de estas tierras, en el territorio se trabaja en estos momentos para cumplir el plan de siembra de frío y adelantar las labores de reparación y mantenimiento industrial planificadas.

Para contrarrestar los principales contratiempos de la última zafra, en el ingenio Uruguay se labora en dos frentes claves: el sistema de calderas que asegura el proceso de generación de energía y en el área de centrífugas, donde se acomete la obra civil con vistas a iniciar el montaje en octubre próximo.

Por su parte en Melanio Hernández se priorizan el mejoramiento de los molinos y la cadena encargada de garantizar el corte, el tiro y la limpieza de la caña, precisamente donde se presentaron los mayores problemas en la pasada cosecha.

En esa ocasión, Sancti Spíritus fue una de las dos provincias cumplidoras de su plan de producción de azúcar en el país —la otra fue Ciego de Ávila—, y además se convirtió en la única que lo logra en nueve zafras consecutivas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.