Experimento bancario en sector tabacalero espirituano

Por primera vez la Banca espirituana trabaja un crédito único en el cultivo a través de una cooperativa

sancti spiritus, bandec, ccs,  cooperativa de creditos y servicios
Mediante este crédito el campesino evita los trámites bancarios. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Basta conocer que el campesino no tiene que salir de la vega para aquilatar la comodidad asociada a la aplicación en la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Sergio Soto, de Cabaiguán, del crédito único de tabaco, una modalidad bancaria cuya esencia radica en concentrar el préstamo en la base productiva y desde allí se reparte y controla la ejecución del dinero.

Aplicada primeramente en una cooperativa de Pinar del Río, la experiencia se traslada a Sancti Spíritus en el contexto de la actual campaña tabacalera. Se escogió a la CCS Sergio Soto por su estable funcionamiento, resultado económico y concentración de vegueros que acuden al crédito: 32 de los 39 cosecheros de la hoja.

Erix García Jiménez, jefe del departamento Banca Agropecuaria en el Banco de Créditos y Comercio (Bandec), esclarece que mediante esta vía la cooperativa solicita el crédito de los 32 productores

—ascendente a 1 479 000 pesos—, corre con la distribución de acuerdo con la solicitud de cada uno y en correspondencia con las diferentes etapas del cultivo, para lo cual utiliza el historial del veguero, a la vez que asume el control de forma individual.

Entre las ventajas relacionadas con el nuevo mecanismo financiero, Erix García enumera la flexibilización de la documentación porque en vez de examinar 32 trámites se trabaja uno solo, así como la disminución del período de análisis a raíz de que se agiliza ese proceso y la aprobación final.

“El crédito único no tiene demora”, subraya Ada Amelia González, integrante de la junta directiva de la CCS, y suscribe que cada campesino sabe la cantidad que le toca porque se planifica según los pasos de la vega.

“Esto implica comodidad y seguridad pues el productor tiene el dinero en el momento que lo necesita; antes estaba seguro también, pero sujeto a las aprobaciones bancarias y podía demorar”, asiente Ada Amelia.

Según el representante de la Banca Agropecuaria, la introducción del nuevo crédito ha evolucionado bien y de resultar positiva la experiencia se crean condiciones para extenderlo a otras bases campesinas de la provincia siempre y cuando cumplan los requisitos organizativos exigidos por Bandec, de manera que tal expansión puede ser útil si consideramos que pasan de 840 los vegueros que acudieron al banco a pedir dinero para producir tabaco.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.