Gobierno brasileño puede impedir impeachment, asegura Dilma Rousseff

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, reiteró que el Gobierno tiene condiciones para frenar en la Cámara de Diputados el proceso de juicio político al cual pretenden someterla

brasil, dilma rousseff
Rousseff dijo que de salir airosa del proceso destituyente convocará a un gran pacto con todas las fuerzas políticas del país.

Vamos a luchar hasta el último minuto para conseguir algo que consideramos factible: hacer fracasar la tentativa de golpe en marcha, sostuvo la dignataria en un encuentro con periodistas nacionales, en el cual volvió a denunciar que -en la práctica- algunos intentan hacer una elección indirecta por medio del impeachment.

Rousseff dijo además que de salir airosa del proceso destituyente convocará a un gran pacto con todas las fuerzas políticas del país, pero anticipó que si pierde queda fuera del juego y se va a su casa en Porto Alegre, pues “tengo derecho a mi jubilación”, dijo.

La jefa de Estado se refirió asimismo al vínculo existente entre la crisis económica por la que atraviesa Brasil y la crisis política, y responsabilizó por esta última al titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

Ese Presidente (de la cámara baja) es uno de los principales responsables de las “directrices-bomba” y de la no votación de las reformas, denunció.

Dilma Rousseff encabezó también este miércoles la ceremonia de renovación del contrato de la Terminal de Contenedores de Paranaguá, en el estado de Paraná, y allí ratificó que “vamos a vencer la batalla contra el golpe que es un impeachment sin base legal”.

Una opinión similar manifestó este miércoles el ministro-jefe de la secretaría de Gobierno, Ricardo Berzoini, quien reafirmó su confianza en poder frenar el proceso de juicio político contra la Presidenta en la votación del domingo en la Cámara de Diputados.

Berzoini negó que la eventual salida de varios partidos de la coalición de gobierno impida la reconfiguración del mismo a partir del lunes 18, aún cuando el clima actual no resulte favorable.

La política -explicó- está hecha de elementos, de relaciones entre las personas y los partidos. No veo ninguna limitación para mantener un diálogo respetuoso y sincero dentro de los principios republicanos, acotó.

El plenario de la Cámara de Diputados comenzará este viernes a analizar la solicitud de juicio político contra la presidenta Rousseff y votará el domingo, a partir de las 14:00 (hora local) si lo acepta o no.

Para que el proceso continúe y sea remitido al Senado, que será el encargado de decidir si lleva adelante el proceso de destitución, el pedido deberá conseguir el respaldo de 342 de los 513 legisladores que conforman la cámara baja.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.