Greisy: la pionera del triatlón espirituano

Greisy Mateo Hernández es la primera atleta espirituana que incursiona en esta disciplina y sus resultados son alentadores

sancti spiritus, triatlon
Greisy Mateo Hernández introdujo oficialmente el triatlón en Sancti Spíritus. (Foto: Reidel Gallo/ Escambray)

Con unas pocas vueltas en bicicleta, una carrera de largo aliento y el empujón desde la piscina, Greisy Mateo Hernández introdujo oficialmente el triatlón en Sancti Spíritus.

Fue hace algo más de un año cuando salió de la Escuela Nacional de Natación y colmó los apetitos de Dioseles, entrenador del equipo principal cubano, quien la siguió desde que entró al agua en la EIDE Lino Salabarría.

Así probó sus potencialidades en el Iberoamericano del 2014 y, aunque el objetivo era hacerse visible, la muchacha salió sin complejos ante atletas consagradas de Cuba y del mundo, y no pudo hacerlo mejor: tercer lugar entre las mujeres.

“Greisy sobresale por su capacidad en los tramos de fondo, muy importante para este deporte porque sale con una buena preparación del agua para la carrera y el ciclismo, y no se agota tanto como otros atletas. Para esa competencia iberoamericana casi ni entrenó los tres deportes (750 metros de natación, 20 kilómetros de ciclismo y 5 de carrera). Solo la montamos dos días en una bicicleta para que se adaptara, realmente no esperábamos ese resultado. Lo de incluirla en el evento fue más bien para probar, pero lució bien, pues salió del agua entre los cinco primeros y los cuatro restantes eran hombres”, narra Iván Reyes, quien la condujo seis años por las piscinas.

El impacto deportivo de esta muchacha tocó al federativo de Puerto Rico, quien le donó una bicicleta, mientras a otros extranjeros les han entregado ropa y calzado propios para el triatlón. La muchacha de 16 años volvió a recompensarlos ahora en el Iberoamericano desarrollado en La Habana, cuando entre atletas de 28 países llegó en el onceno puesto general y tercero de su categoría.

“Nunca había visto el triatlón, ni había montado kilómetros, ni corría, por eso al principio me puse nerviosa, pero en la medida que fue pasando la competencia me sentía normal. Solo la carrera me resultó un poco incómoda porque terminé con los dedos dañados, pues no estaba adaptada; sin embargo, este año me sentí mejor”.

Lo cuenta y no se le advierte el cansancio de quien ha rodado en un día 120 kilómetros, corrido 8 y nadado de 5 a 7: “Es muy duro, tengo que practicarlo diario: lunes, miércoles y viernes monto bicicleta y nado; martes y jueves, corro y doy pedales, y el domingo descanso.

“La competencia cansa mucho, en la natación salgo fresca, de primera, pero en el ciclismo son muchos kilómetros y al bajarte tienes los muslos que no puedes más, te dan ganas de tirarte al piso, pero hay que llegar a la meta, lo más difícil es el sprint final porque hay que apretar”.

Lo de duro lo suscribe Iván, mucho más porque como disciplina nueva aquí, no cuenta con entrenador propio, ni un circuito idóneo, ya no para entrenar, sino para competir.

“Hoy tiene tres entrenadores, en la natación: María Cristina Pacheco López y yo. Ella tiene que sacrificarse un poco más, lleva un desgaste físico grande que hay que saber soportar. De ahí que haga falta un entrenador que se dedique en cuerpo y alma a este deporte; de hecho, hay otro atleta que tiene muchas posibilidades en la disciplina: Daniel Hernández”.

En las piscinas la muchachita del Reparto Escribano pescó 59 medallas (18-29-12) repartidas entre Juegos Escolares y otros eventos nacionales como las Copas Marcelo Salado. Desde el equipo nacional envían las directrices del entrenamiento, supervisado por el entrenador más constante que haya podido tener desde el día en que se tiró por primera vez al agua: su papá Tony. “Es mi entrenador principal, me guía a todas partes, no hay competencia a la que no vaya, corre casi los mismos kilómetros que yo”.

Las Tunas será en días la próxima prueba para Greisy, cuando participe en el campeonato nacional donde espera un buen saldo que la catapulte al ámbito nacional y otra razón para consolidar una decisión personal. “Me gusta la natación pero ya me voy por el triatlón, es como más rico, más emocionante”.

One comment

  1. Rene Cuba Piñeiro

    Creo que Greisy Mateo tiene el caracter y la madera que se nesesita para este gran deporte….

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.