Hemodiálisis para la vida

Progresos significativos muestra este programa en Sancti Spíritus. Se encuentra en fase de montaje nueva planta de tratamiento de agua que mejorará la calidad del servicio

Cada semana decenas de pacientes acuden al tratamiento de hemodiálisis en la provincia. (Foto: Elisdany López Ceballos)
Cada semana decenas de pacientes acuden al tratamiento de hemodiálisis en la provincia. (Foto: Elisdany López Ceballos)

A pesar de que en los últimos 20 años se han quintuplicado los pacientes con insuficiencia renal en la provincia, los avances científico-técnicos y la profesionalidad médica han logrado progresos significativos en el tratamiento de hemodiálisis: la mortalidad ha disminuido en alrededor de la mitad, el promedio de supervivencia de los enfermos ya ronda los ocho años, la incidencia de la Hepatitis C es menor y, en general, la calidad de vida ha mejorado.

“En estos momentos se incluyen 116 espirituanos en el programa más otros siete de Caibarién. Contamos con dos salas especializadas —una aquí en el Hospital Provincial y otra en Yaguajay—, donde funcionan 23 riñones artificiales, la mayoría de ellos se renovó el año pasado por máquinas Frecenius 4008 S, bastante modernas, que permiten realizar esta terapia con superior eficacia”, aseguró el doctor Remberto Cruz, jefe del servicio de Nefrología en el “Camilo Cienfuegos”.

En los favorables resultados de este tratamiento en el territorio también han incidido —puntualizó el especialista—  el empleo de la Eritropoyetina recombinante de producción nacional y la introducción del Bicarbonato.

En estos momentos el Grupo Provincial de Nefrología cuenta con 23 especialistas y otros tres en formación, lo cual ha permitido llevar este servicio a la atención primaria en la mayoría de los policlínicos de la provincia y, por ende, acercar el conocimiento a los pacientes.

“Aquí ya creamos el capítulo espirituano de la Sociedad Cubana de Nefrología y comenzamos a formar nuestros propios especialistas. También logramos indicadores favorables con el re-uso del dializador en el mismo enfermo, un aparato que cuesta alrededor de 15 euros; y cuidamos mucho los riñones artificiales que valen unos 15 000 dólares”, comentó el doctor Remberto.

Cálculos cubanos valoran el costo de una hemodiálisis —cada paciente se realiza tres semanales— en 306 pesos, pero estadísticas internacionales aseguran que en el mundo se realiza por unos 200 dólares.

“Con vistas a mejorar la calidad del servicio en el hospital ya se está montando una planta nueva para tratar el agua, pues la nuestra presenta algunas dificultades. Fue adquirida por 163 000 euros y se dice que será la primera de su tipo en América Latina porque cuando termina el proceso envía el líquido caliente para evitar crecimientos de bacterias en el sistema. Su puesta en funcionamiento depende de la adquisición de una potabilizadora, con vistas a evitar cambiar tan seguido las membranas de ósmosis inversa que son bien costosas”, precisó el jefe del servicio de Nefrología.

Aunque la prevalencia de pacientes que necesitan la hemodiálisis en la provincia se encuentra por debajo de la media nacional con 250 aquejados de insuficiencia renal por millón de habitantes, el incremento de quienes padecen la enfermedad resulta innegable y, según criterios médicos, se debe al aumento de la diabetes mellitus, de la hipertensión arterial, al envejecimiento poblacional y la obstrucción del tracto urinario.

Como parte del tratamiento a esta patología también se realizan los trasplantes de riñón en la cercana ciudad de Santa Clara: del 2011 a la fecha se han concretado 24 y en este momento se encuentran en lista de espera otros 18 necesitados.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.