Intercambian combatientes trinitarios con miembros del Comité Antifascista de Italia

Anécdotas, testimonios, experiencias… matizaron el diálogo que por primera vez sostuvieron ambas partes en la tercera villa cubana

sancti spiritus, cuba, italia
El encuentro tuvo lugar en el Museo Nacional de la Lucha contra Bandidos. (Foto: Carlos Luis Sotolongo/ Escambray)

“Nos hemos dado cuenta que, a pesar de las distancias geográficas y el tiempo en que ocurrieron los hechos, tenemos más en común con el pueblo de Trinidad y con Cuba de lo que imaginamos”, sentenció en la tarde de este jueves Carlo Boldrini, hijo de Arrigo Boldrini, Comandante Bulow (figura descollante en el enfrentamiento contra el Fascismo en Italia), luego del intercambio con los miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) en Trinidad.

Horas antes, Boldrini develaba pormenores de la lucha en el llano para derrocar al Fascismo, secretos contados por su padre, el Comandante Bulow, del movimiento partisano antifascista; elogiaba la significación del apoyo campesino a los luchadores italianos para conseguir el triunfo y la unidad revolucionaria como factor clave para alcanzar el éxito.

Por momentos, la historia cubana e italiana encontraba puntos en común en el encuentro donde participó, además, Rodolfo Dal Pane, miembro del Círculo de Ravenna de la Asociación de Amistad Cuba-Italia, quien manifestó la intención de promover en un futuro intercambios similares para enriquecer la historia local de ambos territorios.

Léster Rodríguez Acosta, funcionario del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) en Sancti Spíritus explicó que el diálogo surgió ante inquietudes de los visitantes foráneos, quienes mostraron especial interés en acercarse a los sucesos acaecidos en las montañas del Escambray, “porque en el mundo entero es sabida la importancia del pueblo trinitario en este capítulo de la historia patria”.

Por su parte, Manuel Alboláez, presidente de la ACRC en el municipio sureño, reseñó los principales combates librados por el pueblo trinitario desde el asalto al cuartel Moncada hasta la Lucha Contra Bandidos, la importancia de Fidel como paradigma de lucha y la colaboración internacionalista como ejemplo de que no existen barreras para la solidaridad.

En horas de la mañana Carlo Boldrini y Rodolfo Dal Pane visitaron el monumento al joven alfabetizador Manuel Ascunce, donde intercambiaron experiencias con los habitantes de la zona.

Mirtha Dévora Domínguez, directora del ICAP en Trinidad expresó en las palabras de clausura: “Nuestra amistad se define por la coincidencia de pensamiento, sentido de la justicia y el patriotismo. Esta batalla no ha terminado: para los revolucionarios siempre hay algo por lo cual vale la pena seguir luchando”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.