Periódico de Sancti Spíritus

La asistente a domicilio no procede

Con una carta repleta de argumentos se dirigió a esta sección Tomás David Rodríguez Contreras, vecino de la calle Ramón Ponciano No. 32 A, en Fomento. El remitente se lamenta de que no le hayan asignado nuevamente una asistente social a domicilio que lo apoye en su condición de paciente diabético con una parte de uno de sus pies amputada 13 años atrás.

“Sufrí una complicación hace algunos meses debido a un traumatismo. Estoy solo, abandonado, ya que mis hijos no quieren saber de mí. El lugar donde estoy viviendo está en construcción y no tiene ni las mínimas condiciones para una persona recién operada del pie izquierdo. Por tal razón estoy impedido físicamente. Tengo 68 años y soy hipertenso, lo que complica más la situación.

“Años atrás tuve aprobada una asistente social a domicilio, pero acepté que me la quitaran porque tenía una situación más favorable”, refiere el lector y agrega: “Ha habido demora en aprobar un poder solicitado por mí para designar a un compañero que saque los materiales para terminar la casa, ya que estoy encamado. Yo tengo aprobado un subsidio”.

Escambray dio curso a la queja y contactó con las entidades implicadas en el municipio de Fomento. Daisy Hernández Pérez, al frente de la Dirección Municipal de Trabajo y Seguridad Social, y Maikel Rivera Galloso, subdirector de Prevención, Asistencia y Trabajo Social en la propia institución, explicaron que, de acuerdo con las nuevas regulaciones, el caso de Tomás David no clasifica para la aprobación de la mencionada asistente, debido a que no cumple los requisitos. “Posee familiares obligados para con su cuidado y además de ello, según se ha podido comprobar, no está postrado”, alegó la funcionaria.

En la Asamblea Municipal del Poder Popular se dio cuenta del otorgamiento de más de un tipo de ayuda al solicitante, en atención a sus limitaciones reales. La más importante de ellas fue el otorgamiento de un subsidio en el año 2015, lo cual lo exonera del pago de los materiales para la terminación de su vivienda, que ya posee placa y a la que le restan las puertas y los ventanales, le fue informado a esta reportera. También se le dio facilidad para el servicio de alimentación en un comedor del Sistema de Atención a la Familia.

Tocante a la designación de alguien para que extraiga los materiales por el monto de dinero que le resta del subsidio, es una gestión que él debe realizar ante la Oficina de la Dependencia Interna. Escambray celebra la asistencia, pero apunta: el Estado no puede asumir todas y cada una de nuestras necesidades.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.