La escuela que sí trabaja con el barrio

El centro primario Clerencio López Carreira, del municipio espirituano de Jatibonico, mantiene un estrecho vínculo con la comunidad

sancti spiritus, cdr, comite de defensa de la revolucion, comunidad
El centro Clerencio López, de Jatibonico, fue reconocido con el Premio del Barrio. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

“No se puede decir una cosa y hacer otra, hay que trabajar como una sola familia”, comenta Xiomara Hernández Rodríguez, mientras sus expresiones denotan que eso de estar todo el día detrás de un buró no es su cotidianidad, sino ver sin subjetividades de terceros cómo marcha la escuela que dirige.

En el plantel aún se perciben las sonrisas por el esfuerzo reconocido, aunque no para ello se trabaje: “No imaginaba que para entregar el Premio del Barrio venía alguien desde La Habana”, acota con los ojos humedecidos.

Y es que para un centro docente de pequeña matrícula, apenas 91 niños entre preescolar y sexto grados, ubicado en el Consejo Popular Norte de Jatibonico, obtener un reconocimiento nacional entregado por los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) deviene solo un empujón para no creer en el cansancio.

PUERTAS ADENTRO: EDUCAR

En los pasillos reina el silencio después del inicio de las clases, mas en las aulas se alzan las voces para enseñar. Una de ellas es la de la maestra Eidis Linares Rodríguez, quien imparte las asignaturas de Ciencias a sus pupilos de quinto y sexto grados y se encuentra evaluada de MB por la calidad de sus clases.

Para ella, como para otros a su alrededor, “sin el apoyo de la comunidad y los padres, el trabajo quedaría a medias; la escuela es el reflejo de lo que transmite la comunidad.”

Aulas afuera, Anabel Ramos Ramos, presidenta del Consejo de Escuela y madre de un pequeño de segundo grado, pone todo su empeño en adornar pasillos y locales mientras dure la tranquilidad porque a las diez de la mañana el silencio se rompe con el receso.

En tanto, Xiomara Hernández reconoce que no es tarea fácil mantener favorables los indicadores docentes, pero que si hay empeño es posible. Así lo muestran los resultados del curso anterior: sin desaprobados y con un ganador provincial en los concursos de conocimientos de Matemática, Lengua Española e Historia de Cuba, respectivamente.

También hace hincapié en que alumnos de tercero y sexto grados participarán en el ejercicio Post-TERCE (Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo), convocado por el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación y en el que Cuba se reinsertó.

“Hemos realizado ajustes curriculares a partir del diseño de ejercicios a partir de los textos Para ti, maestro que le permiten a los alumnos desarrollar habilidades de nivel creativo, para que ellos no solo reproduzcan y analicen lo que se les enseña, sino que vayan más allá”, explica a Escambray.

El trabajo preventivo, del que se habla sin parar como prioridad en la escuela cubana, tiene aquí logros palpables. La psicopedagoga Yaima Viamonte Pérez reconoce que en la Escuela de Educación Familiar participan los padres, en especial cuando se les proyectan películas cubanas como Conducta, y se tratan temas como el consumo de drogas y la violencia en todas sus manifestaciones.

sancti spiritus, cdr, comite de defensa de la revolucion, comunidad
La escuela Clerencio López, de Jatibonico, mantiene un estrecho vínculo con la comunidad. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

PUERTAS AFUERA: TRABAJO CON LA COMUNIDAD

Desde una simple ojeada hasta el detenimiento meticuloso permiten reconocer la limpieza de las áreas escolares y de un poco más allá de sus puertas, y es que la brigada autofocal, integrada por educandos y trabajadores, mantiene a raya los posibles focos de mosquitos del género Aedes.

Xiomara Hernández enumera las disímiles actividades que estrechan el vínculo escuela-comunidad: apoyo a la guardia cederista, encuentros de conocimientos, días de la defensa con el apoyo del movimiento de Pioneros Exploradores, presencia de un corresponsal pioneril en Radio Jatibonico, charlas educativas y chequeos de emulación.

-Periodista, no puedo dejar de reconocer el apoyo de los delegados de cada grupo, de Alexander, Yailén, Miriam, Miriela…

Aunque pareciera una utopía para estos tiempos, en el centro funcionan círculos de interés en temas como Educación Vial, Computación, Bibliotecología, Agronomía y Pedagogía, a los que se suman como iniciativa en este último 10 estudiantes de la secundaria Heriberto Felipe Arnado.

Pedro Ruiz Rodríguez, delegado de la circunscripción No. 64 en la que está enclavada la escuela, reconoce que el mayor reto constituye declarar la institución como centro cultural más importante de la comunidad, iniciativa prevista para el 2018.

En el rostro de la vecina Ana Iris Mesa Hernández, se observa la tranquilidad de que su hijo de apenas un año y medio también vaya algún día a la Clerencio López.

 

 

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.