La esencia está en prevenir

La Fiscalía Provincial se ha sumado de modo protagónico al plan intensivo de lucha antivectorial, iniciado en febrero último

Obstaculizar alguna medida, como la fumigación, implica incurrir en un delito. (Foto Vicente Brito/Escambray)
Obstaculizar alguna medida, como la fumigación, implica incurrir en un delito. (Foto Vicente Brito/Escambray)

Conozco a más de una persona que cuando ve un spot televisivo sobre la real amenaza del virus del zika pasa de canal con la rapidez del velocista jamaicano Usain Bolt.

María Esmeralda Pérez Pérez,  jefa del Departamento de Procesos Penales de la Fiscalía Provincial, también conoce al dedillo el caso de más de un espirituano sancionado por el Tribunal Popular correspondiente por obstaculizar el plan intensivo de lucha antivectorial, iniciado en febrero para reducir al mínimo los niveles de infestación y la focalidad del mosquito del género Aedes, agente transmisor del dengue, zika, chikungunya y de la fiebre amarilla.

“Hay personas que no entienden qué es la propagación de una epidemia, y dicen: ‘Yo no hago nada en función de que exista’. Y sin embargo, no saben que el Código Penal, en su artículo 187, establece sanciones para quien infrinja las medidas o las disposiciones dictadas por las autoridades sanitarias competentes para la prevención y el control de enfermedades transmisibles y los programas o campañas para el control y erradicación de enfermedades y epidemias”, aclara la fiscal.

“En el caso actual —añade—, hablamos de infringir medidas o disposiciones adoptadas con el interés de evitar la proliferación del mosquito; si se obstaculiza alguna medida, como la fumigación, se incurre en un delito”.

María Esmeralda Pérez Pérez, jefa del Departamento de Procesos Penales de la Fiscalía Provincial. (Foto Vicente Brito/Escambray)
María Esmeralda Pérez Pérez, jefa del Departamento de Procesos Penales de la Fiscalía Provincial. (Foto Vicente Brito/Escambray)

Concretamente, ¿qué ha pasado en la provincia?

Hemos tenido personas negadas a abrir las casas. Otras no adoptan las medidas higiénico-sanitarias; algunas no limpian los patios o no recogen los escombros, a pesar de que fueron advertidas inicialmente por las autoridades vinculadas con el control de la higienización. Esas personas son autoras de los hechos de propagación de epidemia, cuyas sanciones de privación de libertad discurren de 3 meses a 1 año o multa de 100 a 300 cuotas o ambas.

¿Ha habido procesos penales aquí?

Hemos tenido procesos penales en Sancti Spíritus, Trinidad y Cabaiguán. Se han manifestado dos conductas principales: la propagación de epidemias, al infringirse las medidas higiénico-sanitarias, y la desobediencia, otro de los delitos establecidos en el Código Penal; en este último caso por desobedecer a las autoridades sanitarias, las cuales, por ejemplo, le indicaron realizar la higienización del patio y el dueño se negó.

Si existe una marcada reincidencia de la persona —su conducta ya fue denunciada como un delito—, su situación puede agravarse, entonces, la sanción puede ser más severa porque se le aplica como antecedente de que fue juzgada con anterioridad.

El robo de los productos químicos empleados en la fumigación era un secreto a voces. ¿Se ha detectado algún caso?

Estos productos son de alta demanda y se utilizan en la agricultura. Por eso, el Ministerio del Interior (Minint) está tomando diariamente muestras a las mezclas utilizadas en el tratamiento adulticida (fumigación) para no solo velar por la salud de la población; sino de evitar un posible delito que atente contra la economía nacional (apropiación indebida, malversación, abuso del ejercicio del cargo o el uso indebido).

Cualquier operario u otra de las personas relacionadas con el cuidado y custodia de los productos químicos pueden ser autores de un delito. Actualmente se investiga uno aquí en Sancti Spíritus, porque hay faltante en el almacenamiento.

¿Hasta qué punto está respaldado legalmente la apertura de la vivienda, sin la presencia de sus residentes?

Eso lo contempla la Ley de Procedimiento Penal. Se emite una resolución a través de la cual tanto el Minint como la Fiscalía autorizan la apertura de la vivienda y garantizan que quede cerrada con las medidas de seguridad. No hemos tenido ninguna reclamación en ese sentido; se busca que no haya ningún agravio a la persona dueña de la casa.

Ha habido que abrir casas por esta vía porque constituyen un riesgo para la comunidad al llevar mucho tiempo cerradas.

No debe existir ninguna negativa para que la vivienda se fumigue; incluso ni de otro tipo. El Código Penal también sanciona a quien se niegue a colaborar con las autoridades sanitarias en situaciones como la existente en Cuba en estos momentos. En la provincia hay casos sancionados a privación de libertad —subsidiado por trabajo correccional con internamiento—, de privación de libertad y otro de trabajo correccional con internamiento. Pero lo fundamental es evitar que eso ocurra, por tanto la esencia de todo está en prevenir.

One comment

  1. El trabajador debe de usar mascara………Eso es muy importante para su salud……

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.