Llaman a incrementar la calidad de los servicios en el sector del Comercio

El sector con mayor incidencia en la población de Sancti Spíritus pasó revista a los resultados del 2015. El seguimiento a los programas especiales y los servicios estuvo en el centro del debate

sancti spiritus, comercio, gastronomia
Se insistió en elevar la calidad del servicio que en ocasiones depende más de la voluntad del hombre que de los recursos. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Incrementar el seguimiento a cada una de las tareas para ganar en credibilidad, pero sobre todo para ofrecer prestaciones de calidad a la altura de lo que el pueblo necesita, constituyeron punto esencial en el debate presidido en Sancti Spíritus por Nancy Valdés Jiménez, viceministra de Comercio Interior.

“Estamos hablando de un sector —aclara la vicetitular del ramo— que cumple una función social en un país con limitaciones y esa función da la posibilidad de regular, por ejemplo, las ventas de aquellos productos vulnerables para lograr que lleguen a más personas y no permitir el acaparamiento y la reventa de mercancías de procedencia industrial, bajo el amparo del trabajo por cuenta propia”.

Una mirada a los principales programas y a las debilidades que prevalecen en ellos dejó al descubierto el precedente que marca el hilo conductor en varios territorios donde, a pesar de concluir el año con el sobrecumplimiento de los planes de circulación mercantil y un crecimiento total de más de 25 millones de pesos, no dejan de mostrar incongruencias, debilidades y falta de exigencia, lo que se revierte, en gran medida, en faltantes, fallas en el control interno, violaciones en los servicios y otros problemas que bien pudieran evitarse si funcionaran adecuadamente las estructuras de dirección.

El tratamiento a los programas especiales en la provincia, como el Sistema de Atención a la Familia, con bastantes fallas hoy día, el relacionado con la Merienda Escolar, los subsidios para el sector poblacional más desprotegido económicamente, así como la reparación de inmuebles, las contrataciones de alimentos en tiempo y la aplicación de las políticas establecidas estuvieron también entre las preocupaciones expuestas.

En otro momento del diálogo desarrollado entre directores de las empresas municipales de Comercio, Gastronomía y Servicios, proveedores de entidades mayoristas, representantes de la única Cooperativa no Agropecuaria del sector en Sancti Spíritus, así como invitados del Partido, el Gobierno y la organización sindical, se insistió en la obligatoriedad de mantener la imagen y el confort que se logró en muchas unidades durante la última etapa, así como elevar la calidad del servicio que en ocasiones depende más de la voluntad del hombre que de los recursos.

sancti spiritus, comercio, gastronomia
La viceministra de Comercio Interior llamó a incrementar la calidad de los servicios en todas las unidades del sector. (Foto: Xiomara Alsina Martínez/ Escambray)

Bárbara Ajeno Díaz, miembro del Buró Provincial del Partido en Sancti Spíritus, reconoció el salto positivo del sector en lo relacionado con los ingresos al presupuesto estatal, el rescate constructivo de las entidades, sobre todo de la gastronomía tradicional y algunos mercados Ideales e industriales, así como otras vinculadas a los servicios y a la labor de Alojamiento; sin embargo, hizo un llamado a extremar las medidas de control para evitar los robos y el desvío de recursos, pues por mucho que se avanzó en los últimos tiempos, sigue siendo Comercio el sector con mayor número de delitos de la provincia.

One comment

  1. Da verguenza el servicio que en general prestan las unidades gastronomicas. A mi por lo menos se me erizan los pelos cada vez que un turista se acerca, pues las ofertas de alimentacion dan asco tanto en su elaboracion, como en su forma de presentacion. No hay la mas minima imaginacion para variar un plato, las croquetas en el bulevard son al pelo, sin un adornito, las hamburguezas dejan que desear con mucho. La elaboracion de los platos no esta a la vista, lo que contraviene la practica internacional de poner la elaboracion, al cocinero a la vista de todos. El cliente fiscaliza la higiene de los elaboradores, de los utensilios, del area de elaboracion. Aqui no, cualquiera te da gato por liebre. No se ve una verdura, ni un jugo de frutas natural. Luego entras a un restaurant y la falta de profesionalidad salta a la vista, con empleados mal educados, con ninguna cultura, que no se paran a saludar ni a preguntar tus deseos ni a ofrecerte sus opciones.
    Que pena, tanto dinero que ingresan y tan poca imagen. Me duele mucho porque soy cubano, y siento verguenza que las ofertas, su higiene y su servicio puede ser superado por cualquier negocio familiar de cualquier pais del Tercer Mundo, y que los turistas vean este servicio de ” lo tomas o lo dejas” porque no hay otra cosa…… Bueno, al menos para los nacionales que no ganamos divisas fuertes.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.