Los 12 guajiros de Santa Lucía (+Fotos e Infografía) – Escambray

Los 12 guajiros de Santa Lucía (+Fotos e Infografía)

sancti spiritus, cpa 10 de octubre, anap, anapistas, campesinos
(Infografía: Yanina Wong y Yamilet Trelles)

Con esa membresía campesina se creó hace más de 40 años la CPA 10 de Octubre, primera del país bajo tal denominación

“Por la noche citaron a los campesinos, siempre había quien tenía su recelo, pero nos juntamos 12 en la casa de Nito Capote y ese fue el primer paso para iniciar el trabajo”, relata 40 años después Rafael Martell Jiménez, uno de los dos fundadores activos en la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) 10 de Octubre, en Cabaiguán, primera constituida en Cuba bajo esa forma colectiva de propiedad social y creada a partir de la decisión de los guajiros de unir sus tierras y demás medios de producción fundamentales.

“Era un pedido de la Revolución —rememora Rafael—, había que empezar a constituir las cooperativas, fuimos encajando una cosa con la otra; vivíamos dispersos, sin electricidad; se nos dijo que íbamos a mejorar el sistema de vida y, en verdad, fue así, progresamos. Eso sirvió para que otros campesinos se fueran incorporando y llegamos a tener después más de 300 asociados”.

En la memoria de Daniel Valdés Hernández, el otro fundador activo, se guarda cada instante de aquel encuentro. “Recuerdo que era el 15 de febrero de 1976 —describe—, a la reunión fuimos a caballo, apenas nos conocíamos y nos empezó a dirigir Remberto Martín Cáceres, un guajiro casi analfabeto, pero con luz larga.

“Allí trazó la estrategia, nos dijo: la cooperativa va a sembrar de todo y a desarrollar otras producciones; fíjate si estaba claro, que a una de aquellas primeras vegas la cogió el moho azul y pudimos escapar ese año con un poco de ganado y puercos que teníamos”.

DE EMBRIÓN A COOPERATIVA VANGUARDIA

Primero aglutinó suelos en los alrededores de Santa Lucía, después sumó áreas en Pozas y en la comunidad 17 de Mayo; a la vuelta de cuatro décadas la CPA 10 de Octubre archiva un historial productivo de respeto, siempre ha sido rentable y Vanguardia Nacional de la ANAP en los últimos 29 años.

No es esta la clásica base campesina con un batey como núcleo habitacional y las tierras alrededor. Las áreas productivas están lo mismo a 4 o 5 kilómetros que a 12, colindando con Las Cuabas, en la premontaña de Fomento.

De tal escenario se deduce que los productores cubren todos los días largas distancias para cultivar el suelo y atender los rebaños; otro dato revela la dispersión de los terrenos y el respaldo a la doble jornada: funcionan siete comedores en las diferentes zonas productivas.

sancti spiritus, cpa 10 de octubre, anap, anapistas, campesinos
“Según iban viendo el progreso, los campesinos manifestaban el deseo de incorporarse a la cooperativa”, afirma Rafael Martell Jiménez. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Haber mantenido el tabaco como cultivo principal y alcanzar desarrollo en renglones como la ganadería, los cultivos varios y la rama porcina indican el rumbo seguido por esta CPA, que también ha sorteado las transformaciones de la comercialización y la Agricultura, supo timonear los planes y convierte la estabilidad del funcionamiento en una herramienta diaria.

“Aquí hay respeto entre todos y disciplina en el trabajo”, afirma Ana Ramona Martín, una ingeniera que durante muchos años llegó a los sembrados en bicicleta y en los últimos tiempos vierte su experiencia en el frente de Organización de la entidad.

“Lo principal —afirma— es el sentido de pertenencia de los asociados, la unidad de la dirección y que las producciones y los logros son de todo el colectivo”.

Con ingresos promedios entre 1 700 y 1 800 pesos, los 138 cooperativistas sostienen la diversificación productiva, aquella semilla que sembró Remberto Martín desde la primera reunión y que tantos dividendos le aporta a la CPA.

Si de hechos distintivos se habla, puede citarse el rendimiento de tabaco de 1.18 toneladas por hectárea obtenido en la anterior cosecha y reconocido como el más alto de la provincia; además las 25.8 toneladas de miel que la convirtieron en la mejor CPA apícola de Sancti Spíritus.

De los suelos de la 10 de Octubre salieron el pasado año para las entregas el Estado 199 000 litros de leche, 62 toneladas de carne porcina y más de 18 000 toneladas de viandas, granos y hortalizas.

LA ECONOMÍA DELANTE

Producir y producir es la clave para tener rentabilidad, define Rolando Regal Carmona, presidente desde el 2005, quien considera que en una zona donde radican, además, tres Cooperativas de Créditos y Servicios, “hay competencia, eso es bueno y malo, pero nos obliga a ser mejores, eficientes y obtener ganancias.

“La Cooperativa trabaja sin crédito porque tiene solvencia económica —subraya el presidente—; para eso hay que tener ingresos, no acabar con las cuentas y velar los gastos. Esta CPA vive de sus producciones”.

sancti spiritus, cpa 10 de octubre, anap, anapistas, campesinos
La CPA 10 de Octubre siempre ha sido rentable y Vanguardia Nacional de la ANAP en los últimos 29 años. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Más que el cuidadoso manejo económico que enseña la base campesina, llama la atención que tiene riego limitado de agua para el tabaco y los granos, de ahí que no le queda otra opción que arrimar los cultivos a la época de siembra, aunque el clima no la acompañe siempre.

“Actualmente enfrentamos una inversión de respaldo eléctrico con vistas a poner bajo riego, desde la presa Tuinucú, unas 160 hectáreas, pero nos faltará la conductora, algo que no está en nuestras manos”, expresa Rolando Regal.

La humedad de días pasados abrió varios frentes de siembra de yuca y malanga y, si algo merece nombrarse además de la entrega laboral de esos hombres bajo el ardiente sol y el hecho de tener solo dos presidentes en 40 años, es la exquisita preparación del suelo que acoge la simiente.

En plena faena de guataquea de yuca encontramos a José Luis Padilla, uno de los asociados de más reciente incorporación. “Cambié de la CPA Juan González para esta porque aquí tengo transporte, me pagan, llevo ya cuatro meses y no tengo quejas; hay condiciones para trabajar, mejores no las quiero”.

Abel Madrigal Hernández también hizo un giro laboral y pasó de productor de miel a la mecánica, actividad desde la cual ha sido reconocido ahora como Vanguardia Nacional de la ANAP.

“Sabía tarequear un poco porque el anterior mecánico me enseñó algo, pero he tenido que inventar, remendar y hasta rellenar piñones para que los equipos no se paren”, comenta.

En la agenda de la cooperativa cuentan insatisfacciones, identificadas por el propio presidente cuando expresa la necesidad de acceder a piezas de repuesto para la maquinaria y trabajar con mejores estrategias y planificación para tener mayor rendimiento agrícola, así como explotar más el potencial productivo.

sancti spiritus, cpa 10 de octubre, anap, anapistas, campesinos
La asistencia a los cultivos, una de las prioridades de cada jornada. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Pese al tiempo transcurrido en las tierras de Santa Lucía, no se olvidan las raíces fundadoras de la CPA 10 de Octubre, tampoco el espíritu laboral de entonces, aun en condiciones muy diferentes a las actuales.

“En aquellos años el económico pagaba a caballo —describe Daniel Valdés—, las reuniones de la cooperativa se daban en una casa de tabaco con la luz de una chismosa; aquí prácticamente no había nada, solo caballos y bueyes, el primer tractor llegó en 1980; pero el progreso que nos trajo la CPA es innegable”.

One comment

  1. Esos grandes exitos no han podido solucionar los problemas de alimentación en el pais.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.