Menores sin amparo familiar reciben beneficios económicos

Desde el curso anterior  se elevaron las cuantías de los estipendios a los menores sin amparo familiar y a determinados grupos de estudiantes de Sancti Spíritus

Los menores sin amparo familiar que residen en los dos hogares de la provincia disfrutan, además, de otras prestaciones sociales. (Foto: Vicente Brito / Escambray)
Los menores sin amparo familiar que residen en los dos hogares de la provincia disfrutan, además, de otras prestaciones sociales. (Foto: Dailany Rodríguez / Escambray)

Los niños, niñas, adolescentes y jóvenes que en la provincia de Sancti Spíritus son acogidos en Hogares de menores sin amparo familiar se benefician, desde el curso escolar precedente, con estipendios mensuales cuyas cuantías están fijadas en escalas de 50, 100 y 180 pesos, de acuerdo con la edad de los mismos, cantidades que sobrepasan con creces las estipuladas en años anteriores.

Según declaraciones a Escambray de Deisy Castillo Ibarra, jefa del Departamento de Educación Especial en la Dirección Provincial de Educación (DPE), dicho dinero es utilizado en la satisfacción de necesidades materiales, espirituales y sociales de sus beneficiarios (su número asciende actualmente a 13), tales como pagos de servicios relacionados con la presencia personal, arreglos de prendas de vestir, calzado u otros artículos, pago de meriendas o actividades recreativas y culturales.

De acuerdo con la Resolución No. 363/2015 del Ministerio de Educación, que ampara dicho procedimiento, estipendios similares, aunque con cuantías generalmente inferiores, van dirigidos también a otros grupos, entre ellos los internos en escuelas de conducta de categorías I y II de Educación Especial, alumnos con desajustes de conducta en régimen seminterno, estudiantes de la Enseñanza Técnica y Profesional del curso regular diurno y otros en prácticas pre-profesionales de educación especial, así como de Escuelas Pedagógicas.

Los menores sin amparo familiar que residen en los dos hogares de la provincia (radican en la cabecera provincial y en Cabaiguán, en tanto el existente en Trinidad cerró sus puertas años atrás por exigua matrícula) disfrutan, además, de otras prestaciones sociales. De acuerdo con la citada fuente de la DPE en Sancti Spíritus, desde hace aproximadamente un lustro cada año se invierte en ellos, siempre que no superen los 18 años de edad, un monto individual de 150 CUC para la adquisición de ropa, calzado, artículos de uso personal y para el aseo individual, entre otras necesidades.

“Como algo satisfactorio que no todos los territorio logran, aquí se ha ejecutado siempre ese dinero en su totalidad; por lo general se realizan dos compras al año en las tiendas de Cimex para que no haya desfasaje en las tallas del vestuario o el calzado”, precisó Castillo Ibarra, quien comentó que antes de materializarse este importante beneficio los recursos que llegaban a manos de los menores provenían exclusivamente de donativos o salían del dinero aportado por trabajadores de esas instituciones.

“A todo ello se suma la cooperación, mediante esos donativos, de brigadas u Organizaciones No Gubernamentales de Vietnam y Francia, que en el caso de la provincia asignan recursos financieros y ello ha permitido adquirir medios específicamente destinados a elevar el confort de los hogares, como equipos electrodomésticos o para la recreación”, agregó.

No obstante, nuevas ideas están en camino en aras de continuar ampliando las facilidades económicas de dichos menores. Entre ellas la más concreta es el proyecto conjunto Unicef-Mined Protección integral de niños, niñas y adolescentes sin amparo familiar. Retos y oportunidades de la cooperación, que luego del debido levantamiento promete la entrega de otros medios, así como el auspicio y pago de la capacitación del personal de los hogares de todo el país.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.