Oriente cubano se recupera y sigue atenta a efectos de Matthew

El oriente de Cuba avanza en la etapa de recuperación tras el paso del huracán Matthew, mientras el litoral norte del país permanece atento a las lluvias, vientos y posibles penetraciones del mar

cuba, huracan matthew, defensa civil, guantanamo
Aún se cuantifican daños y se restablecen las comunicaciones en las zonas afectadas por el fenómeno meteorológico.

 

Según trascendió en la televisión nacional, aún se cuantifican daños y se restablecen las comunicaciones en las zonas afectadas por el fenómeno meteorológico, fundamentalmente los municipios de Baracoa, Imías y Maisí en la provincia de Guantánamo, la más golpeada por el organismo.

Autoridades del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil explicaron que entre los principales estragos causados por el fenómeno se registran derrumbes totales y parciales, además de carreteras obstruidas a causa de deslizamientos de tierra, y caída de árboles y postes del tendido eléctricos.

En Baracoa, donde el meteoro azotó con fuerza durante 10 horas, se contabilizan daños en el 90 por ciento de las viviendas y se reporta la interrupción del víaducto de La Farola, principal vía de acceso a la ciudad.

Para la madrugada de este jueves se prevé que continúen los efectos del sistema ciclónico en el litoral norte del centro y el oriente del país, ya que Matthew se mueve al noroeste a una velocidad de 19 kilómetros por hora y se localizaba, a las 18:00 hora local de ayer, a 200 kilómetros del municipio Nuevitas, en la provincia de Camagüey.

De acuerdo con pronósticos del Instituto de Meteorología, en las horas siguientes se mantendrían fuertes marejadas en el norte, desde Camagüey hasta Guantánamo, con una altura de las olas de tres a cinco metros e inundaciones costeras de ligeras a moderadas.

A pesar de las lluvias, la capacidad total de los embalses en el territorio cubano se encuentran en un 53,9 por ciento, según explicaron directivos de Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos en el programa televisivo Mesa Redonda.

El ojo de Matthew llegó a Cuba por Punta Caleta, Guantánamo, a las seis de la tarde del martes, y estuvo en este territorio caribeño aproximadamente cinco horas antes de retirarse por la Bahía de Mata cerca de la medianoche.

Imágenes publicadas en redes sociales y varios medios de prensa muestran derrumbes parciales y totales, inundaciones costeras y otros daños ocasionados por el fenómeno meteorológico, al tiempo que reportes de radioaficionados alertan sobre cuantiosas pérdidas en la agricultura y otros sectores.

La víspera, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, alabó los preparativos y esfuerzos de las autoridades, la prensa y la sociedad civil cubanas para enfrentar los embates del huracán de categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de cinco.

Por medio de una declaración Ban reconoció las medidas adoptadas en la isla para proteger la vida de las personas -hasta el momento no se reportan muertes- y los recursos económicos.

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.