Periódico de Sancti Spíritus

La bandera “equivocada”

cuba, orlando ortega, vallista cubano, juegos olimpicos rio de janeiro 2016

Ortega: Estoy muy orgulloso de haber puesto el nombre de España bien alto.

 

“Me dieron la de Cuba, pero estaba buscando la de España como un loco (…), la frase de Orlando Ortega que convirtió las redes en un avispero.

Según Aristóteles, hay tres tipos de argumentos: ligado al logos, ligado al ethos y ligado al pathos. El primero se ciñe al tema del mensaje; el segundo, a cuestiones éticas y morales, y, el tercero, a determinadas pasiones. Por lo común, los argumentos ligados al pathos (cuyo significado es dolor) no pretenden llegar a verdades algunas, sino a manipular ideas mediante la incitación de emociones primarias.

La historia recoge numerosos casos donde este último tipo de argumento fue utilizado para transmitir sentimientos de rechazo contra una persona o grupo de personas. Fue empleado por los colonialistas españoles para justificar la masacre de pueblos originarios en América; por Hitler para legitimar el asesinato de millones de judíos en Europa; por el senador McCarthy durante la conocida “cacería de brujas” en Estados Unidos.

El tiempo pasa, cambian las formas, pero no el contenido. Por ejemplo, durante los últimos días hemos visto cómo, en las redes sociales, se azuza el “linchamiento mediático” del periodista cubano Randy Alonso Falcón, director de la publicación digital Cubadebate y del programa televisivo Mesa Redonda.

¿El motivo?, traducir en palabras lo que, con una muy cuestionable actitud, claramente expresó el deportista de origen cubano Orlando Ortega —quien competía por España en los recién finalizados Juegos Olímpicos de Río— tras alcanzar la medalla de plata en el evento de los 110 metros con vallas.

Alguien del público le lanzó a Ortega una bandera cubana, pero este volteó su espalda y la dejó abandonada en el piso. Luego relató a la prensa: “Me dieron la de Cuba, pero estaba buscando la de España como un loco (…). “Estoy muy orgulloso de haber puesto el nombre de España bien alto”.

Su mensaje también sonó bien alto: se estaba excusando porque alguien le dio la bandera “equivocada”, la que “no era suya”. Quería poner el nombre de Cuba por lo bajo. Verum ipsum factum, solía decir Giambattista Vico ante casos semejantes. O sea, los hechos son los que cuentan.

Si Ortega hubiese tomado las dos banderas: la cubana y la española, yo lo hubiera entendido. Más aún, lo hubiera considerado un gesto elegante; pero, al rechazar la nuestra, no estaba protestando contra el Inder ni contra el sistema político cubano; estaba rechazando su cultura, su identidad, su nación.

Randy Alonso lo llamó “excubano” en su programa Mesa Redonda, y entonces en las redes sociales se desató la tormenta. No seamos ingenuos: bien se sabe de dónde parten determinadas “corrientes de opinión”. Vienen de los mismos que reciben millones de dólares para subvertir el orden constitucional en Cuba; dinero que es entregado por la nación que sueña vernos rendidos a sus pies y cuyo presidente hace poco conminó a que olvidáramos nuestra historia.

Así las cosas, empezó el intento de “lapidación mediática”. De pronto lo importante no era que alguien hubiese ofendido un emblema de la Patria y que, con tal acción, insultara a millones de cubanos para quienes la bandera simboliza orgullo por su cultura, su identidad y su historia. Tal detalle fue ocultado de manera alevosa, en tanto el verdadero propósito no era defender sentimientos de cubanidad, sino utilizar lo dicho por Randy para manipular pasiones entre los cubanos residentes en el exterior.

Mediante determinadas argucias propias de la desinformación, pretendían mostrarlo no como el periodista que ejerce su libre derecho a opinar, sino como una personificación del Consejo de Estado y la Asamblea Nacional, que prácticamente daba orientaciones a la Dirección Nacional de Inmigración y Extranjería. Pero no la orden de despojar de su nacionalidad a una persona en particular, sino a todos los ciudadanos cubanos residentes en el exterior. La intención era clara: lesionar determinados vínculos afectivos de los emigrados con su nación de origen.

Pero en las redes sociales también hay personas que no se prestan a manipulaciones y suelen colocar en un altar la verdad y la justicia. Tomados en falta, algunos de estos “neolinchadores” de pronto titubearon, y sus argumentos comenzaron a sonar ridículos.

Yo me acordaba de una frase acuñada dos siglos atrás por el pintor español Francisco de Goya: “Los sueños de la razón producen monstruos”. Atrapados en una lógica perversa, ni siquiera se daban cuenta de que, contradictoriamente, habían empezado a defender los valores de la Revolución.

Puestos a la defensiva, a uno se le ocurrió justificar la actitud de Ortega con el argumento de que la bandera, el himno y demás símbolos patrios hubieran identificado al deportista con el proceso político cubano. Luego, tras esa misma idea, llegaron otros.

¡Qué cosa…! Pero todavía faltaba lo más grotesco. Por ese mismo despeñadero, hubo quien empezó a esgrimir que la bandera era una simple “telita”, “un trapo coloreado”, “un instrumento de dominación”. O sea, la negación total de Maceo y Martí, detestable pretensión de prostituir su propia historia, los fundamentos sensibles de la nación.

Dejo al lector las múltiples valoraciones que se desprenden del caso. Solo acotaré una última paradoja: ¿Cómo alguien puede vociferar ofendido ante el término empleado por Randy, y al mismo tiempo callar impasible ante el ultraje de lo que dice defender? ¡Cosas veredes, Sancho!, diría Cervantes.


Comentarios

69 Respuestas to “La bandera “equivocada””
  1. Leonel Torres dice:

    Este es un comemierda que se cree el non plus ultra. Se formo en Cuba, lo estuvieron manteniendo hasta el otro dia y ahora se hace el gallego. Aqui no hay ninguna tormenta, no conozco a Randy ni veo mesas redondas, este periodista habra podido decir lo que le dio la gana otras veces, pero si dijo ahora que este guanajo no es cubano, estuvo bien dicho porque -entre otras cosas- ni el mismo quiere serlo, asi que le habra dado la razon. Vivo en Canada y para nada tengo que renegar que soy cubano, pero este indubito lo hizo en publico. Qué se vaya al zipote! Que hable con Resoplez para que lo enrole. Ya lo veran llorando miserias en Rancho Boyeros, el tiempo sera testigo.

    • aristoteles dice:

      No podemos obviar el hecho que Ortega, y el resto de los cubanos que se han hecho espan~oles han recitado, firmado y estado de acuerdo con el siguiente juramente, segun lo estipula la Ley espan~ola.

      Como Ortega hay muchos, muchisimos, la unica diferencia es que Ortega hizo patente su deplorable actitud en los juegos olimpicos.

      ————————————-
      ANEXO I
      Modelo de acta de juramento o promesa

      Datos que han de constar en el acta de juramento o promesa de obediencia al Rey y acatamiento de la Constitución y Leyes de España a efectos de la concesión de la nacionalidad española

      En …………………………………., a …… de …………………………. de dos mil ……………….

      COMPARECE quien acredita ser y llamarse ……………………………………………………….., nacido el día ………. de ………………………….. de 19 ……., en …………………………………………, hijo de ………………………….., y de ………………………….., de estado …………………………., vecino/a de …………………………………………, con domicilio en ………………………………………., calle …………………………………………………, y tarjeta de residencia n.º ……………………………Tlfno.: ………………………………..y dirección de correo electrónico ………………………………….

      MANIFIESTA: Que le ha sido notificada la resolución dictada por la D.G.R.N de fecha de……………………..de…………, por la que se concede al/ a la compareciente la nacionalidad española por razón de ………………….. y ello en virtud del Expediente tramitado en este Registro Civil con el n.º ………………. mostrando su conformidad con lo acordado. En cumplimiento de lo dispuesto en los artículos 23 del Código Civil y 224 del R.R.C, el/la compareciente EXPRESA:

      1.º Que …………………. fidelidad a S.M., el Rey de España.

      2.º Que …………………. acatar la Constitución Española y obediencia a las Leyes Españolas.

      3.º Que…………. renuncia a su nacionalidad …………………..

      4.º Que opta por la vecindad civil …………………..

      En lo sucesivo desea que su nombre propio sea el de ………………….. y sus apellidos, como primero ………………….. y como segundo ……………………

      Igualmente y de conformidad con lo establecido en el artículo 16, apartado 4.º de la Ley del Registro Civil, el/la compareciente solicita que se extienda la inscripción de su nacimiento, con nota al margen de su nacionalidad española, en el Registro Civil de ………………….. y se le expida una certificación literal de nacimiento para la obtención del DNI y Pasaporte españoles.

  2. Raul dice:

    Muy mal por Ortega de dejar la bandera en el piso,pero tampoco Randy Alonso es el indicado para criticar eso porque no decir toda la verdad u omitir verdades que son cruciales para nuestro pueblo ,que tantas veces él manipula y vicia con una ideología que pretende ser dueño de toda la verdad y anular cualquier otra opinión (es dejar en el piso nuestra bandera también).

    • Adonis D´ angeles. dice:

      Sr. Raul, muy acertado su comentario. Por ahí dicen que Ortega insultó al pueblo, Ortega no insultó al pueblo de cuba, no insultó a la nación. Yo formo parte de este pueblo, en lugar de Ortega, hubiera actuado de otra forma, pero no me siento insultado, porque sería darle el crédito que no tiene este atleta al tomarme su acción como algo personal.

      Sr. Antonio Rodríguez Salvador, de usted yo solo pretendo citarle dos de sus párrafos, y ofrecer mi punto de vista… Créeme que he demorado, a pesar de la insistencia de algunos amigos que me pedían escribiera sobre este tema. No quería hacerlo, porque como es norma, el sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios y, la línea que separa los denigrantes, ofensivos, y difamatorios, de lo moderado, es muy delgada en estos tiempos todavía.

      Citas:
      (…) Si Ortega hubiese tomado las dos banderas: la cubana y la española, yo lo hubiera entendido. Más aún, lo hubiera considerado un gesto elegante; pero, al rechazar la nuestra, no estaba protestando contra el Inder ni contra el sistema político cubano; estaba rechazando su cultura, su identidad, su nación. (…)

      (…)Randy Alonso lo llamó “excubano” en su programa Mesa Redonda, y entonces en las redes sociales se desató la tormenta. No seamos ingenuos: bien se sabe de dónde parten determinadas “corrientes de opinión”. Vienen de los mismos que reciben millones de dólares para subvertir el orden constitucional en Cuba; dinero que es entregado por la nación que sueña vernos rendidos a sus pies y cuyo presidente hace poco conminó a que olvidáramos nuestra historia. (…)
      Fin de las citas

      En el mundo, yo no tengo más hermano que los que amen y respeten mi bandera; pero quien la desprecie, aun siendo cubano, no le juzgo, porque él mismo asume una responsabilidad ante su conciencia, ante Dios, y ante la historia.

      Ortega tiene la nacionalidad española. Dejó claro al optar por esa nacionalidad, que renunciaba a la cubana, porque así lo exige el artículo 23 del Código Civil Español y, el 224 del R.R.C (reglamento para la aplicación de la ley del Registro Civil Español.

      ¿Quién le otorga el derecho a Randy Alonso Falcón, para juzgar la actitud de Ortega? ¿Con qué derecho cientos y cientos de cubanos comentaristas en los foros debates de los diarios digitales en cuba, le llaman traidor? ¿Cuál juramento ha vencido Ortega sin cumplir para cuba?

      Es imposible criticar la acción, prejuzgar y llamar traidor a una persona en estas circunstancias, sin caer en el acostumbrado abismo de la mediocridad y lo trivial.

      Tampoco por esta manera de pensar, soy de esos cubanos que opinan y como asegura el autor de este artículo, reciben millones de dólares para subvertir el orden constitucional de Cuba. Es una afrenta a los que pensamos y opinamos distintos a las manifestaciones de Randy y a este discurso suyo.

      Duele y nos contrista el espíritu todo, cuando vemos la bandera nuestra, la que en encendido verbo nos pintaba Bonifacio, tirada en el suelo abandonada. Duele, porque cada uno de nosotros que la amamos, no pudimos estar allí para salvarla de ese instante; pero no me lastima el hecho que un Español prefiera su bandera antes que la mía, solo porque por sus venas corra esta sangre criolla que nos mueve y nos excita el espíritu.

      El significado de la palabra patria no debe estar ligado a connotaciones políticas o ideológicas, tiene muchas definiciones y cada individuo da la interpretación que considere justa. Para mí, mi patria es cuba, lo será mientras tenga este trozo de vida, no importa a donde vaya. Cuando he estado fuera de cuba, el día más feliz es cuando le digo adiós a las tierras ajenas. Podré defender mañana otra bandera, pero seguro moriré abrazado a la mía. Y eso, Sr. Antonio Rodríguez Salvador, inspirador de estas líneas, es lo que me importa.

      A Ortega lo dejo feliz con su bandera, y le deseo que la ame tanto como el más patriota español.
      A Randy Alonso Falcón le digo que su mesa redonda debió estar basada en Mijaín López Núñez, o en los muchachos del Boli de playa, no sobre la bandera equivocada de Orlando Ortega, porque de esta manera, no ganará el respeto y el cariño de los cubanos, y sí, la crítica feroz de los que esperan solo estos momentos mediáticos para darle una connotación política a un hecho que no lo lleva. Usted le ha servido la mesa al mundo mediático, ahora debe recoger los residuos que estos dejan, y hágalo con honor.
      Y a usted, señor intelectual, ya que citas a Aristóteles, espero sepa entender, que el hacer justicia es el medio entre hacer agravio y recibirlo.

      Y a todos los que están dentro y fuera de cuba, estas palabras del Maestro: Agradezca, por hoy y para mañana, cuanta justicia y caridad reciba Cuba. A quien me la ama, le digo en gran grito: ¡hermano!

      Y yo no tengo más hermanos que los que me la aman.
      Un abrazo a todos.
      Adonis.

      • Ernesto dice:

        Siuiendo su ejemplo, cito dos ideas de dos de sus párrafos:

        “Duele y nos contrista el espíritu todo, cuando vemos la bandera nuestra, la que en encendido verbo nos pintaba Bonifacio, tirada en el suelo abandonada. Duele, porque cada uno de nosotros que la amamos, no pudimos estar allí para salvarla de ese instante; pero no me lastima el hecho que un Español prefiera su bandera antes que la mía, solo porque por sus venas corra esta sangre criolla que nos mueve y nos excita el espíritu.”
        El significado de la palabra patria no debe estar ligado a connotaciones políticas o ideológicas, tiene muchas definiciones y cada individuo da la interpretación que considere justa…..”
        Es decir, que ya ud calificó a Ortega como Español, luego NO ES CUBANO, solamente corre por sus venas sangre criolla. Siguiendo esa lógica, está bien empleado el término excubano..¿No cree ud?
        Siguiendo su otro razonamiento, todos y cada uno de nosotros está en su PLENO DERECHO de interpretar el significado de la palabra PATRIA, por lo que los que la asociamos indivisiblemente a NUESTRA BANDERA, tenemos por consiguiente, todo el derecho de llamar APATRIDA al que no la respete…
        Así es que no veo por qué ud. critica a Randy, él está ejerciendo los derechos que ud. en tan largo escrito, defiende.

      • Luis Luque dice:

        Sr. Adonis:

        Hay un pequeño error en lo que Ud. dice. España no acepta la doble ciudadanía, cierto, EXCEPTO para las personas originarias de países iberoamericanos. Para los cubanos, el requisito de renunciar a su nacionalidad para adquirir la española no es válido, como no lo es para el resto de los iberoamericanos.

        Saludos desde Madrid,

        Luis.

        • aristoteles dice:

          Falso, La ley española hace una excepcion con los latinoamericanos residentes en España que acceden a la ciudania por tiempo de residencia legal.

          Pero los ciudadanos de otros paises que se hicieron ciudadanos espanoles bajo la “Ley de Memoria Historica” y que no eran residentes de España en el momento de su naturalizacion SI SE EXIGIO EL REQUISITO de RENUNCIAR A LA CIUDADANIA DE SU PAIS DE ORIGEN y TODOS, SIN EXCEPCION firmaron y juraron lealtad a la Corona Española, sus leyes y su Constitucion.

          Que hayan “jurado” de los dientes para afuera o como “puro tramite” o “otro papel que hay que firmar” no cambia para nada el sentido del juramento y no cambia el hecho que por unos pocos $$$ estuvieron dispuestos a jurar lealtad a un gobierno extranjero y a renunciar a la ciudadania del pais en que VIVEN.

      • Yolimar dice:

        Un comentario breve si José Martí, nuestro apostol hubiese presenciado ese suceso de seguro hubiese escrito un artículo con el título: Vindicación de la bandera. Dudo mucho que este atleta en cuestión dejara de amar su Patria, a su familia, a sus amigos, a su barrio, a su gente, por eso es lastimoso ver como dio la espalda a la Bandera Cubana, esa situación lo sobrepasó y no supo como resolverla o darle una solución elegante, de consulta con su almohada estoy seguro lamentará haber actuado así, y aunque no me siento con el derecho de criticar su actuación creo que su deber era no haberle dado la espalda, no importa que ya no vivas en Cuba, que tengas otra nacvionalidad o ciudadanía, pero tu bandera sigue siendo tu bandera. Hay atletas que no viven en Cuba se han ido incluso de forma ilegal, sin embargio no hablan mal de su país, sin embargo hay otros que enseguida la emprender contra Cuba, que si tuvieron que abanadonar porque eran perseguidos políticos, que aquí no había libertades etc. etc. cunado todo el mundo sabe que se fueron por buscar nuevos horizontes en el deporte o sencillamente porque les dio la gana, así que finalizando me dolió ver a un atleta joven, formado en nuestro país, de seguro con muchísimos valores dejar tirada en el suelo a nuestra enseña nacional como si fuera un trapo, Ya no soy tan joven pero de seguro cuando Orlando Ortega tenga más años se arrepentirá de haber dejado olvidada a la bandera cubana en el suelo del estadio, mis hijos de seguro lo leerán algún día dicho por el mismo atleta.

  3. Antonio dice:

    ANTONIO RODRÍGUEZ SALVADOR.

    Quisiera que me aclararas algo, Randy hablo asi antes de que ortega compitiera, ganara su medalla de plata y ofendiera nuestra bandera????

    Hay que ser honestos y decir la verdad tal y como es, SI.. es verdad que ofender la bandera cubana es eso, una gran ofenza y merece toda la critica y rechazo del mundo.
    Pero el senor Randy…. es adivino, o profeta?? ofender y descalificar sin causas (antes de que sucedan los hechos) no es justo ni etico y demuestra quien eres y que haces.

    al usted intentar justificar lo incorrecto con lo sucedido despues, eso es manipular la informacion, el mundo esta lleno de malas intenciones… cuales son las suyas?

    Saludos desde Houston Texas …. el pais del enemigo.

    • Antonio Rodríguez Salvador dice:

      ¿Cuáles son mis intenciones? A ver, un pintor pinta, un cantante canta, y un intelectual opina. Mi intención es opinar sobre un hecho determinado; el que se relata en el artículo.
      A mí me parece un tanto simpática la versión que ahora se cuenta. Creo que por razones obvias no les salió bueno el show (el cubano es muy patriota esté donde esté) y ahora tratan de hacer control de daños. Sin embargo, esa versión se la podrán dar a usted que está en Houston, pero no a los cubanos que estamos aquí en la Isla. Fueron trasmitidas más de 600 horas de Juegos Olímpicos por la televisión. Antes del lamentable hecho protagonizado por Ortega, aquí vimos cómo Sotomayor, boxeador de origen cubano que venía por Azerbaiyán, le ganaba a Toledo que peleaba por Cuba y lo sacaba de las medallas. Vimos también cómo el gimnasta Leyva, que venía por USA, le ganaba a Manrique con igual resultado. Que yo sepa, nadie se ofendió por eso. Eran 18 cubanos que representaban a otros países y los vimos a casi todos.
      También lo saludo. Desde Jatibonico, en el país de los amigos.

      • Antonio dice:

        Me alegra que me haya respondido, SABIA EXACTAMENTE COMO ME IBA A RESPONDER, a responder asi me ensenaron en la primaria alla en cuba, pero en ese momento en que no tenia modo de comparacion, ni informacion me lo crei muy en serio. Por eso lo entiendo.
        El principal problema no fue ORLANDO, he aprendido a respetar las decisiones ajenas, acertadas o no, siempre pagamos por decidir y el tiempo se encarga de pasarnos la cuenta, como hoy se las esta pasando a muchos en el mundo y en cuba.
        Me recuerdo, en los anos 80 todo lo que se decia y se hacia en las calles, inducido y orientado “desde arriba” acerca de los que decidieron emigrar por el mariel… y lo que ha sucedido despues… sabes como intelectual que eres de lo que hablo, en cada discurso, en cada lema, en cada oportunidad, todos los calificativos recibidos… ahora uno mas.
        Te recomiendo leas otro punto de vista, no se trata de estar de acuerdo, se trata de ser libre de comparar, criticar, pensar sin ataduras, y sin dependencia de neuronas ajenas. (pienso que usted puede)
        https://www.cibercuba.com/noticias/2016-08-23-u143327-orlando-ortega-y-el-absurdo-de-la-oncena-valla
        Cito algunos parrafos:
        Comienzo de la cita:
        El “excubano” usado en la Mesa Redonda sería anécdota si no fuera porque es expresión de una sistemática política de estado. Se equivocan los que piensan que está inflamación ante el calificativo es un ajuste de cuentas al periodista. Si las autoridades nacionales no hubiesen tratado a su emigración como excubanos durante tantos años, el término habría pasado como un desafortunado gazapo.
        Pero el “excubano” de Randy Alonso no está solo. Es más, no es suyo. Está en la historia reciente. En la ausencia de la palabra emigración en el documento de Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano, que hoy se discute por toda la isla, y en los discursos de los principales dirigentes del país cuando se habla del futuro de Cuba. En la ausencia de programas gubernamentales para favorecer puentes con una diáspora que se estima sea superior a los dos millones de cubanos. Está, por demás, en el limitado o casi nulo reconocimiento del aporte de la emigración a la economía nacional. Eso a pesar de haberle aportado al país 3.354 millones de dólares en 2015 por concepto de remesas, según datos de The Havana Consulting Group. Está en el delay de varios días con que apareció en la prensa cubana la noticia de la crisis migratoria provocada por 8000 cubanos en la frontera de Costa Rica.
        “Excubano” no es un término accidental. Más que un gazapo ha sido una práctica de estado que este episodio ha vuelto a desempolvar.
        Fin de la Cita.

        ….. EL PRINCIPAL PROBLEMA NO ES ORLANDO……

        Tengo la esperanza que pueda leer esta respuesta completa, sin editar, aunque las cosas SI estan cambiando en CUBA, todavia desconfio que el periodico para el que trabajas este libre de censuras, he tratado de no ofender a nadie pero hay cosas odvias….

        SALUDOS…. Antonio, desde Houston, Texas donde es legal y libre leer el escambray….

  4. cristodecuba dice:

    Buen articulo de salvador, ademas muy claro, quien deja en el suelo la bandera del pais donde nacio, entonces es que no lo respeta, por tanto creo que el mismo se consideró excubano.
    Recuerdo ademas que incluso hubo su disputa entre el COI y la Asociacion de atletismo, alrededor de si ortega podia o no competir por España, y Cuba No se insmicuyó en el asunto.
    El escogio representar otro país, lo hizo pero si se sintiera CUBANO habria abrazado la de la estrella solitaria y la de España.
    No he visto otras declaraciones del vallista, desconozco si en alguna reconocio que llego a la medalla olimpica por que lo formaron como atleta instituciones y entrenadores cubanos, asi que pudo incluso dedicar un “pedacito” de la medalla al terruño que lo formo como persona y corredor.

  5. aristoteles dice:

    Yo lo que nunca entendi de toda la situacion fue porque a un atleta que representa a Espan~a se le entrega una bandera de otro pais.

    No se las motivaciones de Ortega y los detalles de lo que sucedio no estan muy claros. Lo que si queda en evidencia que fue una accion de muy poca clase dejar la bandera cubana tirada en el suelo, lo correcto hubiera sido devolversela a quien se la entrego, darle las gracias y decirle que el no estaban compitiendo en representacion de Cuba.

    Dejamos claro que la accion de Ortega de ignorar y dejar la bandera de su pais de nacimiento en el piso estuvo mal, tambien estuvo mal tirarle una bandera cubana a un deportista que no esta representando a Cuba, y para poner las cosas en perspectiva, las declaraciones de Randy Alonso tambien pasaron de lo justo porque la nacionalidad de nacimiento no se le puede quitar a nadie independientemente que respete o deje de respetar los simbolos de la patria.

    Y para los que relacionan bandera, escudo e himno con sistema politico, pues muy equivocados estan. Relacionar patria con el gobierno o el sistema de turno es absurdo y un total sin sentido.

    Al final se ha creado una situacion que va mas alla de lo deportivo y muy mal manejada por todas las partes involucradas y posiblemente sacada del contexto.

  6. Ernesto dice:

    La bandera no se tira al piso. La de ningún país. El hacerlo es una ofensa a esa identidad nacional. Por eso se debe -Orlando Ortega- disculpar, y punto. Mas el tema de fondo es otro: por que tiene el cubano que emigrar para poder triunfar, para poder prosperar? Ideología aparte; por que un Español, y hasta un Vietnamita, pueden ser codueños, con el Estado Cubano, de un Hotel de 100 habitaciones en Cuba, y un cubano no? Se imaginan la que se forma si un Cubano, que sale al exterior, se gana, digamos, 100 millones de dólares en la lotería, y decide, invertirlos en su patria; Cuba? Invertirlo en -digamos- un Hotel, en una fábrica de zapatos, o simplemente en acciones del ron Habana Club. Puede hacerlo? Pues bien; no puede. Un español si. Un Chino también. Siendo este último, que ironía, ciudadano de un país socialista. Me gustaría saber en ese caso, Antonio Rodriguez Salvador, que piensa usted. No es eso una forma diferente de auto pisotear la soberanía nacional? Con todo el respeto ustedes se merecen, ayúdenme por favor a ver en que me equivoco. O, no!

    • Antonio Rodríguez Salvador dice:

      Estimado Ernesto, ¿Por qué le preocupa mi opinión sobre ese particular? ¿Acaso no está convencido de la suya? ¿O es que Ortega quería montar una fábrica en Cuba? Las cosas siempre se pueden ver desde ángulos opuestos. Por ejemplo, sobre ese tema del progreso, podría decir que, por un lado, Ortega prosperó: ahora es subcampeón Olímpico. Sin embargo, mirado el asunto desde otro ángulo, involucionó. Ahora hizo tiempos muy inferiores a los que solía hacer cuando competía por Cuba. Cuando era entrenado aquí, por Antúnez, llegó a marcar 13,09 segundos, mientras que ahora no bajó de 13,30.
      Usted dice: “problema de fondo” y luego explica razones vinculadas al dinero. Aquí hablamos de un tema sensible para la nacionalidad; valores del espíritu que, para mí, no son tangibles. De modo que no entiendo cómo pudieran estar relacionadas las palabras “bandera” y “dinero”. Pero bueno, ya dije que todos tenemos una visión particular de las cosas. Por eso también me gustaría saber cuánto dinero vale para usted lo que simboliza la bandera.

      • Aristoteles dice:

        Antonio,

        Mucha razon tiene usted, esto es un tema muy sensible para la nacionalidad cubana. En realidad hay que estudiar mucho lo que esta pasando.

        Independientemente de diferencias politicas, algunas irreconciliables, por mucho tiempo los cubanos que salian de Cuba seguian siendo cubanos, poniendo su cubania (a veces de manera equivocada) por encima de todo.

        Pero en estos momentos vemos que miles de cubanos juran fidelidad a otras banderas y a Reyes extranjeros solo por unos pocos euros y luego te los encuentras en Madrid donde llevan dos meses arrastrando la zeta y llamando sudakas a los hermanos latinoamericanos.

        Y lo que digo no son unos pocos cubanos, son varios miles, y eso sin contar los que se han ido a Ecuador y se han hecho ciudadanos de Ecuador.

        Hay que reconocer que muchos de los “gusanos” que abandonaron el pais en las primeras decadas, se establecieron en USA y NUNCA se hicieron ciudadanos norteamericanos, porque la primera cosa que hay que hacer para recibir la ciudadania de otro pais es renunciar a la propia.

        El problema va mucho mas alla de Ortega y sus actitudes y vale la pena un estudio profundo para revertir la situacion antes que sea muy tarde.

      • Ernesto Glez dice:

        Gracias por su respuesta Antonio. Por supuesto la misma me interesa. Sobremanera. Al final es interesante el ver, y aprender, de los puntos de vista de otras personas. Como le decía (escribía) la bandera no se tira al piso. La de ningún país. El hacerlo es una ofensa a esa identidad nacional. Mas, por ello, y por el no disculparse, Orlando Ortega es un idiota y punto. Ahora, dinero, prosperidad, identidad nacional, bandera, escudo, patria. Es hartamente conocido los cubanos emigran actualmente por problemas económicos. No políticos. El argumento que la inmensa mayoría de ellos expone al salir de Cuba es que lo que quieren es prosperar. La política nos les interesa. Están cansados de ella. Cerca de 80,000 Cubanos emigran todos los años. Claro, estadísticamente hablando, que esa cifra no es comparable a los 11 millones de cubanos que no lo hacen. Como decía la inmensa mayoría de ellos lo hace porque quieren prosperar, ya que en Cuba no lo pueden hacer. Si los dejaran prosperar en Cuba, ser codueños de Hoteles, fábricas, etc., al final estarían obligados a dos cosas. Una, a contribuir a la educación, y prosperidad, de los demás, vía impuestos. Con ello la nación, Cuba, también prosperaría. Porque separar lo uno de lo otro? En un caso extremo eso es lo que hace la casta de intocables en la India. Por otro lado, si los dejaran prosperar en Cuba, no tuviesen que emigrar. Respeto su punto de vista. Y lo acepto. En lo particular Orlando Ortega no me interesa. Si mejoró o empeoró su record, es su problema. Mas Cuba, su bienestar, su prosperidad, y en general los Cubanos, eso sí me interesa. Gracias, Antonio, por el haber intercambiado su opinión conmigo.

        • jose dice:

          Ernesto:como usted dice los cubanos emigran por problemas economicos no politicos,cual es la razon de los problemas economicos? no sera el manejo de una mala politica?,entonces por que critican tanto a orlando ortega es obvio que queria superar la vida que tenia en cuba y eso es humano,dejen el temita de la bandera el no fue el que la tiro al piso que si la tenia que recoger o no ,no podria ser una provocacion para dejarlo mal parado y armarle esta mala propaganda?,para mi sigue siendo tan cubano como las palmas,somos cubanos por nacer en cuba asi de simple mas alla del lavado de cerebro,saludos desde el imperio.

          • Ernesto Gonzales dice:

            Asumamos Jose, es por problemas políticos…. por que no se quedan entonces en Cuba a resolver esos problemas políticos, como lo hace el resto del mundo? No señor, emigran por problemas económicos. Emigran para resolver su economía. Para prosperar. Mas lo triste verdaderamente es que no lo puedan hacer, el prosperar, en casa; en Cuba. Pais bello. Gente educadas (algunos no tanto; como en todos lados), gente pacifica; en general.

            Por cierto; desde que imperio nos escribes, Jose; del Chino? Del del siglo 21 (XXI)? 19 (IXX)? 20 (XX)?

            • jose dice:

              ERNESTO:toda emigracion tiene una connotacion economica eso nadie lo duda,pero debido a que? todos los paises tiene sus problemas politicos incluyendo Cuba,y no sigo ahondando pues eso usted como cubano lo sabe igual que yo.le pregunto con todo respeto y me gustaria usted me contestara en CUBA se puede prosperar? por que el cubano de a pie y tambien los que no son de a pie hacen lo imposible para emigrar a otros paises en busca de mejores oportunidades incluso a riezgo de su vida,usted debe saber lo que dijo nuestro apostol Jose Marti:”cuando un pueblo emigra……complete usted la idea del apostol.concluyo: las causas de la emigracion de los cubanos es indisolublemente politico-economica no me queda la menor duda.lo ideal seria poder prosperar en el pais que uno nacio y ama pero cuan dificil se hace, es lamentable pero real.CUBA es bella estoy de acuerdo con usted y su gente son educadas y trabajadoras cuando se le deja trabajar echan para delante como por ejemplo aqui en USA,un dia salieron de CUBA sin un centavo y hasta con deudas y hoy son prosperos comerciantes e infinidad de profesiones donde les va muy bien incluyendo excelentes deportistas con muy buenos cheques.y tambien cubanos que han fracasado por su mala cabeza sobre todo,saludos.

  7. RULY EL SPIRITUANO dice:

    El hecho de Ortega es despreciable,que no tenemos el derecho y el deber de olvidar nunca tamaña afrenta a nuestra gloriosa bandera.Pero denota nuestras debilidades que de toda indole, máxime de corte cultural,tenemos en el formación de nuestros atletas de alto rendimiento en particular, cuando aún se aprecian a estas alturas estos actos,creo que seria bueno hacerle la pregunta a Ortega del significado de la bandera de sus franjas blancas,azules,su rojo escudo y su estrella solitaria,estoy seguro de la respuesta: no sabe

  8. ARTURO dice:

    Soy de La opinion que aqui existió uma malicia intecionada y selectividad de ese calificativo, hasta ahora no usado y si alguine lo hizo era en ambiente privado. Se usa en ese momento con ese deportista porque estaba compitiendo por otra nación, Pero seran llamado asi todos los cubanos con otras nacionalidad a partir de ahora, como por ejemplo cuando se refieran a Javier Sotomayor van a llamarlo en excubano Javier Sotomayor. Por la aprobacion de la nacionalidad española de ambos ocurrio en la misma oportunidad.

    Y nada tiene que ver esas declaraciones de Randy con las declaraciones de Ortega, porque cuando el periodista dijo esa palabra Ortega aun no habia ganado la medalla ni mucho menos dados las declaraciones.

  9. Javier Gómez Gutiérrez dice:

    Lo que da es verguenza y lástima la actitud de Ortega, no tiene patria y si amos, ojalá y le vaya bien siempre, veremos que pasa cuando deje de ser un “símbolo” para el deporte español

  10. yayabero100% dice:

    Creo que es una de las mejores respuesta a toda esta tormenta en las redes sociales, creo que randy en su intervención se referia a este corredor por la actitud asumida ante su bandera, ya no es un problema técnico de si se contempla o no en la constitución como muchos aluden, es un problema de principios de defensa de nuestros simbolo patrios que representan a una nación, sea cual fuera su sistema politico, Ortega mismo se declaro como un excubano y hablo de él, el en su gesto hacia la insignia patria la declaro como su exbandera y porque como dice el destacado intelectual espirituano no han protestado contra eso, Ortega no lo dijo pero actuó en contra de lo debia ser su bandera y en su gesto la declaro como su exbandera, Ortega mismo rompio definitivamente con su nacionalidad y ya veremos como el tiempo le pasa la cuenta, corre mucho Ortega que cuando tus exitos acaben no será nada, ojala y este equivocado.

    • Aristoteles dice:

      primero, nadie puede aunque quiera romper con la nacionalidad de nacimiento, es imposible, siempre estara en tu pasaporte.

      segundo, ningun cubano puede eximirse de la nacionalidad cubana sencillamente porque cada vez que visite la isla es obligatorio portar pasaporte cubano.

      tercero, me parece que la situacion se esta sacando de contexto. A fin de cuentas Ortega estaba representando a Espan~a que fue el pais que lo invito a su equipo nacional para participar en las Olimpiadas, y por tanto resulta procedente que use la bandera espan~ola.

      Creo que dejando tirada la bandera cubana Ortega actuo con muy baja clase, bajisima clase, porque lo correcto era negarse cortesmente y devolverla al que la tiro. Pero tambien me pregunto, por que no cuestionamos al que tiro la bandera? porque vamos a estar claro, es una falta de respeto con el pais y la patria tirarle la bandera al representante de otro pais.

      Para mi eso es como pedir de lismona que nos saque la bandera a pasear porque nosotros no pudimos ganar la medalla. Alguien sabe quien fue el que le tiro la bandera cubana a un deportista de otra delegacion?

      • yayabero100% dice:

        Estoy claro de sus puntos de vistas, y como le dije yo no me refiero a este aspecto desde el punto de vista legal, Ortega no le importa para nada que lo llamen asi, el no ha dado la más minima opinión sobre el tema, conozcos muy buenos cubanos que hoy no reciden en la Isla y son puramente cubanos y se que varios no piensan como yo, pero son excelentes cubanos, excelentes personas que aman a este país, a su bandera, a su gente, ella (la bandera) representa a una nación, no importa donde vivamos y debemos sentirnos representados por ella, no sé la persona que le tiro la bandera, ni la intención por lo que lo hizo, pero conocemos la actitud asumida por Ortega y sus tristes declaraciones despues. un saludo y que tenga un buen día

        • manolo dice:

          Para hablar de los temas hay que informarse Mi mujer es cubana y esta nacionalizada española y aqui nadie la obligo a renunciar a la nacionalidad Solo es voluntario pues aqui hay libertad para pensar hablar etc

          • Arturo dice:

            A veces me pregunto quien hace más daño a mi país, quien pretende tapar los errores o quien pretende enmendarlos cometiendo horrores, soy cubano, desde hace casi 20 años resido en España, hijo de emigrantes españoles y si tuve que jurar la lealtad a la constitución y al Rey, no puedo gritar abajo el Rey porque el artículo 490 del Código Penal español lo tiene tipificado como delito público, o sea perseguible de oficio.
            En mi habitación hay una bandera cubana para tener un pedacito de mi Cuba materialmente, solamente quiero decir que quisiera poder tener en España la libertad que tuve en Cuba para poder denunciar hechos ocurridos en mi vida personal y que me he tenido que tragar, no por que hayan variado mis principios morales ni éticos, sino porque vivo en la madre selva y como buen animal he de adaptarme para poder sobrevivir, por eso Manolo discrepo profundamente de la libertad que hablas, o es que quizás yo no la he descubierto, aquí existe libertad de hablar lo que se antoje menos de lo que verdaderamente importa.

            • aristoteles dice:

              Y asi, categoricamente en pocas lineas Arturo retrato a la Espan~a de hoy. Y ademas dejo las cosas muy claras.

              A diferencia de Arturo, que VIVE y TIENE QUE VIVIR en Espan~a, hoy en dia miles de cubanos han decidido voluntariamente jurar lealtad al Rey de la Metropoli, dejar su ciudadania de lado y todo eso sin la menor intencion de irse de Cuba. El unico motivo son $$$$$$$ y por supuesto meterse un pasaporte europeo en el bolsillo porque segun ellos el pasaporte cubano no sirve para nada.

              En fin, que nos hemos rasgado las vestiduras al aire por la accion de Ortega cuando en realidad esa accion es solo la punta del iceberg. El problema es de magnitudes siderales y de la cubania de la que tanto hablo Marti cada vez queda menos. TRISTE PERO CIERTO.

      • asiel pereira dice:

        estoy muy deacuerdo con usted aristoteles una ecelente exposicion de su punto de vista bien claro y consizo lo menos que podia haber hecho era recojerla y entregarla al que la lanzo como un gesto de amor y respeto no creo que por recojer una bandera sea cual sea el pais lo fueran a desclificar .muy mala reaccion de parte de ortega aunque no lo jusgo nose tampoco a que distancia se encontraba de nuestra amada bandera ..Bendiciones saludos desde U.S.A 100%
        CUBANO


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.