Otro aval de calidad para industria pesquera de Tunas de Zaza

Más de 15 surtidos derivados de especies marinas se exportan con alto grado de inocuidad hacia países de Europa

sancti spiritus, tunas de zaza, pesca, industria pesquera
Los requerimientos en cada proceso productivo fueron verificados por la Oficina Nacional de Normalización. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

La industria pesquera de Tunas de Zaza, una de las más modernas de Cuba, suma otro aval a su lista de acreditaciones, al lograr la certificación de los sistemas de gestión integrada bajo los estándares de calidad que rigen las normas ISO -9001 y la NC 136 cubana, las cuales le permite enviar sus producciones al mercado internacional con un sello distintivo y único.

En declaraciones a Escambray Donis Alberto Gómez Salas, director de la Empresa Pesquera e Industrial de Sancti Spíritus (Episas), dijo que durante casi cinco años el colectivo de trabajadores del centro se mantuvo inmerso en la preparación de todas las áreas y documentación vinculadas a los diferentes procesos para asegurar que los más de 15 surtidos procesados allí a partir de especies marinas con destino al mercado internacional salgan con mayor inocuidad, calidad y garantía.

Ello permitió que la Oficina Nacional de Normalización, tras una minuciosa revisión, otorgara la certificación de gestión integrada a esta industria, una de las pocas del país que lo logra.

Añadió Gómez Salas que durante la pesquisa fueron objeto de revisión el laboratorio de la industria, las áreas de procesamiento y los sistemas de residuales, entre otros locales.

Con anterioridad la industria tunera, responsable de procesar camarón de cultivo y plataforma, langosta, especies de escamas, cobos, cangrejos y otras variedades del medio marino, alcanzó el certificado que otorga la Unión Europea para la exportación del camarón, producto líder, hacia los países que la integran.

De esta forma Tunas de Zaza traspasa los umbrales del mercado en frontera para adentrarse con mayores garantías en la competitividad del mercado internacional.

Estos avales no son para toda una vida, por tanto, a la vuelta de dos años ya estarán inmersos en otro proceso de inspección, lo que sin dudas mantiene en jaque a los trabajadores de Episan, que apuestan por mantener estas garantías de calidad mientras exista un solo pez que procesar en la planta de beneficio ubicada en el sur de Sancti Spíritus.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.