Reanimación de comunidades en Sancti Spíritus: La Redonda muestra sus credenciales (+fotos)

Un Consejo Popular de Fomento, beneficiado por la reanimación comunitaria, muestra sus credenciales. Productores de café, mármol y cultivos varios validan la solidaridad que les ha granjeado éxitos

sancti spiritus, fomento, la redonda, reanimacion de comunidades, poder popular
Tras ser remozado, el CMF No. 31 acogió una jornada masiva de donaciones de sangre. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

“Coja un camino a la izquierda al pasar la lomita”, indica al equipo reporteril un motorista ataviado de verde olivo que viaja en sentido contrario. En la carretera que lleva desde Sancti Spíritus hasta Fomento no hay cartel que anuncie la existencia del lugar al que nos dirigimos. Al término de la estrecha vía se abre el panorama rural que signa todo el asentamiento: una carreta con lecheras donde hasta un rato antes estuvo el producto que ahora mismo expenden en la tienda, jinetes con sombreros, varios perros, alguna que otra res y un edificio biplanta con la inscripción CMF No. 31, señoreando en la pradera rodeada de vegetación.

¿Boris? Pregunto al mulato joven que clava sus ojos en el jeep de Escambray al momento de detenerse. “El mismo”, responde sonriente el presidente del Consejo Popular La Redonda, quien a su vez es delegado de la Circunscripción No. 28, donde nos encontramos. Alrededor suyo hay un grupo mayoritariamente masculino, pero también varias mujeres. Adentro, en el consultorio, otros moradores aguardan. ¿Tanta gente enferma?, se pregunta la reportera y al echar una ojeada obtiene la respuesta: el lugar es sede de una jornada masiva de donaciones organizada por el personal del Banco de Sangre de Fomento, de conjunto con los representantes del gobierno en la base.

Dicho suceso matizará la mañana, con el ir y venir de lugareños de un lado a otro del puente sobre el otrora río y hoy micropresa Rosario, donde un hombre pesca en una chalana. Una calle sin asfaltar, pero recién mejorada, exhibe a ambos lados plantas disímiles, muchas de ellas florecidas, y viviendas pintadas. Este lunes de noviembre flota en el aire un ambiente de confort, palpable en la mujer que charla con su vecina, en la otra que lamenta haberse perdido la feria del sábado, pero alaba la gala cultural del viernes en la noche; en las gemelas Edeiny y Edeily, vestidas de rojo y lila y en franco retozo con su amiguita Rosmery. Las tres ejecutan piruetas para ser atrapadas por el lente.

sancti spiritus, fomento, la redonda, reanimacion de comunidades, poder popular
La Redonda cambió con la nueva parada de ómnibus y los beneficios constructivos a la bodega, farmacia y punto de venta del Círculo Social. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

“¿Lo del sábado? Magnífico. Vendieron comida de todo tipo, queso, helado; arreglaron ollas y hornillas, vendieron piezas, pusieron música”, resumen varios de los entrevistados, mayoritariamente campesinos. “Que se repita, que no se olviden de nosotros”, no faltan las recomendaciones.

Con 92 donaciones de sangre contando esta que acaba de realizar, Juan Carlos Cabrera Zayas se siente útil. Trabajador de la UBPC Delicias sostiene, mientras termina la merienda de rigor, que quiere salvar vidas y siempre piensa que su gesto ayudará, sobre todo en momentos de accidentes. “Es cuestión de conciencia”, afirma. El 13 de agosto pasado se realizaron allí 30 donaciones y hoy se aspira a una cifra superior sin que los voluntarios se reiteren.

sancti spiritus, fomento, la redonda, reanimacion de comunidades, poder popular
Boris Cabrera Zayas, presidente del Consejo Popular y delegado de La Redonda, departe con uno de los vecinos. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

AQUÍ EL HUMANISMO SOBRA

“Ese ajetreo que usted ve es común en La Redonda. La gente se visita, comparte, aquí lo que sobra es humanismo”, aduce Boris Cabrera Zayas, quien casi a cada paso es interpelado de forma cariñosa. A mitad del recorrido aporta el elemento que permite entender la comprensión para con sus más de 1 400 electores y, en particular, la exclamación de Tareco, el líder informal más conocido por todo aquello, quien subraya que “este delegado es el mejor del municipio y probablemente de todo el país”. Se trata de un promotor cultural con mucho espíritu de superación que se propuso transformar su comunidad para bien, a cuya jovialidad natural suma una facilidad de palabra que le abre muchas puertas.

“No es que sea el más popular, sino que soy más conocido, a eso hay que agregar la respuesta de la gente”, aclara, en un rapto de modestia. “Cuando el Matthew aquí se convocó a una recogida de donativos para los damnificados por la mañana y en la tarde ya teníamos 11 sacos de pertenencias. Hicimos varias valijas con ropas, material escolar, útiles de cocina, aseo personal. La FMC, los CDR y los combatientes ayudaron. Aquí se enferma uno y se enferman todos”, ilustra.

sancti spiritus, fomento, la redonda, reanimacion de comunidades, poder popular
La escuela Rolando Hernández Lemus, donde tuvo lugar la gala cultural, también resultó beneficiada con la reanimación comunitaria. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

En la escuela Rolando Hernández Lemus, cuya imagen se transformó de forma radical, sostienen que es ese el centro cultural más importante de la comunidad. La plaza del colegio acogió la gala en la que muchos ayudaron, para la que se colocaron 120 sillas. En las aulas multigrado niños desinhibidos relataron de buena gana sus vivencias del sábado anterior.

Al término del actual proceso de rendición de cuenta habían quedado resueltos 33 de los 40 planteamientos que tenía el Consejo Popular. Agrupados en las circunscripciones 28, 29, 30, 36 y 38 del Poder Popular, dichos asentamientos vieron resueltos problemas muy demandados con la reanimación reciente, entre los que figuran el equipo de refrigeración para una de las bodegas, las puertas y anaqueles a esa propia unidad comercial, la pintura y mejoramiento del Círculo Social Obrero que resultó centro de la fiesta en La Redonda —porque hubo réplicas en los lugares restantes— , acondicionamiento del terreno de béisbol, una parada construida mayormente con esfuerzo de la vecindad, la pintura y reparación de los consultorios y otras acciones no menos importantes.

Una ruta de ómnibus propia desde hace un año para viajar hasta Fomento puso punto final a la vieja demanda. Aunque parezca paradójico, la gente no se queja por no tener carretera asfaltada, pero sí de la falta de teléfonos, ya que disponen de una sola “pública” y cuando llueve con ganas se corta el paso a través del puente, por lo que la comunidad se divide en dos. “Entonces el médico se queda de aquel lado y la seño de este otro”, observa Boris, quien ha gestionado la petición y está consciente de que en estos momentos no puede ser atendida. “La suerte son los celulares y tres vecinos que tienen teléfonos de minutos”, apunta una joven trabajadora de la escuela.

sancti spiritus, fomento, la redonda, reanimacion de comunidades, poder popular
Alberto Heredia Jiménez, el médico recién graduado, habla de la cordialidad con la que acaba de ser recibido en La Redonda. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

OFERTAS ESTABLES A PRECIOS MÓDICOS

La trabajadora por cuenta propia a cargo de las ventas en el punto fijo del Círculo Social, arrendado desde hace alrededor de tres años y enclavado entre la tienda y la farmacia, tiene una explicación clara para la alta concurrencia en su negocio: las ofertas son estables y variadas —tanto que algunos las califican como las mejores del municipio— y los precios resultan asequibles a la mayoría de los bolsillos. Aparte del refresco y las croquetas, a peso cada vaso o unidad, hay otros platos para mitigar el apetito a cualquier hora. “El campo no es lo mismo que el pueblo, siempre le gano algo, pero no aspiro a enriquecerme a costa de la gente”, declara con sinceridad la dependienta.

“¿Lo que más me gusta de La Redonda? Los 70 y pico de años que llevo aquí en ella y no me he muda’ o”, contesta, a rajatabla, el célebre cortador cañero de la brigada XVI Congreso de la CTC Juan Rafael Pérez Fernández, alias Tareco. Vive allí desde que contaba con seis años. “Lo que le hayan dicho malo, eso bórrelo, porque lo malo fue antes de la Revolución; después el bloqueo nos cogió y nos atropelló mucho, pero estamos marchando ahí”, comenta sonriente.

Antes de marcharnos volvemos al consultorio médico. Mientras Boris, el delegado, extiende su brazo luego de su ayuno prolongado, Alberto Heredia Jiménez, el médico recién graduado, habla de la cordialidad con la que acaba de ser recibido allí y de las comodidades que ya hacen más confortable su hogar. No falta la alusión a su padre, el querido reportero de Fomento.

sancti spiritus, fomento, la redonda, reanimacion de comunidades, poder popular
Donaciones de sangre como las del 17 de noviembre se repiten con cierta regularidad. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

José Valentín Chinea, vaquero de pura cepa, completó hoy su donación 40 y los ojos se le cerraban por el madrugón. “Pa’ ayudar a la Revolución y a quien le haga falta”, dice con verbo campechano al incorporarse. Y atrás queda el lugar que, en osado parafraseo al título de la canción de Silvio, Desnuda y con sombrilla, se me ocurre llamar Redonda y sin cartel. Injustificada — piensa ya de regreso el equipo reporteril— la omisión relativa a un lugar donde su gente es experta en hacer más que en demandar.

“¿Que si bailamos, periodista? Claro, todos”, resuena aún en los oídos la voz de un vecino de la tercera edad próximo al lugar del jolgorio. Y la acotación de una joven: “Hubo hasta venta de ropa reciclada, aquello fue lo máximo”.

sancti spiritus, fomento, la redonda, reanimacion de comunidades, poder popular
“Lo que más me gusta de La Redonda son los 70 y pico de años que llevo aquí y no me he muda’o”, declara el destacado cortador de caña Juan Rafael Pérez y Fernández, alias Tareco. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.