Periódico de Sancti Spíritus

Recibe Díaz Canel a titular de la Cepal

El primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel, recibió a la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Alicia Bárcena, con quien abordó la actualización del modelo económico de la isla

Díaz-Canel recibió a la Sra. Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL. (Foto ACN)

Díaz-Canel recibió a la Sra. Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL. (Foto ACN)

De acuerdo con una nota difundida en el Noticiero Nacional de Televisión, durante el amistoso encuentro los interlocutores también coincidieron en la voluntad común de continuar profundizando las relaciones de cooperación entre el país caribeño y el organismo.

Bárcena, quien realiza una visita a Cuba, ratificó la voluntad de la Cepal de continuar brindando toda la ayuda posible al país antillano, y aseguró que constituye un honor poder acompañar a Cuba en el proceso de actualización de su modelo económico.

En la reunión participaron, junto a la secretaria ejecutiva de la Cepal, el director de la Oficina Subregional de su organismo en México, Hugo Beteta; y el director de Planificación de Programas y Operaciones, Raúl García.

Por la parte cubana participó William Díaz Menéndez, director de Organismos Económicos Internacionales del Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

Insiste Cepal en necesidad de eliminar bloqueo a Cuba

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, insistió este jueves en la necesidad de eliminar el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos a Cuba, que detiene su desarrollo pleno.

Al opinar sobre la reciente propuesta del presidente Barack Obama de potenciar en la isla la empresa privada y a los emprendedores individuales, Bárcena consideró que la organización productiva de cada país es un tema de soberanía y una decisión de su pueblo, y el cubano optó porque esta sea colectiva y estatal.

En conferencia de prensa, luego de recibir el título de Doctor Honoris Causa en Ciencias Económicas de la Universidad de La Habana, la máxima representante de la Cepal criticó esa postura del mandatario estadounidense,a quien solo hay que exigirle que levante el bloqueo, enfatizó.

Bárcena ponderó que el actual proceso de actualización del modelo económico cubano, “lo que hace es actualizar su propuesta socialista, de igualdad social y de economía inclusiva”.

Ese injusto bloqueo es el castigo que están pagando los cubanos por acabar con la injusticia y los privilegios, en la búsqueda de una sociedad progresista con independencia económica, sentenció.

Argumentó que un sistema donde predomine la pequeña empresa privada no hay igualdad, equidad, salud pública garantizada ni educación gratuita.

También se refirió a la actual concentración de riqueza que muestra hoy el mundo, donde 62 personas tienen en sus manos el equivalente a lo que le pertenece a tres mil 500 millones de habitantes, y cómo se produce un incremento de la pobreza, en particular en América Latina y el Caribe.

Recordó que en la región, según estudios de la Cepal, es destructivo el impacto de la extrema desigualdad sobre el crecimiento sostenible y la cohesión social, a pesar de que los países lograron un éxito considerable en la reducción de la extrema pobreza durante la última década.

Ejemplificó que en 2014, el 10 por ciento más rico de la población poseía el 71 por ciento de la riqueza y agregó que si la gente no tiene ingresos no se dará la lógica relación entre producción y consumo.

Sobre esa base, Bárcena apuntó, que la Cepal impulsa que cada persona debe recibir el salario mínimo indispensable para satisfacer sus necesidades básicas, lo cual se alcanzará con un empleo generoso para sacar a millones de la pobreza.

Al respecto, enfatizó que América Latina es la región que más oportunidad tiene de alcanzar ese desarrollo pleno por los enormes recursos que posee, de ahí la necesidad de que los sistemas políticos sean lo más juicioso posible para llegar a ese progreso inclusivo.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.