Reducir riesgos ante la temporada ciclónica

Proyecto de Fortalecimiento del Sistema de Alerta Temprana beneficia a varias comunidades del territorio

CUBA- INUNDACIONES EN LA CIUDAD DE LA HABANA POR INTENSAS LLUVIA

De acuerdo con los resultados de los estudios de Peligro, Vulnerabilidad y Riesgo (PVR) asociados a fenómenos naturales, realizados por especialistas del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) en la provincia, que pueden afectar a este territorio, resulta de vital importancia para la reducción de estos tener en cuenta incluir en la planificación anual el presupuesto que debe proyectarse gradualmente para reducir las vulnerabilidades identificadas en cada lugar, de modo tal que paulatinamente se puedan disminuir los riesgos y las magnitudes de los mismos y las afectaciones que provocan a la economía nacional y la población.

Cuando la temporada ciclónica 2 016 está a punto de comenzar (primero de junio-30 de noviembre), Escambray retoma los referidos estudios científicos y las historias de vida para alertar de los peligros en sus diferentes magnitudes y adelantarnos todos, con la adopción de medidas a escala institucional, del barrio y la familia, para proteger nuestras vidas y recursos.

De hecho, los organismos y entidades durante el recién efectuado Ejercicio Popular Meteoro de las Acciones para Situaciones de Desastres revisaron y actualizaron los planes de evacuación y el conjunto de medidas a poner en práctica ante una temporada ciclónica que, según el Instituto de Meteorología, pueden formarse unos 12 sistemas entre tormentas tropicales y huracanes. Pero como toda obra humana es perfectible, recordemos que nuestra provincia, sometida a una migración sistemática de ciudadanos de la región oriental del país en busca de trabajo, lo cual significa que donde se censaron tres en esa propia casa o albergue provisional, al siguiente mes pueden residir seis, y ese es un tema que exige actualización sistemática.

De igual modo en comunidades y viviendas es preciso acometer la limpieza de zanjas y canales naturales y superficiales para propiciar el libre desplazamiento de las aguas de lluvia, la limpieza de patios y azoteas, pues a simple vista se observan muchas terrazas donde las familias acumulan hierros y otros objetos contundentes que, con la fuerza de los vientos de un huracán, se convierten en verdaderos proyectiles mortales. Por otra parte, tanto en instalaciones estatales como en domicilios, resulta decisivo asegurar adecuadamente los techos de fibro, zinc y tejas para disminuir los daños.

A los ciclones están asociados fenómenos destructivos tales como la fuerza de los vientos, las penetraciones del mar y las inundaciones por las lluvias intensas, pero estas últimas pueden surgir de improviso como consecuencia de la presencia de una vaguada, en un corto lapso, como ocurrió en mayo del 2 012 e inundar extensas áreas de tierra e incluso comunidades rurales y zonas urbanas. No olvidemos que en aquella oportunidad el río Agabama incomunicó la carretera que une a la capital provincial con Trinidad por la inundación que abarcó cientos de hectáreas entre Méyer y Palmarito; igualmente el punte sobre el río Zaza cortó al país en dos al quedar sumergido en las turbias aguas y se incomunicaron otros lugares como La Sierpe por la rotura de una obra de fábrica a un kilómetro de la cabecera municipal y las comunidades de Gavilanes y Sopimpa, en el lomerío fomentense, por deslizamientos de tierra y socavaciones de alcantarillas.

Precisamente por el alto peligro que corren once comunidades radicadas en las cuencas de los ríos Agabama y Zaza, estos asentamientos se beneficiarán con el Proyecto de Fortalecimiento del Sistema de Alerta Temprana (SAT), auspiciado por el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el financiamiento superior a un millón de dólares que aporta la Comunidad Europea. El mismo contará con el montaje de tecnología de punta para perfeccionar los pronósticos hidrometeorológicos, así como conocer la información en tiempo real de los escurrimientos de ambos ríos en los 14 Puntos de Alerta Temprana que se montarán en el presente año en igual número de comunidades de los municipios de Placetas en Villa Clara y los espirituanos Fomento, Trinidad. Sancti Spíritus y La Sierpe, los cuales contarán con Centros de Gestión de Riesgos al igual que ambas provincias en las sedes del Poder Popular.

Esta información estará montada en un sistema digitalizado conectado por tres vías de comunicación para que no falle: por vía satelital, a través de equipos de comunicación Relam y por modernos medios de radioaficionados de última tecnología donados por la Comunidad Europea.

Sin embargo, todo cuanto se haga para proteger las vidas de las personas, sus bienes y los recursos de la economía siempre debe parecernos poco y esa insatisfacción debe conducirnos a la máxima de que: prepararnos adecuadamente para la temporada ciclónica equivale a preservar muchas vidas y minimizar en lo posible los daños que un fenómeno natural pueda ocasionar tanto a la economía nacional como a la ciudadanía.

Nada justifica la muerte de una sola persona por la actuación negligente o poco previsora de los órganos encargados de proteger los recursos y al pueblo del peligro creciente de los desastres naturales, que cada vez se hacen más peligrosos y destructivos, como consecuencia del cambio climático.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.