Sancti Spíritus amplía capacidad de producción porcina en la zona de Carbó (+fotos)

El rescate de toda la infraestructura convertirá a la zona de Carbó, Yaguajay, en el principal emplazamiento de la reproducción en Sancti Spíritus

sancti spiritus, porcino, ganaderia, empresa porcina
La unidad en explotación exhibe positivos indicadores en la reproducción. (Foto: José Luis Camellón/ Escambray)

El desarrollo de la rama porcina en Sancti Spíritus contempla como una de sus locaciones principales la zona de Carbó, en Yaguajay, donde se acomete la mayor inversión de los últimos tiempos en este sector a fin de ampliar las capacidades de reproducción.

En este lugar se proyectó a finales del siglo pasado construir un gigante centro porcino, obra que quedó inconclusa con la llegada del período especial.

El segmento terminado se puso en marcha y en lo que hoy se denomina Unidad Integral Carbó se explotan 22 naves repartidas en las funciones de reproducción, maternidad, preceba y desarrollo.

A partir del 2014 la Empresa Porcina Sancti Spíritus reinició los trabajos reconstructivos para habilitar otra unidad independiente aprovechando las instalaciones que nunca se terminaron, la que también tendrá como objetivo producir crías al destete surtir los convenios porcinos.

CARBÓ II

Bajo la nomenclatura de Carbó II cobra vida la actual inversión, con un alcance en valores en el entorno de los 9 millones de pesos, de los cuales 6,7 se reportan ejecutados.

“Menos el drenaje y algunas estructuras de ocho naves de lo que iba a hacer el antiguo cebadero, todo los demás se ha hecho nuevo, techos, pisos, divisiones y son en total 24 naves con capacidad para acoger 1 400 reproductoras”, explica Julio Alberto Machín, especialista de Ciencia y Técnica en la entidad porcina espirituana.

La inversión prevé su puesta en marcha para el 2017, sobre la base de la misma tecnología de otras unidades de este tipo y la modificación más amplia se asienta en el área de los verracos, donde ocurrirá la monta directa, según el especialista.

Esta será la primera unidad porcina del territorio con sistema de reventilación en el caballete, apunta la ingeniera Marta Cabrera López, inversionista de la empresa. “Con ese refrescamiento se logra más confort en los animales y se reduce el estrés, también el techo de zinc empleado absorbe el calor a diferencia del prefabricado”, señala.

Mientras, Alberto Machín señala que cuando la unidad esté en pleno uso puede producir en un año cerca de 27 000 animales al destete.

En la obra participan fuerzas del ministerio de la Construcción y de empresas de las ramas azucarera y agrícola, en tanto la inversionista acota que “recursos como el acero y los áridos han fallado, si no ya hubiésemos terminado”.

sancti spiritus, porcino, ganaderia, empresa porcina
La nueva obra reporta un avance físico de alrededor del 90 por ciento. (Foto: José Luis Camellón/ Escambray)

LOS PARTOS CRECEN

Pese a que el proyecto inicial concebido décadas atrás para esa zona no fructificó en toda su concepción original, la parte que se puso en funcionamiento lleva 23 años de producción, aclara Ricardo López Clemente, director del centro, y agrega que actualmente trabajan allí con 1 300 reproductoras.

Al decir del director, la llamada Unidad Integral Carbó exhibe este año un giro en sus resultados: “En ningún mes se ha dejado de cumplir la cubrición de las hembras, paso fundamental porque es donde inicia la cadena productiva; logramos de enero a junio 133 partos por encima de lo planificado y 17 531 nacimientos, con un índice de nacimiento por parto de 10.2; ha sido el mejor semestre en la historia de la unidad”.

Con 82 trabajadores y un cambio total en la organización del trabajo, el cercado, la limpieza y la estética, el centro marca una referencia en la actividad reproductiva, a la vez que constituye un baluarte a la hora de asegurar pies de cría para la ceba, fundamentalmente al municipio de Yaguajay, el territorio espirituano con mayor responsabilidad en el aporte de carne de cerdo.

Cuando la unidad en construcción se incorpore a la reproducción, entre las dos instalaciones podrán albergar cerca de 2 700 reproductoras; entonces, Carbó será una especie de ciudad porcina y debe convertirse en la capital de los nacimientos de cerdos.

Además de la privilegiada posición geográfica, pegada a la costa norte, el rescate total de esta infraestructura —en un futuro contempla fábricas de pienso— concuerda con la estrategia de concentrar la reproducción en instalaciones estatales y dejar el grueso de la ceba a la modalidad de los convenios porcinos, principalmente en el sector cooperativo y campesino.

Mas, el crecimiento proyectado en la reproducción obliga a redoblar la interrelación de trabajo y la atención a los productores, así como buscar nuevos criadores que asimilen ese auge en la disponibilidad de cerdos al destete.

sancti spiritus, porcino, ganaderia, empresa porcina
De enero a junio lograron 133 partos por encima de lo planificado y 17 531 nacimientos. (Foto: José Luis Camellón/ Escambray)

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.