Sancti Spíritus asegura techo para curar la vega

La provincia espirituana quintuplica la producción de tabaco tapado en los últimas tres campañas

sancti spiritus, tabaco, tabaco tapado, siembra de tabaco
La incorporación de nuevos vegueros distingue la actividad tabacalera de Sancti Spíritus en los últimos años. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Más de 600 nuevos aposentos para curar el tabaco han sido construidos o se encuentran en diferentes fases de ejecución en lo que va del corriente año en esta provincia, un resultado que se corresponde con el notable crecimiento de la producción en los últimos tiempos, particularmente con el incremento de los volúmenes de del llamado tapado, que requiere de mayores espacios para su tratamiento.

Odelbis Carrazana Lorenzo, director agrícola de la Empresa de Tabaco en Sancti Spíritus, explicó a Escambray que a partir del incentivo de los precios, el respaldo de los insumos y la garantía de mercado, en los últimos tres años el cultivo de tabaco tapado prácticamente se ha quintuplicado en este territorio, reconocido como el segundo mayor productor de la hoja en el país.

Aunque Sancti Spíritus logra asegurar alrededor de 20 000 piezas para la construcción de las casas de curar, el directivo especificó que para respaldar este programa el grueso de la madera ha sido preciso trasladarlo desde Cienfuegos y Macurije, en Pinar del Río, un trasiego que obviamente encarece las inversiones y complica el proceso constructivo.

Según lo planificado para 2016, los espirituanos deben concluir antes de diciembre 690 nuevos aposentos, de los cuales ya se explotan 384 y se encuentran en proceso otros 241, ritmo que supera con creces lo alcanzado en otros años e ilustra la prioridad concedida a dicha actividad en el sector tabacalero.

Actualmente en la recta final de la recolección —los cortes se encuentran al 97 por ciento de lo estimado—, Sancti Spíritus sobrepasa en más de 140 000 cujes lo alcanzado el pasado año y según los expertos no debe afrontar mayores contratiempos para superar lo programado (1 897 715 cujes), suficiente para completar las 3 012 toneladas comprometidas en la actual campaña.

Pascual Delgado, especialista de tapado y agrotecnica en la entidad, explicó que con excepción del municipio de Fomento, donde se registra una sequía severa, el cultivo no ha sido muy castigado por la falta de agua e incluso muchas micropresas y tranques en los restantes territorios todavía cuentan con determinadas reservas.

Como estrategia para sumar un extra en la actual campaña los espirituanos están apostando a un segundo corte de las capaduras, aquellas hojas que brotan después de la recolección del llamado principal, con menor calidad, pero perfectamente aprovechables en la fabricación de los diferentes habanos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.