Sancti Spíritus en 26: aportes desde la producción

Si algo signa al Sancti Spíritus de hoy día es la pulcritud e identidad de sus centros laborales; la esmerada atención a los trabajadores repercute en que sientan satisfacción por lo que hacen y motivaciones por el futuro

Rigurosos sistemas para garantizar la inocuidad avalan las producciones cárnicas en Sancti Spíritus. (Foto: René Pérez Massola)
Rigurosos sistemas para garantizar la inocuidad avalan las producciones cárnicas en Sancti Spíritus. (Foto: René Pérez Massola)

Y aunque  el  forastero  pueda  pensar  que  se debe a una ocasión —dígase a la efervescencia por la celebración de las actividades por el 26 de Julio—, se trata realmente de una filosofía entronizada entre los espirituanos que crece con el decursar  del tiempo y la exigencia de los cuadros que dirigen  en la provincia.

Cada entidad de la Empresa Cárnica es exponente de ello: “Los trabajadores tienen sentido de  pertenencia, cuidan sus medios y logran resultados  que respaldan altos salarios y productividad; se ha  extremado el control de la materia prima, hacemos  las asambleas de afiliados y una labor sistemática  para evitar hechos delictivos”, afirmó Ekatherina  Gowen, secretaria general del Sindicato de la Alimentación en el territorio.

Gracias a los cambios que promueve la Resolución 6 respecto a la 17 del Ministerio de Trabajo  y Seguridad Social, quienes lograron un adecuado  desempeño tuvieron como estímulo lo que llaman  el mes 13, es decir, el pago de un salario adicional,  informó José Ascanio Ruiz, director de la entidad.  “Es la primera vez que podemos distribuirlo, aunque lo acumulamos en los últimos años; esto ha tocado a la gente, que ahora pone más empeño en el  cumplimiento de cada tarea”.

Del esfuerzo de los obreros y la necesidad de disponer de más financiamiento para su alimentación  también habló la dirigente sindical, al considerar  que los que hoy laboran en los mataderos —de ganado vacuno y porcino— han incrementado el número  de sacrificios diarios y reciben la misma dieta.

Ese criterio lleva implícito un elogio a la agricultura de la provincia, que cumpliendo los contratos y el  encadenamiento productivo con los centros del cárnico, posibilitan el crecimiento de los surtidos que elaboran a partir de la carne de cerdo y de res.

Al cierre de mayo, los 560 trabajadores del sector habían entregado mil 300 toneladas más de carne en banda, deshuesadas y en embutidos que en  igual etapa del año precedente (14 % de sobrecumplimiento de la producción física); con un salario  medio de 2 mil pesos, y una productividad del 298  por ciento. Desde hace una década la entidad cumple los planes fijados para cada calendario.

Dos de las cinco unidades empresariales de base de la Empresa Cárnica espirituana mantienen la certificación del sistema HACCP para la inocuidad de los alimentos: el centro de sacrificio de cerdos y la planta de hamburguesas, mientras en el resto se mantienen estrictas normas sanitarias para velar porque sus producciones mantengan todos los parámetros físicos, químicos y biológicos.

Rostros muy jóvenes matizan los salones del cárnico. (Foto: René Pérez Massola)
Rostros muy jóvenes matizan los salones del cárnico. (Foto: René Pérez Massola)

Jóvenes en la producción

Rostros muy jóvenes matizan los salones del cárnico. Ante mi asombro, Leordanis Martínez Izquierdo, obrero de la unidad de sacrificio de cerdos, explicó que muchos alumnos del politécnico desarrollan sus prácticas aquí, y algunos se quedan trabajando después de pasar su período de pruebas.

“Este es un trabajo que implica esfuerzo, pero donde encuentras condiciones laborales, es limpio (aunque se sacrifica animales y se trabaja con carne y sangre), bien remunerado y siempre tienes la  posibilidad de seguir superándote”.

Por su parte, la máster Marlene Benítez Sánchez considera que esa fuerza joven bien calificada  es la ideal para suplir a quienes se van jubilando  o emigran del sector. “Siempre tratamos de que se  capaciten, de que aprendan de los de más experiencia y formen filas junto a esta familia del cárnico.  Eso nos permite educarlos en el rigor del trabajo,  en la calidad, y tratar de enseñarles lo que durante  muchos años hemos conocido nosotros”.

Para ellos, haber ganado la sede del acto nacional por el 26 de Julio es el estímulo a tanto esfuerzo y resultados, a la consolidación de producciones  que, aunque no siempre están al alcance del bolsillo  de todos, han logrado estabilidad en el mercado y aportan dividendos a la economía de la provincia.

One comment

  1. Productividad de un 298% es reflejo que los planes de producciòn estàn por el suelo.
    A pesar de tantos logros en el artículo, la jama está perdia…

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.