Senado brasileño instala comisión para decidir juicio a presidenta Rousseff

El Senado Federal de Brasil instaló la comisión especial encargada de examinar el pedido de juicio político contra la presidenta Dilma Rou­sseff, aprobado por la Cámara de Diputados

Tras su instalación, el comité especial contará con diez días hábiles para que el relator presente su informe sobre la admisibilidad o no del proce­dimiento. (Foto: TELESUR)
Tras su instalación, el comité especial contará con diez días hábiles para que el relator presente su informe sobre la admisibilidad o no del proce­dimiento. (Foto: TELESUR)

La conformación de este comité especial  de 21, más igual número de suplentes, se realizó en función de la representación de los partidos políticos en esa instancia.

De esa forma, el que mayor número de re­presen­tantes cuenta (cinco) es el Partido del Movi­miento Democrático Brasileño (PMDB), que aban­donó la coalición gubernamental a fines de marzo último y cuyo líder, el vicepresidente Mi­chel Temer, fue catalogado por Rousseff de traidor y como uno de los artífices del golpe en curso.

El opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) tendrá tres miembros, igual que el Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenece Rousseff. Los otros 10 puestos pertenecen a partidos minoritarios, la mayoría de los cuales votó favor del impeachment en la Cámara de Diputados.

Tras su instalación, el comité especial cuenta con diez días hábiles para que el relator presente su informe sobre la admisibilidad o no del procedimiento, el cual será debatido y votado por el Senado.

Luego de conocer el informe del relator, el Senado dispondrá de 48 horas para someterlo a votación. El diario Folha de Sao Paulo detalla que en diez días corridos, la comisión deberá presentar un informe para explicitar si acepta o no el juicio político.

Esa decisión será votada en el plenario y necesita de mayoría simple (41 de los 81 senadores) para ser aprobada. En caso de obtener 41 votos, Rousseff será desplazada de su cargo por 180 días y el vicepresidente Michel Temer (PMDB) asumirá la presidencia del país.

Durante ese periodo de 180 días, el Senado analizará los elementos para la destitución, la defensa de la presidenta y habrá un pronunciamiento final. Son necesarios dos tercios de los votos del Senado (54 senadores) para aprobar la destitución de Rousseff.

Tras par de días de compromisos en Nueva York, Rousseff adelantó su retorno como medida de acción y se reunió este domingo con el abogado general del Estado, José Eduardo Cardozo, para ultimar los argumentos de defensa a propósito de un nuevo capítulo de su eventual juicio.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.