Tías de ensueño (+ fotos)

sancti spiritus, circulos infantiles, fidel castro, vilma espin
Cada una de las tías de ensueño ha dejado en muchos un rastro de ternura. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

Los Círculos Infantiles festejaron el aniversario 55 de su cración, una iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro que Vilma Espín hizo realidad

De tanto en tanto, Caridad Quesada Cala evoca los rostros de los niños que hace décadas pasaron por sus manos. Sucede cuando los ve en la calle, ya adultos y cambiados, o cuando alguien de la familia la reconoce y saluda, y se alegra de saberla aún entre pequeñines

“Su carita no se me desdibuja, tenía el pelito así, como el tuyo ahora, ella y la hermana comían muy bien, eran muy cariñosas”, detalla mientras observa a una de mis hijas en la parada del ómnibus.

Lo que no sabe Caridad es que los niños, por más crecidos que estén, fijaron para siempre a la Caruca de su infancia, como no olvidan tampoco a otras tías de ensueño que no creen posible volver a encontrar, no solo porque los años no regresan, sino también porque los tiempos cambian y las personas tampoco son iguales.

Listas de nombres podría hacer cada madre que ha llevado a sus niños al círculo infantil. Todos guardan algo especial que salta cual resorte cuando se tientan los recuerdos. Una palabra, un gesto, una melodía y hasta un aroma.

Pero mi lista está incompleta. Le faltan nombres, además de Josefa, Nélida, Magali, Margot, Mónica, Ramona y Pilar. Además de Maritza, la educadora musical, u Odalis, la subdirectora y también coreógrafa durante un tiempo. Además de las seños (enfermeras) Deysi, Felicia y otra con piel de ébano cuyo rostro veo ahora, pero olvidé cómo llamarla. Además de Norma, la maestra; Esther, la administradora o Aichel, Riselda, Celina,Tamara, directoras. Además de las lavanderas, cocineras, auxiliares…

Los Círculos Infantiles nacieron hace 55 años, por iniciativa de Vilma Espín. (Foto: Delia Proenza)
Los Círculos Infantiles nacieron hace 55 años, por iniciativa de Vilma Espín. (Foto: Delia Proenza)

Curiosamente, cada una de las tías de ensueño ha dejado en muchos un rastro de ternura, como si Celia o Vilma, inspiradoras de una idea tan hermosa y determinante para la Cuba que emergía, las hubiesen ungido con su gracia y cariño.

Yo sé que ni las que menciono ni las que faltan a mi lista, ni las que están en las listas de otras madres en cualquier sitio de la isla donde los Círculos Infantiles nacieron hace 55 años aquel glorioso 10 de abril, fueron jamás perfectas. No lo son tampoco las de ahora ni lo serán las de mañana. Ojalá las de los nietos por venir bebieran de la savia de aquellas. Imprescindibles ellas. Benditas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.