Venezuela denuncia campaña en su contra en Mercosur

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, denunció la campaña emprendida por Argentina, Paraguay y Brasil, para deslegitimar al Gobierno Bolivariano e intentar anular su ejercicio en el Mercosur

La suspensión de Venezuela de Mercosur es un acto de intolerancia política, aseguró la canciller.
La suspensión de Venezuela del Mercosur es un acto de intolerancia política, aseguró la canciller.

Rodríguez se refirió al mensaje publicado en Twitter por el vicepresidente de Uruguay en el Parlamento del Mercado Común del Sur (Parlasur), Daniel Caggiani, en el cual se considera que la expulsión de Venezuela no tiene sustento jurídico y debe continuar en el bloque, pero sin derecho a voto.

Decidieron suspender a Venezuela de sus derechos, lo que es un acto de intolerancia política, agregó.

Desde que nuestra nación asumió el pasado 29 de julio la presidencia pro témpore del Mercosur, los gobiernos de derecha de esos países iniciaron una cruzada política, transgrediendo los derechos de Venezuela en el bloque, escribió la canciller en su cuenta de esa propia red social.

Nos asisten el derecho, la razón histórica, política y moral, para ejercer nuestros derechos y nos defenderemos con ética, pero sin ceder ante ninguna injusticia, agregó.

A propósito, la Ministra convocó al inicio de negociaciones para solucionar las controversias en el Mercosur, luego que un grupo de funcionarios del bloque decidiera suspender a la nación bolivariana por supuesta intolerancia política.

Según explicó en una comparecencia por Venezolana de Televisión, Venezuela, Estado parte del mecanismo desde 2012, le cursó invitaciones a los cancilleres de los miembros plenos del bloque, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, más Bolivia, que está en fase de incorporación.

Realizamos la convocatoria de acuerdo a lo establecido en el Protocolo de Olivos de la organización, subrayó la vocera de la política exterior venezolana.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.