XXV Feria Internacional del Libro de La Habana: espacio para cautivar a los lectores

cuba, feria internacional del libro, la habana, uruguay
Visión ya tradicional de espacios de La Cabaña durante la Feria del Libro. (Foto: Anabel Díaz)

La 25 Feria Internacional del Libro de La Habana 2016 (11-21 febrero) presentará 916 títulos nuevos en tres millones 360 mil ejemplares a los amantes de la lectura para que se deleiten con su gran pasión.

La cita del libro y del extenso y fascinante mundo de la literatura será en su sede habitual, la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña, así como la Casa del Alba Cultural, el Pabellón Cuba, la Sociedad Cultural José Martí y la Universidad de La Habana (UH).

A la República Oriental del Uruguay, país invitado de Honor, está dedicado el evento literario más importante de la Isla, y a la poeta Lina de Feria y el folklorista, etnólogo e investigador Rogelio Martínez Furé.

A pocas horas del inicio del evento, donde esta vez participan 70 casas editoriales cubanas en una gran diversidad de temáticas y géneros, los directivos del libro anunciaron que asistirán 37 países, 317 asistentes,  entre ellos 175 escritores y 44 artistas de otras manifestaciones.

Edel Morales, vicepresidente de relaciones internacionales del Instituto Cubano del Libro (ICL), dijo en conferencia de prensa en la Casa de las Américas que en esta ocasión no habrá la gran librería.

Explicó Morales que se busca un contacto mas directo entre el público y los editores y añadió que las grandes casas editoras tendrán carpas en los amplios espacios de La Cabaña, y otras interactúan en sus propios pabellones.

Para los intercambios de negocios existirá el Salón Profesional y el Encuentro de editores, con 67 participantes. La conferencia estuvo presidida por Zuleica Romay, presidenta del ICL.

El pabellón de Uruguay lleva el nombre del escritor Eduardo Galeano y con respecto a los libros de autores uruguayos, Juan Rodríguez, vicepresidente editorial del ICL, dijo que se produjeron en Cuba 31 títulos, entre novelas, cuentos, libros infantiles, con una tirada general de 120 mil ejemplares.

Destacan entre estos libros las novelas Goma de mascar, Rafael Courtoise y Ojos que no ven, Vicente Batista; los cuentos Terribles ojos verdes y otras historias, Mario Delgado; Anacondas y otros relatos, Horacio Quiroga y El hombre que fue Yacaré, Stella Calloni (todos por Arte y Literatura).

Asimismo, Cuentos de terror para franco, Hugo Mitoire (Gente Nueva); Las cenizas del Cóndor, Fernando Butazzoni y El rastro de la serpiente, Haber Conteris (ambos de la Editorial Casa de las Américas ), entre otros.

La literatura para niños y jóvenes sigue teniendo espacio preponderante en la Cabaña, en la Sala Dora Alonso y el Salón Tesoro de papel, con la presentación de numerosos libros, música y teatro.

Para la gran fiesta de las letras en Cuba la Editorial Gente Nueva ha preparado atractivas propuestas y entre estas y de su catálogo suman 130 títulos. Algunos nuevos títulos como Tengo una muñeca; otra edición de Los zapaticos de rosa, de José Martí y La media vuelta, la vuelta entera, de Alberto Peraza.

Los mejores clásicos y contemporáneos de las letras universales están bajo la égida de la Editorial Arte y Literatura, que propone alrededor de 40 títulos para la fiesta de febrero.

Citamos algunos: la obra teatral In nómine Dei, del Premio Nobel de Literatura portugués José Saramago; de William Shakespeare, Romeo y Julieta; del venezolano Gabriel Jiménez Ficciones, fábulas y micro relatos,  y la novela 1984, del escritor inglés George Orwell (1903-1950).

Ediciones Boloña, perteneciente a la Oficina del Historiador de la Ciudad, tributa a la Feria 15 volúmenes que se presentan en la Calle de Madera, en la Plaza de Armas del Centro Histórico de La Habana.

Entre las atracciones: Sabor cubano, idea original de Patricia Belatti que ofrece las miradas de pintores, escultores, músicos, bailarines, escritores y chefs sobre el arte culinario de esta isla e  Inglesa por un año, novela con singulares personajes que tejen relatos de amores y traiciones en el período en que La Habana fue tomada por los ingleses, de la escritora Marta Rojas.

De manera especial, la Casa de las Américas  ha concebido un homenaje a Mario Benedetti y Eduardo Galeano, escritores que mantuvieron estrechas relaciones con la institución cubana.

Con este objetivo presenta los volúmenes Antología de poesía; Poesías de amor hispanoamericanas y De/sobre Mario Benedetti. Materiales de la revista Casa de las Américas y de Galeano, por su parte, llegará nuevamente el libro Espejos. Una historia casi universal.

Otros reconocimientos tendrán lugar en la Sala Villena de la Unión de Escritores y  Artistas de Cuba (Uneac) donde el poeta y ensayista Roberto Fernández Retamar disertará acerca de Rubén Darío, a cien años del fallecimiento del máximo representante del modernismo literario en lengua española, y se presentará el libro La paloma de Venus (Editorial Arte y Literatura).

De igual manera en la Sala Carpentier, en La Cabaña, se celebrará al cubano José Soler Puig en el centenario de su nacimiento con un panel sobre su obra y la reedición de sus libros El pan dormido y El derrumbe.

Por su parte la Universidad de La Habana  organiza el simposio El Inca gracilazo a los 400 años de su muerte y su presencia en la literatura peruana actual, un evento de alto nivel académico, y el Centro de Estudios Martianos, un coloquio sobre el Apóstol y la presentación de títulos como José Martí: cónsul de la república oriental del Uruguay, varios autores, e Indagación de universos del sello Centro de Estudios Martianos.

Entre otros de los eventos que destacan dentro del contexto de la Feria se encuentra el Seminario Internacional 130 años de la abolición de la esclavitud en Cuba, que tendrá lugar en la Casa de las Américas, como preámbulo al recién fundado Programa de Estudios sobre Afroamérica en esa institución.

La Feria del Libro es uno de los sucesos culturales más importantes del país porque inspira a los creadores, fomenta la lectura y acerca a todos al mundo de las letras.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.