Yaguajay: una batalla singular

sancti spiritus, yaguajay, camilo cienfuegos, frente norte
Durante los combates, Camilo exige firmemente la rendición de los sitiados. (Foto: Perfecto Romero)

En ningún punto del territorio espirituano durante la ofensiva fi nal contra la dictadura de Fulgencio Batista se dieron situaciones ni ocurrieron hechos marcados por su singularidad como en Yaguajay, centro del llamado Frente Norte de Las Villas, liberado por las tropas del Comandante Camilo Cienfuegos el 31 de diciembre de 1958.

En primer lugar, fue ese el único paraje del territorio de la actual provincia de Sancti Spíritus donde combatieron juntas las fuerzas del Movimiento 26 de Julio y las de fi liación comunista del Partido Socialista Popular en los días de la arremetida decisiva contra el régimen.

Fue Yaguajay también el único cuartel-fortaleza que vio partir a su acobardado jefe, el mayor Roger Rojas Lavernia, a bordo de una avioneta desde una pista aledaña a la instalación militar, rescatado por su mujer prácticamente bajo los tiros rebeldes, con el pretexto de padecer una hernia estrangulada.

Se dio en Yaguajay el hecho inédito de que un contingente militar que combatió contra el Frente No. 1 de Fidel en la Sierra Maestra a las órdenes del asesino Ángel Sánchez Mosquera durante la ofensiva general de las tropas batistianas en mayo-julio de 1958, y persiguió luego con saña a la Columna Invasora No. 2 desde tierras orientales, ahora al mando del capitán Alfredo Abon Lee, haya sido rendido allí por el Señor de la Vanguardia.

Los 11 días que duró la Batalla de Yaguajay la convierten con mucho en la más extensa de toda la antigua provincia de Las Villas, pues la de Santa Clara, librada contra más de 2 000 soldados y policías del régimen —con los casi 400 del tren blindado— se decidió en solo cuatro jornadas.

En Sancti Spíritus, solo se le asemeja Jatibonico, cuyo cuartel resistió cinco días y recibió en ese tiempo tres refuerzos con armamento y efectivos en camiones blindados y apoyo de tanques y tanquetas. Allí los guardias solo depusieron sus armas al enterarse con retraso de la huída del dictador Batista hacia la República Dominicana, lo mismo que ocurrió en el Regimiento Leoncio Vidal, de la capital villareña.

sancti spiritus, yaguajay, camilo cienfuegos, frente norte
El Dragón 1 fue militarmente ineficaz, pero protegió a sus tripulantes de impactos de bazuka y ametralladora y tuvo gran efecto psicológico.

CAMILO AL CHE; EL CHE A CAMILO

 Elemento destacado de la Batalla por Yaguajay fue la presencia frecuente del Comandante Ernesto Che Guevara, quien hizo tres visitas a su fraterno amigo para constatar la marcha de las acciones y apoyarlo con su experiencia y sus consejos. La primera entrevista se produce el 23 de diciembre, al día siguiente de iniciados los combates, cuando el argentino llega en un jeep con un guía y el chofer que le envió Camilo.

El Che conversa con su subordinado ante un grupo de sus ofi ciales; allí les pide que aceleren la liberación del poblado, sobre todo la calle Real, ya que Guevara se proponíaatacar Santa Clara y “nuestras tropas tienen que ayudarlo”. Pero al cabo, la resistencia de los guardias y la falta de armas potentes hicieron imposible ese empeño.

Sin embargo, Camilo sí ayuda al Che, y no solo “entreteniendo” a los casi 400 guardias cercados en Yaguajay, sino que el 25 de diciembre, por el imperativo del jefe rebelde de marchar cuanto antes a Santa Clara, le envía a Placetas un refuerzo de casi 70 hombres bien armados, al mando del capitán Antonio Sánchez Díaz, Pinares, los que lograron rendir la posición el propio día pasadas las 4:00 p.m.

El 25 vuelve el Che a Yaguajay y cambia impresiones con Camilo acerca del plan táctico a desarrollar para la rendición del cuartel y los preparativos de la toma de Santa Clara. El argentino le dice a Camilo que no se desespere, ya que conoce su propósito de intentar un asalto frontal, lo que le ocasionaría cuantiosas pérdidas.

Finalmente, el Che volvió a Yaguajay el 30 de diciembre y se reunió en el central Narcisa con Camilo, quien le informó acerca de la marcha de las acciones e indagó la posibilidad de que le mandara un avión para atacar el cuartel, a lo que el primero respondió que le enviaría una bazuca y un mortero.

Tales visitas resultaron inéditas en esta etapa de la guerra y en toda la contienda, como también la que hace Camilo a Santa Clara el 28 para recibir instrucciones e informarse sobre la evolución de los combates iniciados en esa fecha en la ciudad de Marta Abreu.

sancti spiritus, yaguajay, camilo cienfuegos, frente norte
El Señor de la Vanguardia dispara contra la fortaleza enemiga.

CREATIVIDAD REBELDE

Prácticamente inéditas por su fértil imaginación e iniciativa, las acciones rebeldes durante los combates en Yaguajay muestran sobrados ejemplos de ingeniosidad creadora, como la solicitud de Camilo al coordinador local del Movimiento 26 de Julio para que se hiciera un croquis detallado del pueblo, el cuartel y las posiciones del ejército en la zona urbana, antes de elaborar su plan de ataque.

 La táctica de Camilo se basó en apretar fi rmemente el acoso dentro del perímetro urbano e intensifi car el fuego contra todos los sectores del enemigo desde el 22 de diciembre, primer día de acciones, para impedirles el descanso. Ya el 23, los rebeldes logran cortarles a los sitiados del cuartel la comunicación telefónica y la electricidad, lo que hizo inoperante la cerca exterior electrifi cada y les imposibilitó el uso de la turbina para extraer agua del pozo.

Entre los recursos puestos en práctica por Camilo con la intención de forzar la rendición de los guardias fi guró la construcción de un ingenio blindado a partir de un tractor de esteras, idea propuesta por los combatientes Horacio González y Miguel Sotolongo, la cual se materializa en los talleres del central Narcisa. Aquel tanque primitivo protegido por planchas de acero, malla del mismo material y sacos de arena, dotado con un lanzallamas, atacó tres noches sucesivas el reducto enemigo con más efecto psicológico que destructivo.

Otras iniciativas fueron el intento de volar la pared posterior del cuartel mediante un carro de línea cargado de dinamita que fue lanzado por el ramal que llegaba al fondo del cubil, lo cual salió mal porque el fuego de los guardias cortó la mecha. Una nueva tentativa de incendiarlo, esta vez con leños encendidos en otro coche empujado por la misma locomotora, fracasa al descarrilarse varios vagones.

TRATO HUMANO AL CONTENDIENTE

Algo sin parangón en las dos semanas que duró la etapa fi nal de la campaña liberadora fueron los contactos casi amistosos que sostuvieron los rebeldes encabezados por Camilo con el jefe adversario Abon Lee y varios de sus hombres cercados en el cuartel.

La primera tregua, precedida por un incidente confuso en el cual cae muerto el joven combatiente Joaquín Paneca y son heridos el capitán auditor William Gálvez y otros dos rebeldes, se concreta el 24 de diciembre por medio de la Cruz Roja, el cura Modesto Elvio Amos y otros representantes de la sociedad local.

Estas personas fueron al cuartel en dos vehículos y al retirarse del recinto enemigo condujeron a dos soldados heridos que fueron autorizados por Camilo para que abandonaran la localidad, no sin antes darle cinco pesos a cada uno para el pasaje. También evacuan a la esposa, una hija y el nieto de un soldado apellidadoIriarte, sorprendidos dentro del recinto al iniciarse el fuego, y al combatiente clandestino Carlos Negrín, preso allí desde hacía varios días.

La primera negociación esa Nochebuena, conducida inicialmente de la parte rebelde por el capitán Pinares, comitiva a la que luego se sumó Camilo con varios ofi ciales, no dio los frutos esperados y se decidió extender la tregua hasta las 6:00 p.m. de ese día. Pero a las cinco regresó el Hombre de las mil anécdotas con el propósito de convencer a los sitiados para que capitularan y evitar más efusión de sangre.

Camilo no acudió con las manos vacías, sino que él y su comitiva llevaron mazos de tabacos y ruedas de cigarros que el Comandante repartió personalmente a los guardias que se lo pidieron durante la primera visita. Entretanto, les prometió a sus adversarios: “(…) Si se rinden les pagamos los meses atrasados que les debe el ejército y esta misma Nochebuena nos comemos 20 lechones asados, todos juntos (…). No debemos pelear más, si somos hermanos”.

Ya de retirada, regaló también a los guardias una cadenita que llevaba al cuello, un bolígrafo, una bufanda y un pañuelo, gesto insólito en aquellas circunstancias que impactó a los presentes, muchos de ellos prejuiciados con la imagen que tenían de aquellos héroes barbudos.

Otro parlamento se produce el 26 por ruego del capitán Abon ante la crisis que atraviesa en el cuartel, acentuada en los días siguientes hasta tornarse insostenible el 31, por la fetidez, la falta de agua, alimentos y medicinas y, para colmo, la destrucción paulatina de los muros y el aumento de bajas, debido a la bazuca y el mortero enviados por el Che.

Caballero durante los combates, Camilo exige áspero, tajante, la rendición del contendiente cuando este solicita una postrera tregua el propio 31 en horas de la tarde; sin embargo, una vez alcanzada la victoria, su trato hacia el vencido es exquisito, se reúne con Abon Lee y su Estado Mayor y hasta permite que reciba la visita de su familia mientras está confi nado. Eso solo podía ocurrir en el seno de una Revolución verdadera, con hombres como Camilo, el Che, Raúl…; todos bajo el magisterio inigualable de Fidel.

Nota: El autor agradece a Gerónimo Besánguiz, director del Complejo Histórico Comandante Camilo Cienfuegos por su contribución a este trabajo.

LIBERACIÓN DE PUEBLOS Y CIUDADES POR EL FRENTE NORTE

 31 de octubre: Ataque al cuartel de Venegas.

15 de diciembre: Tropas de Camilo Cienfuegos liberan el poblado de Iguará.

17 de diciembre: Meneses es abandonada por los soldados, que huyen hacia Yaguajay y son emboscados.

20 de diciembre: Liberada Mayajigua por fuerzas combinadas del M-26-7 y el Partido Socialista Popular.

21 de Diciembre: Pelotones rebeldes ocupan los bateyes de los centrales Narcisa y Vitoria.

31 de diciembre: Fuerzas rebeldes del Frente Norte toman el cuartel de Yaguajay luego de 10 días de asedio.

 

One comment

  1. Mis mayores respetos y admiración a ese heroe cubano.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.