Agabama pende de un cable (+ fotos)

La situación actual del puente colgante sobre el río que le da nombre a la comunidad fomentense se mantiene como un planteamiento recurrente entre los electores

sancti spiritus, fomento, Agabama, puente colgante
A pesar de las regulaciones la indisciplina social continúa presente. (Fotos: Vicente Brito / Escambray)

Desde las alturas, en un amplio recorrido aéreo por distintas partes de la provincia espirituana, un equipo de trabajo presencia los daños causados horas antes por las intensas lluvias, cuando la furia de las aguas del río Agabama y la palizada que arrastró destrozaron el puente peatonal, y dejaron incomunicado al poblado de igual nombre para luego arremeter contra el más importante puente del ferrocarril, en el centro del lomerío que enlaza a Fomento con Trinidad.
Así reseñaba el periódico Escambray los días finales de mayo de 1988 y, como testigo fiel de lo vivido por los espirituanos en aquel momento, el mismo rotativo llevó a sus páginas trabajos que trataban sobre la recuperación del territorio, con el protagonismo de los obreros. Tan así fue que en apenas 110 días, y para bien de sus moradores, nació la pasarela colgante sobre el río Agabama.

UN PUEBLO PARTIDO EN DOS

Agabama, puente peatonal
Octavio Arce rememora la crecida del río Agabama que provocó la destrucción del puente original.

“Todavía recuerdo aquella tragedia, parecía que se acababa el mundo —cuenta Octavio Arce Rojas, un poblador de 67 años—, pero lo más doloroso fue ver cómo el puente por donde originalmente se trasladaba caña para el antiguo central Escambray quedaba despedazado. El pueblo se partió en dos, pero poco después llegó la solución”.
Sin embargo, con el paso de los años, debido a la falta de mantenimiento a las estructuras metálicas y la carencia de un cable de acero trenzado para sustituir el actual, así como la recurrente indisciplina social, se agravó el estado técnico del viaducto, al extremo de que si no se adoptan medidas urgentes y definitivas puede colapsar y no, precisamente, porque ocurra una crecida del río.
Agabama requiere de esta pasarela, pues de un lado están las escuelas, los centros de Salud, los de servicios técnicos, las instalaciones culturales y deportivas, las entidades laborales y el mayor número de viviendas; pero del otro hay una escogida para el beneficio del tabaco, carpintería y la bodega; además, reside una población superior a los 1 200
habitantes, incluidos los de asentamientos cercanos como Arroyo Seco, La Esquina, El Vagá, La Esperanza, Mataguá y Quiebra Hacha que, aunque pertenecen a Villa Clara, acuden a las entidades fomentenses.

SIN SOLUCIÓN DEFINITIVA

Agabama, paso peatonal
El alto grado de deterioro de la estructura pone en riesgo la vida de quienes transitan por el puente.

La conclusión en 2014 de un nuevo pasadero en la zona del balneario, una obra construida a nivel de estiaje —caudal mínimo de la corriente— fue sin dudas apreciada por la comunidad (su costo superó los 360 000 pesos y según los especialistas puede soportar riadas de hasta 8 metros de altura), pero no representó la solución definitiva para Agabama.
La razón es harto elocuente: el puente nuevo se encuentra algunos metros río abajo, pero para acceder a él, los pobladores deben recorrer como promedio más de 2 kilómetros de distancia, un inconveniente que convierte en imprescindible la obra peatonal, sobre todo cuando las crecidas impiden el paso por el balneario y la vieja pasarela de hierro sirve para trasladar enfermos, alimentos y hasta fallecidos si fuera necesario.

Agabama, paso peatonal
La pasarela colgante de Agabama enlaza a las dos partes del pueblo.

Según Leyli Pentón Guerra, directora de Servicios Comunales en Fomento, entidad responsabilizada con reparar, proteger y velar por la conservación del viaducto, desde el inicio de su mandato, hace más de cuatro años, en todas las reuniones de rendición de cuenta de la Circunscripción No. 15 el reclamo histórico es el del puente colgante, sin que hasta hoy exista una solución.
“Comunales no está de brazos cruzados y en el afán por adquirir el cable de acero de 24 milímetros que se necesita para hacer la reparación ha contactado con entidades nacionales radicadas fuera de Sancti Spíritus, solo que los intentos fallan porque, al parecer, el recurso no está en el país”, aclara la directora.
Tampoco la Dirección Provincial de Servicios Comunales ha podido encontrar una salida para lo que considera el planteamiento más antiguo de este sector. Mayelín Borrego, subdirectora general de dicha entidad, asevera: “Conocemos que el recurso no está en la isla, pero es necesario acudir a otras variantes, nosotros no realizamos importaciones, pero desde la provincia sí se pueden hacer gestiones para que los ministerios destinados a efectuar compras en el exterior se ocupen de adquirir el cable.
“Solo que debemos esperar a que se haga la propuesta de inversión del próximo año, para ver si clasifica, porque hasta donde sé, en la del 2017 no aparece. A mi juicio, la solución del puente colgante llegará cuando se encuentre un constructor que sea a su vez una entidad autorizada a importar recursos y quiera hacer el trabajo completo”, declara Mayelín.

DIAGNÓSTICO RADICAL

Agabama, paso peatonal
El alto grado de deterioro de la estructura resulta evidente.

El especialista en trabajos de ingeniería y arquitectura, Jorge M. Santana Pérez —perteneciente al Grupo de Construcción de Obras para el Turismo en Varadero, Matanzas—, quien tuvo a su cargo en 1988 el proyecto
inicial de la pasarela colgante, realizó en el mes de junio del pasado año una minuciosa revisión a la misma, donde se detectaron afectaciones graves, principalmente en la calzada, elementos portantes del tablero y los cables inferiores. Al término del diagnóstico el experto indicó el cierre inmediato del puente, por el peligro que representa seguir transitando sobre el mismo.
“Según conozco —dice el ingeniero—, en el 2005 se le repararon los elementos metálicos más dañados por la corrosión, pero solo en la superficie, porque por debajo, que es donde se concentran los mayores problemas, nunca se ha hecho nada”, aclara.
Actualmente el tablero y los elementos que componen dicha estructura están extremadamente deteriorados, algunos muestran señales de remiendos con soldaduras, pero, de acuerdo con el proyectista, la pasarela ya perdió su capacidad para soportar.
Escambray busca el parecer de Frank Osbel Cañizares, presidente del Gobierno en Fomento: “Cuando recibimos la notificación del mal estado en que se encuentra el puente le hicimos varias acciones para mitigar, en parte, el deterioro, sin tener que cerrar el servicio, buscando no afectar a los vecinos de la comunidad; por ejemplo, soldamos las barandas y varias partes del piso, así como le adaptamos una cabilla lisa a unos de los extremos más dañados, a fin de asegurarlo mejor.
“También se colocaron barreras arquitectónicas en ambos extremos para limitar el traslado masivo de las personas, reubicamos hacia la parte principal del poblado el comedor escolar que existía en el batey del central, pusimos carteles con las regulaciones visibles y se iluminó cada entrada del puente. La traba para la reparación capital no está en el presupuesto —asegura Frank—, dinero hay, incluso, otros años hemos planificado 300 000 pesos para dichas labores, pero por falta de los recursos no los ejecutamos”.
A todas luces hasta las medidas preventivas resultan conservadoras: “Hoy no cerramos el puente, solo limitamos la entrada al mismo, pero si en algún momento fuera necesario, analizaríamos la posibilidad de poner un ómnibus que traslade por carretera a los estudiantes, trabajadores y demás personal hacia la otra parte de la comunidad”, explica el presidente del Gobierno.

Agabama, paso peatonal, puente
De este puente se sirve toda la población de Agabama.

CARACTERIZACIÓN DEL PUENTE AGABAMA

  • El puente tiene una longitud total de 160 metros, una luz central de 100 metros y una altura de 10 metros.
  • El puente colgante del Agabama, único de su tipo en Cuba, fue construido por una brigada del entonces central Ramón Ponciano.
  • En los 29 años de uso, solo en el 2005 recibió una reparación media realizada por obreros de la Fábrica Electromecánica Escambray.
  • Las chapas metálicas que conforman los 210 metros cuadrados del piso del puente están afectadas en más de un 70 por ciento, así como los 198 niples y 99 angulares que componen la estructura.
  • Los cables trenzados de 24 milímetros que soportan el tablero o calzada y las demás partes de la pasarela están dañados por una intensa corrosión.
  • El tablero debe ser sustituido en su totalidad y las barandas de protección desmontadas, revisadas y pintadas.

3 comentarios

  1. Delia Rosa Proenza

    Exhaustiva investigación para calzar la alarma: si el puente colgante de Agabama se cae con personas encima, es la catástrofe. Me parece tan argumentada la tesis de la periodista, mi colega Xiomara, que si no se adoptan medidas en consecuencia con la verdad, es porque falta voluntad.
    Visito Agabama de vez en vez y siempre temo pasar por allí. Ahora temo más por mis amistades que residen en ese poblado.

    • Estoy de acuerdo con la compañera Delia, ya el problema del puente es super público, alguna autoridad tando en Villa Clara como Santic Spiritus debe asumir, ademas es la vía más rápida de trasladarse las personas de forma permanente, no esperemos a que ocurra una desgracia. El pueblo de Agabama necesita ese puente. Yo nací ahí.

  2. Por favor podéis ser más precisos como podemos ayudar para que ese puente siga funcionando. Recuerdo cuando mi hermano Oscar Pérez Torres, estaba en el internado, de mi mismo año académico, estaba en el internado de Agabama, yo por razones personales estaba en La Moza Manicaragua cursando el 6º grado, cuando en realidad debería estar en el internado de Agabama. Lloré mucho en el Merendero “El Modelo”, porque no debía estar en La Moza, debía estar en Agabama, pero no soy nadie para cambiar el curso de la vida, estaba en La Moza con la mejor de las hermanas, Juana María y Modesta Martín Torres, sin embargo debía estar en Agabama, quienes conocen el porqué me entenderán.

    Además por allí pasaron todos mis hermanos no quiero que ese puente desaparezca, quiero ayudar. ¿Qué hacemos?…

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.