Centro Mixto Raúl Galán : En pie a pesar de los pesares

En el centro jatiboniquense el esfuerzo de los maestros supera las dificultades que se puedan plantear en la formación integral de los educandos

sancti spiritus, educacion, enseñanza tecnico y profesional, etp, enseñanza secundaria basica
En las áreas básicas experimentales del centro, los estudiantes de Agronomía y Agropecuaria desarrollan las habilidades para su formación laboral. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Con dificultades se llega hasta el Centro Mixto Raúl Galán González, de Jatibonico. El camino lleno de baches cercano a la carretera del antiguo Combinado de Papeles Blancos Panchito Gómez Toro, hoy Unidad Empresarial de Base Papel Jatibonico, hasta la entrada del plantel, puede ser trayectoria difícil, más aún para parte del estudiantado que va todas las mañanas en bicicletas.

Desde lejos se observa la imagen deteriorada del espacio docente, donde se juntan las enseñanzas Secundaria y Técnica y Profesional (ETP) y a pesar de los pesares, el empeño de sus maestros apuesta por mantener en pie el proceso educativo.

TRADICIÓN: HASTA AHORA SOLO RECUERDOS

En la búsqueda de los integrantes del pelotón que participaban en el corte mecanizado de caña, la tradición que hace más de 30 años identificó el área politécnica en esta escuela jatiboniquense y que fue varias veces reseñado en Escambray, la respuesta fue una ducha de agua fría.

José Ramón Álvarez Jiménez, subdirector de Formación Profesional en el área de la ETP, explica que la Unidad Empresarial de Base Atención al Productor de la Empresa Azucarera Uruguay dijo que se iba a crear un pelotón-escuela con nuevas tecnologías y, por lo tanto, ya no se necesitaría que los alumnos trabajasen con equipos menos modernos; sin embargo, ellos podrían rotar por uno y otro lugares.

A su vez, Nelsy Rodríguez Castro, subdirectora docente en el mismo nivel educativo, añade que el centro tiene todos los medios para realizar sin problemas las labores en el pelotón, entre ellas dos combinadas y un tractor, elementos que sin embargo, fueron utilizados durante la zafra por otras fuerzas.

“En la actividad del corte no solo participaban alumnos de Mecanización Agropecuaria, también podían ser de Agronomía o Agropecuaria. En el Concurso nacional de habilidades, desarrollado en Camagüey para el período 2014-2015, la escuela obtuvo el primer lugar nacional, además del puesto uno en corte mecanizado y un subtítulo en tiro de caña”, expone.

A ello agrega lo que implica arrancar de raíz una práctica integral para los futuros egresados que entre otros, incluía corte y movimiento, por lo tanto los habilidades quedaron a medio aprender: “Este año solo fuimos invitados al evento a nivel de país, porque ya no teníamos el pelotón”.

sancti spiritus, educacion, enseñanza tecnica y profesional, etp, enseñanza secundaria basica
Los educandos reciben en el aula especializada de Dibujo los conocimientos técnicos para sus labores. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

La dirección del centro aún espera una respuesta aliciente: “El convenio entre la institución y el central Uruguay todavía no se ha realizado, por lo que no sabemos hasta el momento, si el próximo curso el pelotón estará de vuelta. Hay que reconocer que nuestro centro es el único que ofrece Mecanización Agrícola en la provincia y que con esta práctica nuestros estudiantes salían mejor preparados y hacían tanto o más en la zafra que los propios trabajadores. Por el momento la tradición se quedó en el aire”, explica Carlos Simón Broche.

Como puntos sobre las íes y como reconocen los afectados, los estudiantes quedaron fueran del pelotón de corte mecanizado y no estuvieron tampoco en el de nuevas tecnologías. “Ni lo uno, ni lo otro”, dicen quienes están al frente del centro y parecen leerse el pensamiento.

COMBINAR DOCENCIA Y PRÁCTICA

El ambiente escolar incluye la formación en 16 especialidades, de ellas seis como técnico de nivel medio y el resto como obreros calificados. En el presente período lectivo, cerca de 200 estudiantes integran la matrícula para la parte politécnica, en tanto más de 150 son de Secundaria Básica y proceden de comunidades aledañas, por lo que conviven en un régimen interno.

En las aulas del área politécnica los educandos reciben la docencia de asignaturas de formación general, a la vez que los maestros empeñan todo su esfuerzo por nutrirles saberes prácticos para los futuros oficios, igual en el centro que en las más de 20 aulas anexas.

Roberto Rodríguez González es de esos docentes que resisten todo —sacrificio y años de labor, entre otros— por el amor a la educación. En su experiencia archiva dos misiones internacionalistas y varios cargos administrativos.

“Los muchachos aquí quieren desarmar un motor, montarse en un tractor, trabajar en el campo, porque hay que estar claros de que no son los que salen de la Secundaria con las notas más brillantes, sus principales motivaciones son el desarrollo de habilidades prácticas para el ejercicio de la profesión”, comenta el también profesor de Dibujo Técnico y jefe del departamento de Economía y Servicios.

“Eso sí —dice—, los organismos empleadores deben preguntarse a menudo: ¿qué profesionales estoy preparando? Las entidades también tienen responsabilidades en la formación de sus futuros trabajadores, por lo que hay que mantener el intercambio activo con la escuela”.

sancti spiritus, educacion, enseñanza tecnica y profesional, etp, enseñanza secundaria basica
Las asignaturas de formación general se incluyen en el currículo de cada una de las especialidades. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Mientras, en el aula de primer año de Contabilidad, el profe José Manuel Bermúdez, quien desde el año 1967 se inició frente al aula y hoy es un maestro reincorporado, reconoce que las asignaturas de formación general como Matemática, Español e Historia permiten la preparación de los estudiantes que después se presentan a los exámenes de ingreso por la vía de concurso.

Sus alumnas atienden con detenimiento cada detalle de la clase, en especial cuando refiere: “Este es el pollo del arroz con pollo”. Ellas ante la pregunta de Escambray: “¿Qué sitios preferirían para su ubicación laboral?”, responden casi a coro: “Bancos, centros donde se gane divisa”.

La propia Nelsy Rodríguez agradece a los padres de las jóvenes su apoyo en la reparación interna del aula, al terminar de darles el fino a las paredes, hacer la pequeña acera que está frente al aula y hasta el desagüe.

“Nuestros locales por dentro están acondicionados porque hacemos el esfuerzo y los arreglamos pero por fuera es difícil. La escuela necesita reparación. Incluso trabajamos al inicio de curso con tres aulas que no tenían las condiciones para dar clases, ahora como existen estudiantes de prácticas podemos ajustarnos mejor de acuerdo con la matrícula”, acota finalmente.

Como buena nueva, las primeras naves de la escuela reciben pintura en sus exteriores y el comedor, tanto dentro como fuera, exhibe con esta actividad una mejor imagen.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.