Ciego y Granma comandan semifinal del béisbol cubano

Los avileños derrotaron a Villa Clara (8×1) y los granmenses a Matanzas (11×3), y ahora atesoran un triunfo más que sus rivales en sus respectivos duelos en busca del pase a la final

Los Tigres se pusieron a un paso de alcanzar su tercera final consecutiva. (Foto: ACN)
Los Tigres se pusieron a un paso de alcanzar su tercera final consecutiva. (Foto: ACN)

Los Tigres de Ciego de Ávila se pusieron este lunes a un paso de alcanzar su tercera final consecutiva en el campeonato cubano de beisbol, al vencer 8-1 a Villa Clara y tomar ventaja 3-2 en el duelo semifinalista.
El partido tuvo ribetes de brillante hasta el noveno inning, cuando un error del inicialista suplente Yudelmis Hurtado abrió la llave de los truenos y los felinos facturaron racimo de seis, coronado por grand slam de Yoelvis Fiss, su quinto en la historia de las postemporadas.

De nuevo se planteó el duelo de abridores entre los jefes de ambos staff, el avileño Vladimir García y el anaranjado Freddy Asiel Álvarez, y tal como ocurrió en el partido inicial del play off la balanza se inclinó por el primero.

En siete entradas García dejó en blanco a la tanda de los Azucareros, mientras aceptaba tres hits, ponchaba a cinco y regalaba seis boletos.

Álvarez, que también completó siete episodios, permitió dos carreras en el inicio del segundo por doblete de Osvaldo Vázquez y jonrón de Abdel Civil.

Luego se compuso para firmar una apertura de calidad, tras dejar el juego con desventaja de 2-0, nueve hits en contra más media docena de ponches y par de bases por bolas.

Roger Machado, manager del tricampeón Ciego de Ávila, sorprendió con la designación del abridor Vladimir Baños para lanzar el octavo capítulo, pero los Azucareros le marcaron una y debió acudir a los servicios del mejor cerrojo de Cuba, el derecho José Ángel García, quien finalmente se apuntó su decimoséptimo rescate de la temporada.

La anotación que estrechó el score cristalizó tras el segundo sencillo en el juego del torpedero Alexander Ayala, quien avanzó a la intermedia por un rodado y un lanzamiento que se le escapó al receptor Vázquez lo ancló en tercera, desde donde lo impulsó su tocayo Malleta con cañonazo al central después de fallar 16 veces seguidas.

El emergente Yandrys Canto encendió cohete al bosque central y con empate y ventaja en circulación el mentor de los Anaranjados puso un corredor por Malleta en la intermedia, mientras Machado le daba la bola a José Ángel que cerró el puerto frente a Yurién Vizcaíno.

Con la promesa de un final electrizante en la atmósfera alumbrada por miles de teléfonos celulares en las gradas del estadio Sandino, llegó la inesperada debacle de los locales.

Tras dos outs y corredor en segunda el relevista Yasmany Hernández dio pasaporte intencional y a continuación Edilse Silva conectó fuerte por la inicial, pero de frente a Hurtado (sustituto del consagrado Malleta), que falló en el fildeo y posibilitó que el marcador se ampliara a 3-1.

Hernández no pudo controlar sus lanzamientos ante Donald Duarte y regaló la cuarta carrera de los Tigres. El escenario quedó listo para el bambinazo demoledor de Fiss, quien había entrado al juego por el otro jonronero de la velada, el lesionado Civil.

Fueron ellos dos los más destacados en el ataque de los campeones, ambos de 2-4, con cuatro empujadas el primero y dos el segundo.

Vladimir García comentó que sus duelos frente a Freddy Asiel siempre representan un reto y sobre la focalización de su pitcheo en la zona baja. ‘En Ciego será difícil ganarnos’, aventuró acerca del sexto juego, señalado para este miércoles.

Roger Machado está consciente que el match es al mejor en siete partidos y la necesidad de jugar con una defensa hermética, pues lo errores han influido en algunos de los resultados hasta el momento.

Este martes será día de traslado y el miércoles Ciego de Ávila irá en su patio por liquidar el duelo y Villa Clara en busca de su extensión al séptimo y definitivo choque, que sería el jueves.

Granma toma ventaja
Granma pasó a comandar la serie por 2-1 ante Matanzas. (Foto: ACN)
Granma pasó a comandar la serie por 2-1 ante Matanzas. (Foto: ACN)

Granma superó este lunes 11-3 a Matanzas en el tercer partido del playoff semifinal del béisbol cubano y tomó ventaja 2-1 en el enfrentamiento, pactado al mejor de siete.

Este duelo se reanudó tras sellarse ayer a causa de la lluvia a la altura del sexto inning.

En el momento de la detención por las inclemencias del tiempo, el equipo granmense ganaba 11-3, a la postre el marcador definitivo.

A modo de resumen general, Matanzas comenzó a moler desde temprano y en el mismo primer capítulo marcó dos carreras después de dos outs, gracias al cuadrangular con un compañero en bases de William Saavedra, por el jardín central contra el abridor enemigo, el derecho Noelvis Entenza.

Sin embargo, Granma reaccionó de inmediato y en la parte baja de esa misma entrada logró empatar el partido, tras mezclar dos hits, par de boletos (uno intencional), un wildpitch y un pelotazo ante el zurdo matancero Yoanni Yera.

Con el 2-2 en la pizarra, las bases llenas y un solo out, el manager de Matanzas Víctor Mesa sacó a Yera y en su lugar colocó al derecho Yoel Suárez, quien obligó a Carlos Benítez a batear para doble-play y cerró sensacionalmente el inning.

Si la suerte le sonrió a Suárez en esa ocasión, en el final del segundo episodio no lo hizo, y Granma tomó la delantera en el cotejo al marcar otra carrera, impulsada por Roel Santos, con doblete al jardín derecho que remolcó a Frank Camilo Morejón desde segunda base.

Ya en el tercer inning, Benítez tomó desquite contra Suárez y le despachó enorme cuadrangular por encima de las cercas del jardín central, y acto seguido Morejón también sacó la bola del parque Mártires de Barbados. Ambos bambinazos fueron en solitario.

Esas conexiones decretaron la ‘explosión’ de Suárez, a quien sustituyó el zurdo Ramón Licor, tercer pitcher de Matanzas, con el marcador 5-2.

A partir de ese momento, los bateadores granmenses hicieron zafra con los lanzadores matanceros, sin misericordia alguna.

En el cuarto inning fabricaron cuatro carreras, en un rally que incluyó doblete de Yordan Manduley, el tercer boleto intencional en el partido para Alfredo Despaigne -el mejor bateador del país en la actualidad-, elevado de sacrificio de Yunior Paumier, triple de Guillermo Avilés y biangulares consecutivos de Benítez y Morejón.

Una entrada más tarde, en la quinta, Granma añadió otras dos anotaciones y puso el choque 11-2. La fiesta era enorme en Bayamo, muchos fans ya sueñan con eliminar a Matanzas e incluso en conquistar el título de Cuba por primera vez en la historia.

Entonces llegó la lluvia y los árbitros detuvieron las acciones durante una hora y 22 minutos.

Tras la reanudación (momentánea) en el principio del sexto rollo, Matanzas marcó una carrera al ligar doblete de Yurisbel Gracial y sencillo remolcador de Jefferson Delgado. Aún la ventaja era enorme, 11-3.

Pero la lluvia volvió a caer ayer sobre Bayamo y los organizadores decidieron sellar definitivamente el cotejo.

Este lunes volvieron a reanudarse las acciones pero el marcador permaneció idéntico y Granma finalmente cosechó la victoria, por 11-3.

El crédito de la victoria quedó registrado en la hoja de servicios de Entenza, quien laboró durante seis entradas, en las que admitió tres carreras limpias y siete hits, con un ponche propinado y sin regalar bases por bolas.

Para Entenza este fue su cuarto triunfo de por vida en etapas de postemporada, ante siete reveses.

Suárez cargó con el revés tras soportar un sencillo, un doble, par de cuadrangulares y tres anotaciones limpias en apenas dos entradas de trabajo, además de propinar un pelotazo y otorgar un boleto intencional.

Por los ganadores brillaron al bate el receptor Morejón (sencillo, doble y jonrón, dos impulsadas e igual cantidad de anotadas), el segunda base Benítez (doble y jonrón, una empujada y una anotada), el jardinero Santos (sencillo y doble, dos anotadas y un remolque), y el torpedero Yordan Manduley (sencillo y doble, dos anotadas).

En el caso de este último, además de celebrar la victoria del equipo también recibió una cerrada ovación del público tras llegar a mil hits en series nacionales, durante su primer turno al bate de este lunes.

Luego de esta paliza, Granma pasó a comandar la serie por 2-1 y de paso, volvió a demostrar la vulnerabilidad del cuerpo de lanzadores de Matanzas, que parecía invencible durante la temporada regular, donde impuso récord de victorias para una serie de 90 partidos, con 70 triunfos.

Estos equipos efectuarán este martes el cuarto partido de la serie en el mismo escenario, con hora de comienzo 19:15 hora local.

A priori, los abridores serán los derechos Lázaro Blanco por Granma y Frank Montieth por Matanzas, quienes se midieron en el primer duelo de este playoff, saldado con triunfo para los orientales por 8-3.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.