Combustible por la izquierda

sancti spiritus, cupet, combustible, gasolina, gps
La ausencia de control les ha servido el combustible en la mano a los ladrones. (Foto: AP)

¿Robo o desvío de gasolina? . Admitámoslo; es robo de un recurso —igual ocurre con el diésel— en un país cuya economía anda a gatas, lamentablemente

Aire o agua. Al parecer, tal es el novedoso combustible con que funcionan los vehículos particulares en Sancti Spíritus y en casi toda Cuba. ¡Cosas veredes, amigo lector!, le exclamaría el difunto monarca Alfonso VI al Mío Cid. Pero, mirándola bien, esa invención isleña no tiene ni un átomo de nueva, porque al robo de combustible en entidades hasta el propio Aristóteles quizás le haya dedicado alguno de sus tratados filosóficos.

Y como el genio de la Antigua Grecia también disertó sobre la ética, me cuestionaría si me desentiendo de las evidencias. Aquí les van.

El promedio de venta por vehículo en la red de servicentros bajo las riendas de CIMEX fue de 0.71 litro de gasolina por mes en el 2016; hasta febrero del actual año, de 1.1 litros, y en marzo bajó a 0.90. Hasta mediados de abril, el panorama mostraba similar pinta, como da cuenta la Oficina Nacional para el Uso Racional de la Energía (Onure) en Sancti Spíritus.

¿Robo o desvío de gasolina? Disculpen, pero no corren tiempos de apelar a eufemismos. Admitámoslo; es robo de un recurso —igual ocurre con el diésel— en un país cuya economía anda a gatas, lamentablemente. El decrecimiento del Producto Interno Bruto en un 0.9 por ciento al concluir el pasado año constituyó una noticia que no hubiéramos querido escuchar.

Y mientras las autoridades estatales se devanaban los sesos para que los apagones no fueran el pan nuestro de cada día, sobre todo durante el segundo semestre del 2016 —golpeado por limitaciones en los suministros de combustibles y las tensiones financieras—, una parte no desestimable de los carros particulares viajaba por las carreteras a costa del mercado negro, abastecido por el Estado.

Por el Estado, no. Provista por quienes permanecen atentos a la menor falta de control para robar y vender por la izquierda el combustible, que si me atengo a la magnitud del fenómeno, los choferes apenas son el rostro más visible. Detrás se encuentra el personal administrativo (funcionarios, dirigentes), responsabilizado con su custodia y empleo racional.

Las sesiones del Parlamento cubano, en diciembre pasado, correspondientes a la VIII Legislatura, no anduvieron con medias tintas en el análisis de esta problemática. Las intervenciones de los diputados y los informes presentados ante el plenario por los ministerios de Economía y Planificación y de Finanzas y Precios, así como la intervención del titular de Energía y Minas, Alfredo López, confirmaron un secreto a voces: el robo de combustible persiste, en mayor o menor grado, en todo el país y lleva contra las cuerdas el ahorro y el uso racional de un recurso imprescindible.

sancti spiritus, cupet, combustible, gasolina, gps

También un reciente análisis del Buró Provincial del Partido arrojó pistas más concretas sobre el asunto. Siete entidades, de las 15 inspeccionadas por la Onure en Sancti Spíritus en el 2016, llevan la cruz de la calificación de Deficiente. He aquí sus nombres y apellidos: Pecuaria Sancti Spíritus, Fábrica de Cemento Siguaney, Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado, Empresa Provincial de Transporte, Servicios Comunales del municipio de Sancti Spíritus, Universidad de Ciencias Médicas y Unidad Presupuestada de Salud Provincial; en este último caso, particularmente, se descubrió un robo de más de 900 litros en La Sierpe.

Sería infantil pensar que una calificación de este tipo responde a los caprichos de inspectores. Grosso modo, las violaciones detectadas van desde irregularidades en las hojas de ruta, niveles de producción que no se corresponden con el combustible supuestamente consumido, deficiencias en la prueba del litro, hasta carros serviciados con una cantidad de gasolina por encima de las capacidades de sus tanques, algo que pudiera arrancarnos una sonada carcajada; pero la gravedad del asunto la abortaría al segundo.

En un rapto de pesimismo podría también pensar que la impunidad se legitimó. Trato de que no me venza ese criterio. Las 27 denuncias formuladas por anomalías en la comercialización de combustible dan señales de que no todo sigue igual.

Convengamos en otra realidad: si se pretende cerrar la llave del robo de combustible, deben ponerse los ojos en sus causas; lo demás devendría pura escaramuza. La ausencia de control les ha servido el combustible en la mano a los ladrones. Ni el precio de este en los servicentros de CIMEX S.A., donde se cotiza el litro de gasolina a mayores valores con respecto al mercado negro, ni la necesidad económica personal pueden justificar que alguien venda o compre un recurso que es patrimonio estatal.

Ajustados a lo visto, el fenómeno no se llevará a la mínima manifestación posible con campañas recicladas. ¿Cuántos recordamos la Operación Primero de Enero, dirigida personalmente por Fidel y protagonizada por los trabajadores sociales en el 2005 y el 2006, con el fin de desterrar el desorden y el relajo imperantes en gran parte de los servicentros cubanos? Aquella cruzada demostró que en esas unidades el robo estaba, como la caña, a tres trozos.

No ha habido escenario donde el Presidente cubano Raúl Castro no haya reflexionado en torno a la necesidad de ser sistemáticos en el enfrentamiento a las problemáticas, incluso, a contenerlas antes de nacer o cuando empiezan a observarse sus primeros síntomas. Evidentemente, abundan las direcciones de entidades administrativas que solo se han detenido a escuchar las orientaciones del mandatario. Apenas escuchar. ¿Lo asegura este reportero en un trance de intolerancia? No. Lo revelan las estadísticas de la Onure en Sancti Spíritus.

Si bien es cierto que el montaje del Sistema de Posicionamiento Global —GPS por sus siglas en inglés— en medios de transporte de la provincia sacó a flote el descontrol de gasolina y de diésel existente en las entidades donde se instaló, el país no goza de solvencia financiera para llevar la medida a cada vehículo, obviamente.

De suficientes estructuras estatales y políticas se dispone para encarar el robo; léanse Consejos de la Administración tanto a nivel municipal y provincial, Consejos Energéticos, consejos de dirección de empresas y organismos, instituciones u órganos de fiscalización e inspección, núcleos del Partido, comités de base de la Juventud, secciones sindicales… Ninguna por sí sola reducirá este fenómeno, que creció como la zarza en los potreros.

9 comentarios

  1. Compañeros, este es un tema más que recurrente y lo preocupante es que a pesar de los avances que ha habido, el flagelo del robo sigue vivo. Se habla siempre de los portadores privados como transitan y rara vez compran combustible en un CUPET. ¿Por qué no se acaba se hacer un convenio con estos conductores donde se les expenda combustible a un precio razonable y de paso se fije un precio para el pueblo que al final de este laverinto es el que sufre las consecuencias?. El diálogo cuando es sincero es siempre constructivo. Con lo que se hace hasta el momento es como seguir zurciendo un viejo pantalón. Disculpenme por la franquesa, pero no encuentro otra explicación.

  2. El robo de combustibles esta a la cara desde hace años todos los compatriotas que tienen tarjetas de combustibles ordeñan sus vaquitas cada vez que servician y venden la mitad de los que serviciaron y asi tienen otro salario para llegar a fin de mes. Es de destacar el robo y desvio de combustibles en las grandes industrias y consumidores como en los centrales en tiempo de zafra y el transporte ferroviario asi como las llamadas “novias” para los pelotones de combinadas, tractores, camiones y demas equipos pesados. Pregunto yo sino es factible comprar cierta cantidad de sellos en las entidades para cada vez que se servicie los tanques queden sellados en los servicentros de Cupet por un responsable de estos??? Algo debiera hacerse porque del gasto de combustibles actual la mitad se desvia sin miedo a equivocarme. El gato sigue sin cascabel suelto y sin vacunar.

  3. Como dice el Artículo no es solo en SS, es en todo el país, coincido con un lector mientras exista la necesidad o escaces habrá robo, pero analicemos la otra cara del problema, en una ocasión se pidio comprobante de CUPET en la terminal de mi municipio a los carros particulares y No salio Nadie a prestar servicio, mientras un litro de Diesel o gasolina esté por encima de 1 CUC , mucho mas caro que en cualquier país del mundo, incluso en paises con mucha mejor economía que el nuestro, habrá robo, si un Chofer particular tiene que comprar en CUPET el combustible diariamente a como tiene que cobrar el pasaje por lo menos a $2.00 MN el KM, es decir un simple viaje de 30 KM estaría en 60.00 pesos, y quien pagaría el Pueblo si es que puede pagar. Entonces como solucionamos el PROBLEMA ????

  4. Si se permitiese que otras personas que no sean el gobierno cubano importen y vendan petroleo se elimia la escacez y disminuye el robo.A… estoy seguro que los precios no suben.
    No hay razón para llevar hablando más de 50 años de escacez y por otra parte no permitir que otros puedan vender el petroleo.

  5. Sabemos lo que pasa,donde pasa y quienes son partícipes de lo que pasa,¿los que realmente tienen en su manos resolver el el problema,que aunque parezca que es un monstruo de siete cabezas,no es así, que hacen?
    Todo el que en este país de arriba a abajo tiene recursos bajo su custodia es una persona escogida y puesta en esos lugares después de ser analizada su conducta y su fidelidad a los intereses patrios, ¿Entonces donde están sus principios y su blablabla de doble moral?
    Compañeros las carceles se hicieron para los ladrones entre otros entes desechos de la sociedad.
    ¿Entonces por qué tenemos tantos desechos sociales al todos los niveles custodiando los recursos estratégicos del país?.porque que yo sepa el combustible es la sangre de la economía, luego entonces encerremos a estos vampiros en las jaulas que les corresponda,de lo contrario la economía y el país colapsaran de forma irremediable

  6. Mientras haya racionamiento y escasez existirá el robo
    Son directamente proporcionales. 900 litros en La Sierpe, no es mucho, mas o menos 3 tanques de zil 130.

    • Completamente de acuerdo. Cuando todo en Cuba esté por la libre y abarrotado en cada tienda se acabará con el robo. ¿Por qué no hay revendedores de pasta, jabón o cepillos de dientes? Porque en cada tienda de la esquina o bodega están por cantidades. Otra cosa es que sabiendo los problemas de combustible que hay en el país y a nivel mundial por qué el país no invierte a pasos acelerados en energías renovables y limpias. No veo venta de paneles solares, calentadores solares, motos eléctricas, autos eléctricos; si el país no puede, o mejor dicho no quiere, vender ese tipo de productos que libere entonces la entrada desde el extranjero.

      • Grandes alternativas hay para Cuba, pero no es solo falta de dinero, sino falta de visiones.
        El clima de Cuba es predestinado para energia solar. Se debería de tomar como meta en el proximo congreso la sustitución del 20 % de la energia convencional por energias alternativas y esto hasta el 2030. Y luego por cada año un 3% más.
        Es decir tener un plan que no lo hay.

        Con respecto al agua: el mi patio tengo 2 tanques con 5000 litros. Toda la agua que cae cuando llueve se recolecta y se usa para diferentes cosas…….

        • Hasta cuando hay que esperar para que se acabe el paternalismo y la indolencia con los responsables de este flagelo?. No hay conocimiento de quienes incurren en este delito y quienes permiten que esto afecte la economía de nuestro país, que no puede darse el lujo de dejar que se escapen por la borda estas cifras que son destinadas a otros própositos. No es necesario ningún órgano competente que frote la lámpara maravillosa de una entidad que ni conoce, cuando es responsabilidad de sus factores internos que tienen pleno dominio de lo que pasa con su combustible y prefieren un agente externo que le detecte un fenomeno. Hay que buscarse problemas, la economía y Cuba es de todos.Hay que extirpar las actitudes pasivas contemplativas a todos los niveles, exigir y controlar con ejemplo y moral.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.