Cuba: Confieren a Enrique Bonne Premio Nacional de Música 2016

Enrique Bonne tiene en su aval unas 200 obras musicales, entre danzones, boleros, guarachas, sones, canciones, sambas, congas, cha-cha-chá, merengues y montunos

cuba, musica, premio nacional de musica, enrique bonne
Bonne ha reflejado la vida del santiaguero, del cubano.

El cantante y compositor cubano Enrique Bonne conquistó este cuatro de abril el Premio Nacional de Música 2016 por haber logrado convertirse en un cronista de su país natal a través de la música.

Así lo confirmó el jurado del galardón, presidido por Digna Guerra e integrado además por los artistas Guido López Gavilán, Beatriz Márquez, Adalberto Álvarez y Juan Piñera.

En más de 70 años de carrera, Bonne ha reflejado la vida del santiaguero, del cubano, es uno de los músicos que en su obra ilustra la nación, un hombre cuyas ideas sintetizan la idiosincrasia nuestra, aseguró Piñera, quien además de instrumentista y compositor es profesor y asesor musical.

Ante una llamada telefónica del presidente del Instituto Cubano de la Música, Orlando Vistel, el músico de casi 91 años de edad dijo que muchos cubanos merecen ese lauro tanto como él.

Con el teléfono en altavoz, para que toda la prensa invitada y el jurado pudieran escucharlo, Vistel comentó que entre las cualidades más elogiadas del artista estaban precisamente la humildad y el aporte a la cultura de la oriental provincia de Santiago de Cuba, donde aún reside.

Bonne tiene en su aval unas 200 obras musicales, entre danzones, boleros, guarachas, sones, canciones, sambas, congas, cha-cha-chá, merengues y montunos.

Entre los temas más populares de este músico se encuentran A cualquiera se le muere un tío, Pepe cabecita, Romanza carabalí, Dame la mano y caminemos, y Usted volverá a pasar.

Durante su extensa trayectoria artística, Bonne ha colaborado en grabaciones de Pacho Alonso, la orquesta Aragón, Rosita Fornés, Elena Burke, Ramón Calzadilla y Ángel Bonne, su propio hijo que también es músico.

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.