Periódico de Sancti Spíritus

Cuba garantiza migración regular, segura y ordenada para sus ciudadanos

La diplomática cubana Josefina Vidal reiteró en La Habana el compromiso de Cuba de garantizar la migración regular, segura y ordenada de los ciudadanos del país caribeño, así como su derecho a viajar y a emigrar

La conferencia de prensa tuvo lugar en el Centro de Prensa Internacional, en La Habana. (Foto: José Raúl Concepción/ Cubadebate)

La conferencia de prensa tuvo lugar en el Centro de Prensa Internacional, en La Habana. (Foto: José Raúl Concepción/ Cubadebate)

La directora general para Estados Unidos de la cancillería cubana ofreció esas declaraciones, tras la eliminación por el gobierno estadounidense de la política denominada ‘pies secos y pies mojados’ y el programa parole para profesionales de la salud, que incentivaban la migración ilegal a EE. UU.

Sobre la aprobación del acuerdo en temas migratorios entre Cuba y Estados Unidos aseveró que eliminó un grave problema para la seguridad de ambos países y la de nuestros ciudadanos.

Ese trato preferencial creaba serios problemas para la seguridad de Cuba, de Estados Unidos y de nuestros ciudadanos, que se veían expuestos al tráfico de personas, fraude migratorio y a la violencia, dijo en el Centro de Prensa Internacional en la capital cubana.

Vidal argumentó que con el convenio a los cubanos se les iguala en términos migratorios con el resto de los ciudadanos del mundo, y estarán sujetos asimismo a las leyes estadounidenses.

También apuntó que la eliminación de esas prácticas, así como de la vigente Ley de Ajuste Cubano, era un reclamo que Cuba por muchos años hizo a Estados Unidos.

Del mismo modo, consideró que este paso significativo en las relaciones bilaterales responde al interés nacional de los dos países.

Vidal reiteró que el acuerdo alcanzado por Estados Unidos y Cuba, es muestra del interés de ambos gobiernos de normalizar las relaciones.

Ello, señaló, basados en los principios y propósitos de la carta de las naciones Unidas y la voluntad política de fortalecer los vínculos bilaterales y de establecer nuevos entendimientos en temas de interés común.

Sin embargo, puntualizó, para avanzar en las relaciones aún quedan un grupo de asuntos pendientes, como otras políticas que se usaron por más de cinco décadas dentro de un arsenal agresivo y hostil hacia nuestro país.

En ese sentido, mencionó el bloqueo, económico, comercial y financiero y el territorio de la base naval ocupado por EE. UU. en la oriental provincia de Guantánamo en contra de la voluntad del pueblo cubano.

Al lado de Josefina se encontraba Gustavo Machín Gómez, subdirector general de Estados Unidos en la Cancillería, quien ofreció detalles sobre el contenido del Acuerdo, según el reporte de Cubadebate.

Machín comentó que “los EE.UU. continuarán garantizando la migración legal desde Cuba con un mínimo de 20 mil personas anuales. Además aseguró que nuestro país aceptará que personas incluidas en la lista de 2 mil 746 ciudadanos cubanos que emigraron por el puerto del Mariel en 1980 y fueron considerados inelegibles para permanecer en los Estos Unidos, según el Comunicado Conjunto del 14 de diciembre de 1984 y que no pueden ser devueltas, que sean sustituidas por otras personas y retornados a Cuba”.

La diplomática cubana insistió en que a partir de hoy se iguala a Cuba y a los cubanos, en términos migratorios, con el resto del mundo. “Esta política implicaba un trato diferencial que creaba serios problemas para la seguridad nacional de ambos países y de los ciudadanos cubanos, expuestos al tráfico y la trata de personas”, manifestó Vidal en rueda de prensa.

Gustavo Machín dijo a los periodistas que se ratifica la decisión de ambas partes de impedir las salidas ilegales por vía marítimas “y por tanto se mantiene el compromiso de los Estados Unidos de devolver a Cuba a todas las personas que sean intersectadas en el mar o a quienes penetren en la Base Naval de Guantánamo”.

Josefina aclaró que esta era “una política agresiva pendiente de solucionar, que afectaba las relaciones migratorias y la relación bilateral en su conjunto, este acuerdo elimina al menos dos de esos escollos, pero queda vigente la Ley de Ajuste Cubano, que habrá que revisar y para ello seguiremos trabajando con la administración estadounidense”.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.