Periódico de Sancti Spíritus

Fincas forestales, esenciales para la conservación en Bamburanao

Las fincas forestales integrales (FFI) son determinantes para la conectividad del ecosistema y significativas al plan de siembras destinado al crecimiento de los bosques

Bamburanao, serranía, Sancti Spíritus, Cuba

El macizo de Bamburanao agrupa parte de las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila.

La importancia de las fincas forestales integrales para la conservación de la diversidad biológica en el macizo de Bamburanao fue resaltada durante el Taller de Ciencia e Innovación Tecnológica y Medio Ambiente

Leonor Méndez, directora del Órgano de Montaña Bamburanao, señaló a la ACN que las fincas forestales integrales (FFI) son determinantes para la conectividad del ecosistema y significativas al plan de siembras destinado al crecimiento de los bosques, además de que propician la conservación de la biodiversidad.

Dentro de este ecosistema montañoso tenemos el proyecto internacional Conectando paisajes y en él se insertan, también, las FFI, las cuales contribuirán de manera decisiva a establecer áreas de conectividad –corredores ecológicos que permiten la circulación animal–, a medida que se reforesten los espacios vacíos de las zonas con especies idóneas y autóctonas del macizo, señaló la experta.

También, agregó, en Bamburanao –que agrupa parte de las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila– las fincas porcinas se integran a esta iniciativa, las cuales poseen entre sus objetivos solventar la problemática energética-ambiental y proporcionar un adecuado manejo de las excretas de estos animales, además de tributar al régimen hidrológico del macizo.

La iniciativa Conectando paisajes comprende la aplicación de sistemas de producción compatibles con la conservación de la diversidad biológica, y como parte de ello la adopción autóctona de sistemas agroforestales y café bajo sombra y tecnologías limpias en esas granjas porcinas, además del aumento de la cobertura forestal en áreas afectadas por fragmentación, detalló.

Méndez comentó que el proyecto abarca también la reducción de la erosión y la carga de sedimentos, mejoramiento en índices de caudales y calidad del agua, disminución de la frecuencia e intensidad de los incendios, valoración económica de los bienes y servicios de los ecosistemas.

Creado desde marzo del 2015 por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Instituto de Ecología y Sistémica del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Conectando Paisajes tiene entre sus propósitos establecer un hito en la manera de conservar la biodiversidad, a escala paisajística, en ecosistemas montañosos amenazados y comprende, además, zonas sensibles de los macizos montañosos Guaniguanico, Guamuhaya y Nipe-Sagua-Baracoa.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.