Historia contada por los pinceles de Francisco Rodríguez (+fotos)

sancti spiritus, pintura, serafin sanchez, taguasco
Cuando los restaura, el artista siente como si volviera a pintar los cuadros de Serafín. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

El pintor taguasquense Francisco Fernando Rodríguez ha dedicado la gran mayoría de su obra a la historia y la cultura cubanas

Eran cerca de las once de la mañana cuando llegamos a la casa de Francisco Rodríguez o Francisco, el pintor, como lo conocen todos en Taguasco.

Al rato apareció, tal y como yo lo recordaba, como una mezcla entre el cubano de a pie y el poeta que escribe sonetos. Todavía con cara de sueño, tras una madrugada de trabajo, pero con el buen carácter y la naturalidad que lo distinguen demostró sus dotes de anfitrión. Entre uno y otro tartamudeo, nos invitó a pasar a su estudio, un lugar lleno de utensilios de trabajo y cuadros, entre ellos algunos de los que narran pasajes de la vida de Serafín, obras que restaura el propio artista.

Sin prisas acomodó los sillones hasta situarnos, casualmente, frente a una de las pinturas del mártir espirituano y a seguidas consultó al fotógrafo para saber si no molestaba el cigarro para tomar la instantánea. Entre volutas de humo y como quien no quiere la cosa surgió la primera interrogante.

¿Cómo llegó a la pintura?

Mis padres me contaban que desde pequeño yo pintaba más o menos bien. Pero a la pintura un poco más profesional llegué al inaugurarse la Casa de Cultura y las demás instituciones, como el museo y la biblioteca, en 1982, cuando se comenzó a impartir un curso para Instructores de Artes Plásticas; aprobé dicho curso y comencé a trabajar como pintor. Posteriormente cursé estudios en el Instituto Superior Pedagógico para licenciarme en Artes Plásticas.

sancti spiritus, pintura, serafin sanchez, taguasco
Soy un amante de la historia y admirador de los grandes hombres. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

¿Por qué decidió tratar temas históricos en sus pinturas?

Siempre me apasionó la historia, soy admirador de los grandes héroes como Aquiles y Napoleón Bonaparte. No sabía que en Cuba había personalidades que estuviesen al nivel de ellos y un día me encuentro con un libro sobre Serafín Sánchez Valdivia, escrito por un historiador cubano que vivía en México.

Paradójicamente yo estudié en el IPUEC Serafín Sánchez Valdivia y no sabía quién era este hombre realmente, solo que era un mártir de la patria y las demás cosas que todos sabemos acerca de él. Cuando empecé a leer este libro su vida me pareció interesante, comencé a estudiarla y a reflejar momentos de ella en mis lienzos.

¿No ha pensado en otras personalidades de nuestra historia, tal vez Fidel Castro?

Sí, he pintado al Che. Pienso pintar a Fidel porque soy un amante de la historia y admirador de los grandes hombres que han impulsado cambios en el mundo, y nuestro líder, indudablemente, dejó una impronta que trasciende las fronteras cubanas. Es un compromiso que tengo con Taguasco y con la Revolución.

Si tuviese que dejar de pintar por algún motivo, ¿qué haría?

Pintar, es lo que sé hacer, es lo que me gusta. Si naciera otra vez fuera pintor, pero no perdería todo el tiempo que desperdicié por inexperiencia. Haría cosas que dejé de hacer, no por falta de deseos, sino porque era joven y me faltaba la madurez suficiente para entender que todo tiempo debe ser aprovechado al máximo.

sancti spiritus, pintura, serafin sanchez, taguasco
Francisco ha dedicado la gran mayoría de su obra a la historia y la cultura cubanas. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

¿Cuál es su mayor orgullo?

Ser cubano y de Taguasco. Que mi hijo haya seguido mis pasos también es un gran orgullo. Dicen que el talento no se hereda, pero lo cierto es que él es un pintor con mucho talento; a pesar de su juventud ya tiene su historia en la pintura, ha realizado exposiciones en el exterior. Pero estoy muy orgulloso de su cubanía, es un tipo del patio. Mi hijo maneja un estilo diferente al mío, una técnica muy difícil que es el hiperrealismo y lo hace muy bien; yo soy realista, no llego al fotorrealismo, mi pintura es más suelta, más libre, la pincelada es más gruesa.

¿En qué proyectos está trabajando?

Tengo un proyecto de conjunto con el museo de Taguasco sobre cultura e historia local y personal que da un tratamiento un tanto mitológico a las mujeres en diferentes etapas de la vida a través de figuras famosas como Oshún. También estoy enfrascado en un proyecto de otro cuadro grande de Serafín Sánchez, acerca de la batalla de Coliseo en la cual él participó. Lo que sucede con este tipo de trabajo es que lleva una gran preparación previa, requiere de meses de investigación, son necesarias las consultas de documentos históricos y el diálogo con historiadores, luego tengo que empezar a hacer los bocetos. Cuando doy las primeras pinceladas del cuadro no es el principio de la obra, ya antes he tenido una labor enorme.

sancti spiritus, pintura, serafin sanchez, taguasco
Pintar a Serafín es el granito de arena que aporto, confiesa Francisco. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

 ¿Todas sus obras dedicadas a Serafín Sánchez pertenecen a una colección del museo de Taguasco? ¿Por qué específicamente ese paladín?

La colección del museo de Taguasco es la más grande, pero en el Museo Casa Natal hay un Serafín ecuestre. Creo que Serafín Sánchez es una figura cuya vida no ha sido estudiada con la profundidad que se debería, es necesario sacar a la luz todo lo que hizo ese gran hombre, que fue mucho. Es mencionado en los libros de texto como una persona que pasó sin dejar una huella importante y la realidad nos demuestra que no es así, que fue grande e importante para las tres guerras de Independencia, fue amigo de Martí y aportó mucho a la contienda. Pintar a Serafín es el granito de arena que aporto.

sancti spiritus, pintura, serafin sanchez, taguasco
Caída en combate del Mayor General Serafín Sánchez, del pintor taguasquense Francisco Rodríguez. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

One comment

  1. tambien le dicen Francisco el Gago, pero pinta bien y es mi amigo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.