Industria pesquera espirituana reporta capturas significativas aguas abajo de la Zaza

sancti spiritus, pesca, pescado, presa zaza, pescaspir
El pescado es destinado a la elaboración de productos con alta demanda en la población. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Los volúmenes, ascendentes a 92 toneladas hasta el cierre de octubre, son destinados a la elaboración de productos con alta demanda entre la población

Unas 92 toneladas de peces era hasta el cierre de octubre el saldo de las pescas aguas abajo de la presa Zaza, el mayor embalse de Cuba, que tras el paso del huracán Irma abrió sus compuertas y desde entonces ha estado vertiendo con regularidad, atendiendo a las abundantes lluvias que siguieron al fenómeno meteorológico.

Según declaró a Escambray Miriam Solano Valle, especialista principal de Acuicultura en el Departamento de Producción de la Empresa Pesquera Provincial Pescaspir, la inmensa mayoría de las capturas se corresponden con las especies de carpa y tenca, aunque también se reporta un pequeño nivel de laveo.

“Hubiésemos pescado más de no haber sido porque se ha precisado abrir y cerrar casi constantemente, lo cual obligaba a esperar, tras cada cierre, por la disminución de la corriente del río”, alegó la especialista. Agregó, asimismo, que el punto más explotado hasta ahora es el conocido como Toma de Agua, donde han estado laborando cuatro brigadas que agrupan a 24 hombres. “De mantenerse estable la situación incorporaríamos otras dos brigadas y se iniciarían las labores en otros dos puntos: La Arenera y La Junta”, precisó.

Todo el pescado capturado es destinado a la industria, donde es procesado para su conversión en picadillo, a partir del cual se elaboran los distintos tipos de conformados: chorizo, mortadella, perros calientes, hamburguesas, coctel y croqueta, que es el producto líder, detalló la fuente. Aunque algunas empresas fuera del territorio espirituano adquieren parte de las producciones —dijo—, la casi totalidad se comercializa en las pescaderías espirituanas.

Si bien en el verano en la presa Zaza se podía pescar con sombrero por la intensa sequía, ahora restan solo unas 450 toneladas para cumplir el plan de los hombres de pesca en esta provincia, ascendente a 4 500 toneladas de especies acuícolas, que incluyen claria y, en menor cuantía, tilapia.

La estrategia de la entidad, según Pedro Plasencia Sosa, jefe del Departamento de Producción de Pescapir, es aprovechar todas las especies salidas por las compuertas de la presa mientras queden peces en sus aguas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.