Periódico de Sancti Spíritus

Juan Francisco “lucha” su imagen (+fotos)

sancti spiritus, huracan irma, juan francisco, yaguajay

La escuela Sergio Antuña retomó rápidamente sus actividades docentes. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

El poblado que nació gracias a la promesa de Camilo Cienfuegos tiene ganada buena parte del terreno para burlar los estragos del potente huracán Irma

Casi todos, cuando llegas a Juan Francisco, te hacen una historia similar: la del techo de la casa que fue lanzado a más de 100 metros, la de los árboles volando por el parque infantil, la del río Jicotea desbaratando puentes con el ímpetu de su corriente, la de la casa que vieron deshecha una vez dejado el sitio de evacuación.

 

“No fue de los lugares más dañados, pero Irma causó estragos allí. Tuvieron 32 afectaciones parciales y seis derrumbes totales, eso sin contar lo que hizo en la Unidad de Flora y Fauna del Área Protegida de Jobo Rosado, donde devastó una cantidad enorme de plantas, causó mortalidad en algunas especies y sacudió instalaciones de la ganadería”, apunta Juan Orlando Álvarez Román, presidente del Consejo Popular Meneses.

sancti spiritus, huracan irma, juan francisco, yaguajay

Ivet Mendoza González, maestra responsable, narró la historia del mártir cuyo nombre lleva la escuela. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

Al igual que a algunos electores, a él le parece inconveniente que el delegado de la Circunscripción No.14, denominada como el propio poblado, pero que incluye los asentamientos de Pueblo Nuevo y Jicotea, sea un trabajador de una entidad villaclareña. Sucede que en aquella demarcación para cambiar de provincia solo se precisa mover un pie, pues las viviendas y entidades enclavadas en la carretera desde Meneses hasta la entrada de Juan Francisco pertenecen a Yaguajay, por un lado, y a Remedios por el otro.

No obstante, Omar Ramos Gutiérrez (Nani) no se queja de su condición de delegado por quinto mandato, aunque considera demasiadas sus responsabilidades en la Cooperativa de Créditos y Servicios Camilo Cienfuegos, donde labora como directivo.

sancti spiritus, huracan irma, juan francisco, yaguajay

El Campamento de Camilo Cienfuegos no sufrió daños de consideración. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

LA HUELLA DE CAMILO

La presencia allí del habanero de sonrisa amplia marcó para siempre aquella zona de un municipio que luego casi le cambiaría el nombre. Uno de los sitios donde con mayor nitidez se le evoca es el Hospital Militar 26 de Julio, en cuyo piso está estampada su firma, al igual que unas huellas de sus dedos, que procuró parecieran las de la pata de un perro, en una de sus tantas ocurrencias. Aquella instalación construida por idea suya no haría nunca las veces de hospital; se convertiría en el campamento rebelde, hoy museo que atesora objetos, fotografías y recuerdos.

Tanto allí como en la escuela Sergio Antuña o en el amplio hospital rural, que ahora funciona como consultorio médico con servicios extendidos, nombrar al Señor de la Vanguardia es hablar del padrino gracias al cual existen. Camilo, durante su estancia en aquellos parajes, prometió un pueblecito con casas confortables y prestaciones básicas. En cumplimiento de su palabra se construyó incluso más: la bodega, el bar-restaurante —donde un grupo de jubilados recibe almuerzo y comida diariamente—, el taller de servicios y el acueducto junto al pozo, que hasta agosto estaba seco, pero tras Irma y las lluvias de octubre se repletó. No parece, dicen, que el agua vaya a escasear en buen tiempo.

sancti spiritus, huracan irma, juan francisco, yaguajay

Camilo mientras descansaba en la casa del campesino Tomás Álvarez, al lado del futuro Campamento. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

NUEVAS CASAS PARA LOS DAMNIFICADOS

Refugiada con su familia en el hospital de enfrente, Noelsi Martell, la operaria del acueducto, vio desde la ventana cómo la farola del pozo dio la vuelta a la redonda y quedó pegada a un poste. También presenció la destrucción del cercado perimetral, armado con pilotes de hormigón y cabillas soldadas. Pero la suerte de su vivienda, afectada parcialmente, no se compara con la de Bidelia Orozco, la última evacuada que quedaba en esa institución.

Estaba, cuando llegamos, en la recogida de sus bártulos para ocupar la casita que le armaron los trabajadores de Flora y Fauna mientras le levantan la definitiva. “Quedó lindísima, yo estoy de lo más contenta. Ayer Monguín fue con la mochila a pintar y yo di brocha a lo que podía —comenta sonriente, mientras se deja fotografiar—. Solo pensaba en que me iba a quedar sin casa, pero todo se me ha resuelto de lo más bien, gracias a este gobierno que tengo. Me dieron colchón, fogón, calderos, una manta para el techo, sábana, toalla…”, recuenta.

El Monguín que menciona Bidelia no es otro que Ramón Alfonso Sosa, secretario del núcleo zonal y custodio del hospital, quien en la práctica deviene algo así como un segundo delegado, pues lleva a punta de lápiz cada dato o gestión relativos a Juan Francisco. Tenía dos años cuando la entrada de Camilo al lugar y fue, además de alumno, profesor de la escuela.

sancti spiritus, huracan irma, juan francisco, yaguajay

Los puentes de acceso a Juan Francisco sufrieron la avalancha del río Jicotea. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)

Mientras tomamos una merienda en el bar, Lianny Guerra, la trabajadora social que atiende la zona, conversa con Alcides Febles, otro vecino que perdió su vivienda, para que conozca las ventajas de las moradas que se construyen. Le explica que estarán a cargo de compañeros del Minint, se cobrarán a mitad de precio y serán de tablas, con techo de zinc. “¿Qué mata quedó aquí?, ¿qué casa iba a ver caerse?, ¿quién salía pa’ fuera con los vientos aquellos?”, pregunta sobre sus vivencias Irma.

Juan Francisco antes formó parte del Consejo Popular Turquino II, pero al perder este una circunscripción, desapareció y se unió a Meneses. “Ahora todo es más complicado”, aduce Nani, el representante del gobierno en la base. En la escuela, la maestra responsable intenta tranquilizar a los niños, alborotados por la presencia de la cámara fotográfica. Y allí los dejo, tras una instantánea ante la imagen renovada del colegio.

El Héroe de Yaguajay nos despide desde su busto frente al hospital rural. Vela por el confort que les prometiera a los lugareños en aquellos días intensos, cuando Juan Francisco fue el campo que necesitaba su espíritu rebelde.

sancti spiritus, huracan irma, juan francisco, yaguajay

Romelia Álvarez, hermana de Rosalba, contó vivencias del amor entre su hermana y Camilo. (Foto: Delia Proenza/ Escambray)



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.