Más seguridad en el cajero

sancti spiritus, cajeros automaticos, banco popular de ahorro, bandec, tarjetas magneticas
Paulatinamente ha crecido la aceptación del servicio de cajeros automáticos. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Los clientes de las tarjetas magnéticas nacionales deberán reiterar su clave para cada operación. Comienza en fase de prueba el servicio de banca móvil

Con vistas a evitar posibles fraudes y ganar seguridad en los cajeros automáticos, desde la actual semana los clientes de ese servicio deberán introducir el número de identificación personal o clave cada vez que vayan a realizar una operación con tarjetas magnéticas nacionales; en tanto a los titulares de las internacionales estas se les devolverán de forma inmediata en cuanto reciban el efectivo solicitado. 

Según las estadísticas la de Banca Personal del Banco Popular de Ahorro (BPA) y del Banco de Crédito y Comercio (Bandec) en la provincia existen actualmente 19 cajeros y más de 67 000 tarjetas magnéticas, distribuidas fundamentalmente entre jubilados, propietarios de cuentas de ahorro, colaboradores y trabajadores de empresas que cobran el salario con esa opción.

Este año el BPA ha proyectado crecer en 7 000 nuevos clientes jubilados, en tanto Bandec pretende ubicar otros dos cajeros en Cabaiguán y entregar tarjetas a quienes ha otorgado créditos, fundamentalmente del municipio de La Sierpe.

“A nivel de país Sancti Spíritus se encuentra entre las provincias que menos interrupciones reporta en los cajeros y estos generalmente cuentan con dinero dispensado”, aseguró a Escambray Yeney Ceballos, titular de Banca Personal en el BPA.

Por trabajadores de esa propia institución comenzó este mes en fase de prueba el servicio de banca móvil, que permite realizar a través de los teléfonos celulares operaciones con las tarjetas magnéticas como pago de las facturas eléctrica y telefónica, transferencias y consultas del saldo, entre otras.

Esta posibilidad, donde también interviene la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, pudiera extenderse próximamente a otros segmentos de la población como continuidad de la prestación ya existente en Bandec conocida como Banca telefónica, que permite realizar estas operaciones a través de la telefonía fija. 

6 comentarios

  1. mi esposa arelys crespo toledo fue a sacar su salario de octubre/2017 de cajero bpa 5202 colon, le desconto el dinero y no se lo dio en efectivo, los ultimos 15 dias haciendo papelos y todavia no tiene el dinero,, esta pensando quejarce al nivel central,,, todo un mes sin salario por mal trabajo de alguien,, quien responde por la demora,,,, vive en carlos rolof edif 2 apato 1 sancti spiritus

  2. en yaguajay deberian pensar en poner cajeros automaticos tambien, hay bastante personas que las tienes y hay que ir a bancos o a cadeca a sacar el dinero y mandarse tremendas colas, es hora de que piensen en esto y todo sea para ssp, trinidad y cabaiguan.

  3. Y Yagauajay sigue sin cajero, tanta gente cobra por tarjeta, todo los de los cayos del norte que trabajan y viven en Yaguajay y nada de cajero en ese municipio, es verdad que nadie ve nada.

  4. siempre inventando el agua tibia. no seria mas facil observar como se hace en otros lugares donde no hay que entrar la clave cada dos minutos, hay un cajero literalmente en cada esquina y la seguridad es excelente.

    Al final, el mayor problema de seguridad de los cajeros no la clave, son las tarjetas perdidas con la clave pegada en un papelito.

  5. Cuando será posible que una rama en Cuba funcione normal. Nomal es : sin esperas, sin escases, sin cola, sin racionamiento, sin asignacion, …..

  6. Sabemos que ponen el cajero atendiendo a cantidad de personas que tienen tarjeta y claro hacen uso de este servicion pero por que no ponen uno en Taguasco en el banco o en Cadeca ,nos vendria muy bien ,cuando voy de vacaciones tengo que moverme a la ciudad o ir a cadeca a resolver o sacar el dinero en la Habana antes de salir .

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.