Motivaciones que perduran (+ fotos)

En la escuela especial Protesta de Jarao, de Sancti Spíritus, la formación laboral apuesta por el desarrollo de las capacidades de sus estudiantes

Educación especial, Sancti Spíritus
La dedicación y la perseverancia son cualidades que acompañan a los maestros en las aulas. (Fotos: Lauris M. Henriquez / Escambray)

A la entrada, apenas unos metros detrás de la valla que delimita las áreas de la escuela, un hacedor de conocimientos muestra a sus pupilos las técnicas básicas para el desarrollo de la jardinería.

Miguel Mariano Clavo Gómez sigue allí, con 47 años en el sector educacional y el mismo empeño que en su juventud.

Esta imagen se vuelve cotidiana en los predios de la escuela especial Protesta de Jarao, en la ciudad de Sancti Spíritus, donde todo tiempo es poco para convertir el aula, los talleres y las áreas aledañas en espacios de constante creación.

APRENDER PASO A PASO

En el presente curso escolar el centro posee una matrícula de 194 estudiantes, de ellos 91 internos de Banao, La Güira, Tunas de Zaza, San Andrés y otras comunidades. Asimismo, ofrece tratamiento ambulatorio y con equinoterapia, en el Parque de Ferias Delio Luna Echemendía, a los estudiantes que lo requieran.

Mas, la historia se remonta al año 1980 cuando nació la escuela para alumnos con discapacidades intelectuales y que hoy vive el tercer proceso de perfeccionamiento en el que se encuentra la Enseñanza Especial en todo el país.

“Este trabajo lleva mucho desvelo porque los padres saben que es un lugar en el que aprenden de acuerdo con sus necesidades educativas. Siempre se queda un integrante del Consejo de Dirección de guardia en la escuela”, comenta Eddy Ramírez Galí, máster en Ciencias y director del plantel.

Al recorrer las aulas se observa el valor de la perseverancia, aquello de que siempre se puede hacer más. Maestras como Marta Fonseca Iser y Lianet Rodríguez Gurbis han aprendido a repetir una y otra vez, a trabajar con diversos diagnósticos en una misma aula, a sentir un inmenso orgullo con cada palabra de agradecimiento, a amar la enseñanza.

La brigada artística se mantiene como eslabón fundamental en el intercambio de los estudiantes con la cultura. Tres instructores de arte y el profesor de música Pedro Jorge Sánchez dan vida a este proyecto. Niños de diversas edades visten disfraces, cantan, dialogan.

“La experiencia lo da todo, hago lo que me gusta. Todo el mundo quiere estar en las clases de música, ¿será porque el arte es tan contagioso? La persona que se cansa haciendo estas actividades es porque no nació para ellas”, comenta vía telefónica Pedro, uno de los docentes más populares y queridos en Protesta de Jarao.

TALLERES A MANOS LLENAS

“La preparación en esta enseñanza primero incluye a los niños en círculos de interés, donde adquieren conocimientos básicos de los oficios y otras actividades, pero cuando entran en el proceso de preparación intensiva a partir de séptimo grado, participan directamente en los talleres”, comenta Marta Iris Duque López, subdirectora de preparación laboral.

Confecciones, carpintería, jardinería, metales, bicicletas, peluquería-barbería, técnicas básicas agropecuarias y artesanía son talleres en los que manos asesoradas por tutores y maestros demuestran que la sociedad es una amalgama donde los oficios también son valiosos, y existen posibilidades de empleo tanto en el sector estatal como en el cuentapropismo.

En cada uno de esos espacios la experiencia peina canas. Alfredo Ulloa, Gustavo Peña, Julio Morales, Josefa Freire y Miraida Echemendía son algunos de los que viven con intensidad enseñar actividades prácticas a los estudiantes, aunque de su autogestión dependa emplear materias primas como metal, madera, tela.

El empeño reta a las carencias. “Pedimos por aquí, por allá, al vecino, lo que tenemos en casa”, así aseguran de una u otra forma los docentes, porque no llegan esos materiales a la escuela como parte del aseguramiento.

Por estos días la institución vive la etapa de preparación del Festival de Habilidades a nivel provincial, previsto el próximo 27 de abril.

“Deben ser cerca de 65 a 70 estudiantes a competir en un proyecto que van a elaborar en presencia de todos. Participan los círculos de interés y hay una exposición por cada municipio”, agrega Nélido Linares García, metodólogo provincial de este nivel educativo.

“Este año se amplía —acota el directivo—, estarán algunos estudiantes egresados, dos o tres por municipio, con la intención de desarrollar un intercambio acerca de cómo les va en su etapa como trabajadores. Se extiende también a una exposición de trabajos de artes plásticas y de composición escrita. La idea parte de la formación laboral porque constituye el eje sistematizador común que atraviesa todos los procesos de la escuela”.

bicicletas, educación especial, Sancti Spíritu
El taller de bicicletas es el único de su tipo en la provincia.
educación especial, Sancti Spíritus
En los talleres los estudiantes aprenden oficios como parte de su formación laboral.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.