Obras cubanas despuntan como ganadoras de Premio Casa de las Américas

Los autores cubanos Emilio Jorge Rodríguez y Reynaldo García Blanco ganaron el Premio Literario Casa de las Américas en su edición 58

cuba, premio casas de las americas, literatura
Los autores cubanos Emilio Jorge Rodríguez y Reynaldo García Blanco ganaron el Premio Literario Casa de las Américas en su edición 58. (Foto: PL)

Cuba despuntó en el Premio Literario Casa de las Américas al llevarse el máximo galardón en dos de los apartados: poesía y estudios sobre la presencia negra en la América y el Caribe Contemporáneos

Sobre el poemario Esto es un disco de vinilo donde hay canciones rusas para escuchar en inglés y viceversa, del espirituano devenido santiaguero García Blanco, el jurado destacó la expresiva claridad de exposición y su escritura depurada ‘no desprovistos de un delineado humor y una serena ironía’.

Con mirada incisiva, el volumen refiere personajes y situaciones de la cultura contemporánea sin extraviarse del verso libre o del poema en prosa. Contiene un doble diálogo con la inmediatez y la tradición, donde lo literario no es una realidad libresca sino natural y cercana, apuntaron en el acta de premiación.

En tanto, el cubano Emilio Jorge Rodríguez ganó el Premio de estudios sobre la presencia negra en la América y el Caribe Contemporáneos, con la obra Una suave, tierna línea de montañas azules.

Los jueces resaltaron su rigurosa investigación, la riqueza bibliográfica y un uso minucioso de recursos de archivos nunca antes considerados. Además, el título ‘se inserta en la crónica de esa historia en la que cubanos y haitianos, asediados por amenazas comunes, se han reconocido en la visión de un destino común’.

El lauro en el apartado de novela recayó en Incendiamos las yeguas en la madrugada, del ecuatoriano Ernesto Carrión, quien logró un crudo retrato social cuya intención no es solo sondear un paisaje urbano estratificado y violento, apunta el acta.

También consigue otorgarle al relato una estructura dinámica con zonas de suspenso bien administradas y personajes verosímiles: todo ello arroja luces sobre una situación humana observable en todo el continente, agrega el documento.

El galardón de Ensayo de tema histórico social recayó en América pintoresca y otros relatos ecfrásticos de América Latina, del colombiano Pedro Agudelo Rondón, quien navega por diversas expresiones culturales del continente sugiriendo pistas de construcción de la identidad nuestroamericana para el siglo XXI.

Lloverá siempre, de la argentina Liliana Villanueva, fue el texto seleccionado por el jurado de Literatura testimonial. Esta larga entrevista con la periodista y escritora uruguaya María Esther Giglio ‘está manejada con originalidad, sin preguntas, posee un atrapante lenguaje coloquial, abierto, sincero’, señala el jurado.

La novela Outros cantos, de Maria Valéria Rezende, fue la ganadora en la sección dedicada a la literatura brasileña. En este relato construido a partir de memorias de viajes, la narradora rememora sus elecciones y sacrificios personales cuando trabajó en la alfabetización de adultos en el nordeste del gigante suramericano.

A juicio del jurado, la de Rezende es una narrativa lírica y de gran riqueza metafórica que permite componer un mosaico de tipos. ‘La obra reflexiona sobre la sustitución de valores éticos y humanos por el simulacro de una sociedad consumista que sofoca manifestaciones populares y tradicionales’.

En esta edición 58 del Premio Literario Casa de las Américas concursaron unas 400 obras. A continuación, Prensa Latina transmite la lista completa de los ganadores en 2017:

Novela

Premio: Incendiamos las yeguas en la madrugada, de Ernesto Carrión (Ecuador)

Mención: La pérdida, de Karina Puentes (Argentina)

Poesía

Premio: Esto es un disco de vinilo donde hay canciones rusas para escuchar en inglés y viceversa, de Reynaldo García Blanco (Cuba)

Mención: Carta de las mujeres de este país, de Fredy Yezzed López (Colombia)

Ensayo de tema histórico-social

Premio: América pintoresca y otros relatos ecfrásticos de América Latina, de Pedro Agudelo Rondón (Colombia)

Mención: Los movimientos sociales y la izquierda en México. 150 años de lucha, de Baloy Mayo (México)

Literatura testimonial

Premio: Lloverá siempre, de Liliana Villanueva (Argentina)

Mención: Charlas en el mosaico, de Yoe Suárez (Cuba)

Literatura brasileña

Premio: Outros cantos (novela), de Maria Valéria Rezende

Mención: Rol (poesía), de Armando Freitas Filho

Premio de estudios sobre la presencia negra en la América y el Caribe contemporáneos: Una suave, tierna línea de montañas azules, de Emilio Jorge Rodríguez (Cuba)

Premio de poesía José Lezama Lima: Mística del tabernario, de Raúl Vallejo (Ecuador)

Premio de ensayo Ezequiel Martínez Estrada: Cuestiones y horizontes. De la dependencia histórico-estructural a la colonialidad/descolonialidad del poder, de Aníbal Quijano (Perú).

Premio de narrativa José María Arguedas: Tríptico de la infamia, de Pablo Montoya (Colombia)

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.