Para apuntalar la vida – Escambray

Para apuntalar la vida

El Servicio de Oncología del Hospital General Universitario Camilo Cienfuegos despliega toda su profesionalidad para alargar y mejorar la calidad de vida de los pacientes

sancti spiritus, oncologia, cancer, salud publica, hospital camilo cienfuegos
Los tratamientos contra el cáncer se han diversificado y perfeccionado durante los últimos años. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Hace un tiempo, seguramente la noticia impactó como un tsunami la tranquilidad habitual de Reina García: el médico le explicó de la mejor manera posible que ella padecía un tumor avanzado de ovario, que necesitaba urgente intervención quirúrgica. Las complicaciones de su cardiopatía y una trombosis venosa dificultaban más el caso. Pero el tiempo ha corrido a su favor, ya lleva un año de tratamiento y siente notable mejoría.

“Primero me pusieron ocho citostáticos cada 21 días. Luego me operó el doctor Leonel. Me recuperé un mes y volvieron a comenzar con la quimioterapia, que provocó sus reacciones, tuve vómitos, diarreas, me bajaron la hemoglobina y las plaquetas.
Con los días, una se recupera. Algunas personas me han dicho que deje este tratamiento, pero los médicos son los que saben y desde el principio explicaron que así se garantizaba mi recuperación. En la casa me mantengo activa, si mis hijas me dejaran haría de todo”.

LOS CAMINOS DE LA QUIMIOTERAPIA

La quimioterapia, una de las modalidades terapéuticas más empleadas actualmente en el tratamiento del cáncer, en sus inicios generó rechazo aquí por sus reacciones adversas debido a la toxicidad de los medicamentos. “Era como un mito, fue una guerra que libramos porque hubo que cambiar la mentalidad de los cirujanos y los pacientes”, recuerda la doctora Yania Jiménez, primera especialista en esa materia que ejerce en el Servicio de Oncología del Hospital General Universitario Camilo Cienfuegos.

La aún joven galena comenzó estas prácticas aquí hace alrededor de una década: “Formamos las consultas multidisciplinarias a partir de la experiencia de Santa Clara y de la importancia del control sistémico. La cirugía sola no resolvía. Quienes operaban y realizaban las biopsias necesitaban comprender la importancia de la quimioterapia evita que las células malignas se multipliquen por el organismo, evita las metástasis, las complicaciones, las recaídas. Hubo que educar y adiestrar a las otras especialidades para trabajar de conjunto. Ya eso ha cambiado”.

Este tratamiento puede aplicarse antes de la cirugía para el control sistémico, con el objetivo de reducir el tumor, que no haya células dispersas y preparar para la operación. También se utiliza después de la cirugía. Se emplea en la mayoría de las tumoraciones, muchas veces asociada con otros tratamientos, por ciclos y en dependencia de la enfermedad. Su uso puede ser ambulatorio u hospitalizado. 

sancti spiritus, oncologia, cancer, salud publica, hospital camilo cienfuegos
Doctora Mariela Melián, jefa del servicio de Oncología en el Hospital Provincial. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

¿Qué peso alcanza la quimioterapia hoy en los procederes médicos contra el cáncer?

“Creo que el 99 por ciento, tiene un gran peso porque evita la muerte por metástasis. En etapas iniciales el 80 o el 90 por ciento de los pacientes logran la remisión completa, es decir, que no se encuentra presencia de la enfermedad en determinado período. También utilizamos la inmunoterapia con las vacunas para casi todas las localizaciones de tumores. Pueden aplicarse unidas o por separado para mejorar la calidad de vida del paciente”.

Con el tiempo surgieron medicamentos para contrarrestar buena parte de la toxicidad hematológica y gastrointestinal de los citostáticos, aunque algunos de sus efectos negativos persisten, como la caída del cabello, que con el tiempo vuelve a crecer.

CON JUVENTUD Y EXPERIENCIA

Desde el 2012 el cáncer pasó a ser la primera causa de muerte en la provincia. Según las estadísticas de la Dirección Provincial de Salud, el pasado año se mantuvo ese comportamiento al menos en cinco municipios espirituanos. En el 2016 fallecieron por esta enfermedad en el territorio 1 025 personas y se diagnosticaron con biopsias positivas más de 2 300 nuevos pacientes.

“En el Hospital Provincial contamos con nueve consultas multidisciplinarias de Oncología para las diferentes localizaciones. Cuando los pacientes llegan decidimos una opción de tratamiento según el diagnóstico, el estadio histológico, siempre de acuerdo con los protocolos internacionales. También estamos comenzando a desarrollar consultas de proyección comunitaria en los municipios para asesorar e interconsultar algunos casos. En la provincia somos 17 especialistas —dos permanecen en Trinidad y otros tres se encuentran de misión—, y una decena de enfermeros. Aquí damos alrededor de 1 000 consultas mensuales”, puntualiza la doctora Mariela Melián, al frente de este servicio.

Los procedimientos pueden incluir —según apunta la especialista—, cirugía, quimioterapia y radioterapia, combinados indistintamente; opciones de inmunoterapia con anticuerpos monoclonales de producción nacional; y hormonoterapia.

El cáncer ya se considera una vieja enfermedad porque se conoce y atiende desde hace mucho, ¿cuáles considera los principales resultados en su tratamiento aquí?

“El aumento de la calidad de vida de los pacientes, de la supervivencia de por lo menos cinco años después del diagnóstico y el incremento de pacientes con remisión completa, es decir, que están libres de la enfermedad por tiempo indefinido”.  

Pero existe el prejuicio de que el cáncer no se cura.

“Eso es una desinformación. En las etapas iniciales de la enfermedad y si se adoptan las conductas correctas puede hacer una remisión completa. Depende del paciente, del tratamiento, de si se detecta en etapas tempranas, del tipo histológico. Pero, incluso, cuando se diagnostica en estadios más avanzados con los tratamientos actuales han aumentado el tiempo y la calidad de vida”.

¿Qué debilidades aún lastran al servicio de Oncología en Sancti Spíritus?

“Afecta el hecho de que para recibir la radioterapia los pacientes necesitan trasladarse hasta Santa Clara, se hace una lista de espera y, a pesar de que contamos con un buen convenio y existe transporte confortable, algunos no soportan el traslado por su estado de salud. Los medicamentos generalmente los tenemos porque si falta alguno se puede aplicar otra línea de tratamiento. Son medicamentos muy caros que representan buena parte del presupuesto de este hospital y ninguno se cobra”.

Aunque los tumores malignos pueden aparecer en cualquier edad, se considera que surgen con más frecuencia a partir de los 35 o 40 años. Su tendencia aquí se considera creciente debido al envejecimiento poblacional, el hábito de fumar, el alcoholismo, la promiscuidad y los incorrectos hábitos dietéticos, entre otras causas.

Juventud y experiencia afianzan hoy este servicio en el territorio. Entre los decanos aparecen los doctores José Alberto Rondón y Julia Martha Gallegos, quien recuerda que apenas comenzaron tres médicos y “hoy contamos con  un colectivo fortalecido, todos los módulos de la especialidad se imparten aquí y más del 70 por ciento de los especialistas son docentes. Además, se han incrementado las opciones de tratamiento, se están desarrollando varios ensayos clínicos. Nos hemos consolidado, trabajamos de conjunto, cada quien enseña lo que sabe, cada paciente nos pertenecen a todos. Estar unidos nos ha hecho más fuertes”. 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.