Reconoce EE.UU. cooperación de Cuba en lucha contra las drogas

Así se plantea en el informe anual del Departamento norteamericano de Estado sobre narcotráfico en el mundo, relativo a 2016 y enviado al Congreso de EE.UU.

estados unidos, droga, lucha antidroga, cuba
Estados Unidos volvió a destacar el rígido control cubano en la lucha contra las drogas.

Un informe del Departamento de Estado de EE.UU. resalta el aumento de la cooperación entre ese país y Cuba en la lucha contra el tráfico de drogas, luego del inicio de las vías para la comunicación entre la DEA y La Habana.

El documento citado (informe anual del Gobierno sobre narcotráfico en el mundo) indica que “pese a su proximidad a los mayores exportadores de drogas ilícitas en el hemisferio y al mercado de Estados Unidos, Cuba no es un gran consumidor, productor o punto de tránsito de las drogas”.

El informe anual sobre drogas del Departamento de Estado, relativo a 2016 y enviado este jueves al Congreso, destaca la puesta en marcha en julio del año pasado de los acuerdos entre Estados Unidos y Cuba para luchar contra el narcotráfico.

El acuerdo establece canales de comunicación directa entre la DEA y la Dirección Nacional Antidrogas (DNA) de Cuba, algo que se suma a los intercambios de información con la Guardia Costera estadounidense, que informa a las autoridades cubanas sobre navíos sospechosos de estar relacionados con el tráfico de narcóticos.

Estados Unidos volvió a destacar el rígido control cubano en el consumo y entrada de drogas, algo que le llevó en 2015 (último año con datos disponibles) a confiscar 906 kilogramos de drogas, entre ellos 700 kilos de marihuana y 182 de cocaína.

“El aumento de la comunicación y cooperación entre Estados Unidos, Cuba y socios internacionales, especialmente en lo que se refiere a intercambio de información en tiempo real, podría llevar a una mayor interrupción del tráfico de drogas”, indica el informe.

(Con información de EFE)

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.