Samuel Reina Calvo: Un fotógrafo al natural

sancti spiritus, cultura, fotografia
A Samuel Reina le place captar las particularidades de su entorno. (Foto: Cortesía del entrevistado)

El espirituano Samuel Reina Calvo obtuvo el gran premio en el VI Concurso Internacional de Fotografía de Naturaleza, celebrado en Topes de Collantes

Para que una imagen “hable” se precisa de mucho talento. No se trata solo de apretar el obturador de la cámara. Tienen que congeniar muchos factores: tema, luces, precisión, paciencia y, sobre todo, un ojo capaz de percatarse de que es ese el plano ideal y no los miles que el resto de las personas son capaces de observar.

Para el espirituano Samuel Reina Calvo lograr todo ello cada vez que toma su cámara fotográfica en ristre resulta un verdadero desafío. Le place salir fuera de casa, caminar, admirar e intentar hacer suyas esas fotos que ya cuando se imprimen delatan su sello; una firma muy personal que ha sido reconocida en diversos certámenes.

“A veces andamos por ahí buscando qué mostrar. Cosas que, de tan cotidianas, las demás personas no ven. Cuando tengo un chance salgo con la cámara. Hay veces que no encuentras nada porque tienes la cabeza ocupada en otros asuntos. Pero apuesto por ir con ojo de lente y descubrirlas”, añade quien recientemente acaparó los titulares al ser laureado con el gran premio en el VI Concurso Internacional de Fotografía de Naturaleza, celebrado en Topes de Collantes.

¿Por qué ese tipo de fotografía y no de estudio, donde el propio ambiente te asegura la calidad?

“Me gusta ser testigo de las cosas. Muchas veces me cuesta trabajo decir con palabras, pero con las imágenes me place dejar constancia de las cosas que vivo”.

Precisamente, ese goce lo dejó bien claro con la fotografía que lo catapultó a la cima del referido certamen, ya que develó el interior de una pequeña flor rosada, encontrada en uno de los mágicos trillos que se entrecruzan por el macizo de Guamuhaya.

“El concurso te permite competir en cuatro categorías: macrofotografía, hombre y naturaleza, paisaje, y flora y fauna. Me concentré en la primera de ellas porque sabía que el resto de los participantes eran fuertes en las otras. Pero no es tampoco la más fácil, pues para cumplir con sus particularidades debes captar un elemento de igual tamaño o menor del censor de la cámara, es decir, 2 centímetros. Eso implica mantenerse muy cerca, por tanto lograr el enfoque exacto resulta difícil. Lleva mucho trabajo técnico y de paciencia. Debí hacer más de 100 tomas para luego escoger, porque no se permite la manipulación digital”.

Entre más de 100 tomas, el autor escogió la que recibió el premio del certamen. (Foto: Cortesía del entrevistado)

Además de esa imagen, Samuel Reina también obtuvo mención en la propia categoría con otra foto. Para ello, se enfocó en un detalle de una planta.

“Cuando llegas a Topes de Collantes te dividen en equipos, que ya tienen definidos los senderos por donde deberán captar las imágenes, las cuales tienen que ser tomadas durante los días del concurso. Eso se revisa siempre al detalle. Puedes presentar tres obras en cada categoría y, al final, de acuerdo con los lauros y menciones que obtengas, se suman y puedes aspirar al gran premio”, explica mientras vuelve a observar cada milímetro de la florecita que guarda en su celular.

“Fui a la pasada edición del Concurso Internacional de Fotografía de Naturaleza, que convoca desde hace seis años el Grupo de Turismo Gaviota S.A. y el Centro Nacional de Áreas Protegidas de Cuba (SNAP) y me encantó ver in situ a profesionales del lente de mucho prestigio. En esta ocasión regresé con más confianza. Aunque las condiciones no fueron las mejores, pues estaba previsto para la semana en que pasó el huracán y lo pospusieron para la otra. Imagínate, el entorno de allá arriba se afectó mucho, no había electricidad, pero gracias al esfuerzo de sus organizadores todo salió”.

Además del goce de los lauros,  ¿qué más te ha dejado el concurso?

“Te avala como jurado para la próxima edición y te respalda para participar en otros eventos. Además, fue muy placentero ser el sexto gran premio de un certamen, donde el nivel de la competencia es muy alto. Ya Sancti Spíritus cuenta con dos ganadores, pues el de la pasada edición recayó en el yaguayajense Aliesky del Río Leal, quien trabaja en los proyectos televisivos de Hábitat”.

Ya con estos suman unos cuantos premios en tu currículo. ¿Justicia o casualidad?

“Creo que es reconocimiento al esfuerzo porque he trabajado bastante. No estoy satisfecho. Siempre que obtengo un premio, siento que pude hacer mucho más”.

Y es que este espirituano no pierde la oportunidad de apretar el obturador de su cámara en el momento exacto. Así lo hizo recientemente cuando el río Yayabo abrazó hasta la cintura a la Casa de la Guayabera y él, con el agua casi a esa misma altura, tomó una imagen que se volvió viral en Facebook.

“El fotógrafo ha sido responsable, de forma consciente o inconsciente, de dejar memoria de eventos y situaciones que han transcurrido a lo largo de la historia de la humanidad. Quienes disfruten de ello deben verse así”.

¿Proyectos para el lente?

Tengo varias cosas en mente. Trabajar más fuerte en la vinculación, no solo para mí, sino con proyectos gubernamentales con fotografías de naturaleza. Espero y me preparo para eventos que puedan suceder. No trabajo para concursos, pero cuando llegan siempre tengo cosas hechas.

Después de este gran premio, ¿es Samuel Reina un fotógrafo de naturaleza?

No. Me considero un fotógrafo al que le gusta la naturaleza.

Imagen que se alzó con una mención en el concurso. (Foto: Cortesía del entrevistado)

One comment

  1. Jose Garcia-Cabezas

    Felicitaciones desde la distancia por tan bello trabajo fotografico y por este reconocimiento.
    Un afectuoso abrazo yayabero al artista y sus padres.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.