Periódico de Sancti Spíritus

Sin pollo en El Pollito

Lo expuesto en la misiva enviada por Mitchell Santana Puyuelo, vecino de la zona del Camino de La Habana, en la cabecera provincial, le puede poner los pelos de punta a cualquier consumidor de un establecimiento que preste servicio a la población.

“La noche del domingo 15 de enero del 2017 mi esposa y yo salimos a cenar fuera y luego de evaluar todas las opciones, seleccionamos el restaurante Pío Lindo (El Pollito), en el que tiempo atrás (menos de un año) habíamos disfrutado de una buena oferta gastronómica y de preciosbastante asequibles, tratándose de un establecimiento arrendado.

“Sin embargo, el panorama era irreconocible. Sin abundar en detalles de las muchas irregularidades en el servicio y la ambientación del local (exceso de moscas, manteles sucios, camareras desaliñadas y con poca o ninguna profesionalidad en la atención al cliente), pedimos arroz con carne de cerdo, ensalada mixta y dos masas de cerdo fritas, de un exiguo menú en el que el pollo brillaba por su ausencia, pues se había agotado en las tres primeras mesas, aunque el restaurante lleve el nombre de Pío Lindo y el pollo sea su especialidad.

“La gota que colmó nuestra paciencia fue el tamaño de la ración del plato fuerte, las masas de cerdo fritas cabían ampliamente en la palma de mi mano y por las cuales nos cobraban 21 pesos cubanos. Para verificar que no fuese a nosotros solamente, le enseñé mi ración a un señor que compartía con su familia en la mesa de al lado y este me aseguró que, efectivamente, era la misma cantidad minúscula de cerdo frito. También el arroz con cerdo (22 pesos y con más arroz que cerdo) resultaba una oferta risible.

“Llamamos a la camarera para exigir la presencia del administrador, quien fue adentro y regresó para decirnos que no se encontraba en el establecimiento en ese preciso momento, que si queríamos ver al cocinero, pero que eso no era su culpa y no podía hacer nada más.

“De momento, mi esposa y yo hemos descartado al Pío Lindo como lugar de destino, al menos, hasta que cambien las formas de satisfacer al cliente. Porque, ¿dónde queda la protección al consumidor?, simplemente fuimos maltratados (…) por quienes deben garantizar el correcto servicio de dicho centro”.

Es lamentable lo sucedido en El Pollito la noche del pasado 15 de enero, por demás en un establecimiento que hace apenas un año atrás abrió sus puertas luego de una reparación capital donde el Estado cubano invirtió cuantiosos recursos. Escambray sugiere a las autoridades implicadas en el asunto una respuesta con los análisis pertinentes para que situaciones como la vivida por Mitchell no se repitan.

AGRADECIMIENTO EN LA SALA 2F

Lidia García Caballero, residente en Cabaiguán, nos hizo llegar una misiva donde nos narra las muestras de cariño y amor de todo el personal médico y paramédico del servicio de Urología (Sala 2F), del Hospital Provincial General Camilo Cienfuegos, durante la estancia allí de su mamá Felipa Delia Caballero Carrillo, lamentablemente ya fallecida.

Por otra parte la propia remitente también quiere hacer pública su gratitud hacia los trabajadores del servicio de Cardiología, en especial al doctor Alexander, quien tuvo a su cargo la intervención quirúrgica realizada a ella para ponerle un marcapaso sin costo alguno.


Comentarios

2 Respuestas to “Sin pollo en El Pollito”
  1. andres pacheco mendez dice:

    El pollito sencillamente le sigue los pasos al restauran 12 plantas, calidad gastronomica,, cero,,pesima,causa principal el sentido de pertenencia de los directivos,, solo quieren $,, a toda costa,,la empresa avicola le paso igual q el porcino, salarios al suelo,,,,,si la contraloria no aprieta la corrupcion se la come,, con llamados,y asesoramiento, no se resuelven las dificultades, el robo,,,que lugar tiene sancti spiritus a nivel de pais en hechos de corrupcion seguro entre las 5 provincias punteras

  2. Lorenzo dice:

    Normalmente las cosas comienzan mas o menos y comienzan a mejorar a medida que pasa el tiempo pero en Cuba nada de esto es así aquí las cosas empiezan extremadamente buenas y luego con el pasar de los tiempos empiezan a empeorar. Es una ley que no falla en nuestro país. Le pondré varios ejemplos
    Ofertas de ETECSA: Recuerdan estas comenzaron con la maravillosa oferta de si pones 20 recibes 40 a gastar cuando te parezca, esos fueron los inicios maravillosos que ha terminado en el famoso bono de 30 a gastar este último en menos de un mes…..jajajaja
    Sistemas de pago por estimulación: pregunten en las empresas que se han aplicado estos sistemas…jajajaja…los primeros meses salarios maravillosos….después estos salarios con los mismos resultados y con el mismo trabajo misteriosamente comienzan a bajar…Pregúntenle a Porcino…jajajaja
    Otro ejemplo…..pues el Pollito……jajajaja…comenzó con platillos y bombos y miren como ha quedado….
    Quieren un ejemplo futurístico ¿¿?¿ El Coppelia ….visítenlo los primeros días después de su remodelación y vuelvan a visitarlo dentro de un tiempo…..entonces, entonces me dirán….


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.