Verona da gracias a la Cuba de hoy

Con una identidad de género femenina atrapada en un cuerpo de varón, la joven espirituana dice ser feliz en una patria visionaria que busca un lugar para todos

sancti spiritus, orientacion sexual, cenesex, educacion sexual
Verona Jones aboga por el respeto a la libre orientación sexual e identidad de género. (Foto: Oscar Salabarría/ Escambray)

De niño le decían Thalía, otros Raulín; como no pocos sufrió en la piel el rechazo, la burla, la violencia… y, aunque prefiere no hablar de los rezagos del pasado, Raúl Pérez Hermoso, conocido aquí como Verona Jones, agradece a Cuba por darle la oportunidad de hacerlo, más que un hombre o mujer de bien, un ser humano especial.

Hubo quien intentó “enderezar” sus débiles gestos, pero su historia no fue tan gris como la de otros travestis obligados a esconder en las noches el brillo de sus pupilas o el andar sobre tacones…

“Conozco a muchos que fueron muy marginados, forzados a realizar trabajos duros para que supuestamente se hicieran hombres de verdad. Por suerte hablo en pretérito. Sancti Spíritus es ahora otra capital de la tolerancia como Santa Clara y su Mejunje”, asegura Verona, coordinadora provincial del proyecto TransCuba que impulsa el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) con el propósito de derribar barreras, avivar esperanzas.

La equidad, el equilibrio y la justicia inclusiva que se defiende hoy día —asegura— forman parte de una Revolución contemporánea. Así, la Casa de las Promociones Musicales de la villa espirituana abre sus puertas todos los sábados al proyecto Enlaces, una noche bohemia donde las mejores coplas españolas de Lola Flores se funden con el autóctono punto cubano de Celina González. En el escenario, Verona Jones está vestida de rojo, lleva un sombrero de guano y una estrella en el pecho. El público la aplaude. La intérprete se hace dueña de la noche y de manera inteligente transmite un mensaje de prevención. La promotora de salud, entonces, es feliz.

La artista tiene la voz suave, grácil aliciente, siempre suyo el don de comunicar, de atrapar el cariño de la gente; reconocida en disímiles escenarios por su talento y versatilidad como transformista. Ella también agradece a la vida por haber nacido en Cuba. Su trabajo en el Centro de Prevención de las ITS/VIH Sida ha moldeado sus sentimientos: “Todos los jueves realizamos una suerte de tertulia de conjunto con los especialistas donde delineamos las estrategias de superación de la red transgénero. Es decisivo conocer las últimas tendencias en este campo para poder orientar, educar…”.

Si un anhelo le roba el sueño a la joven es que la familia en general sea capaz de entender la angustia con la que se vive en un cuerpo equivocado. Añora —dice— que encuentren la cura al virus del sida para que cese el dolor de millones de personas en el mundo. No pide más, solo amor.

Raúl Pérez Hermoso no existe. De su identidad quedan apenas vestigios físicos. Quien camina día a día y sueña con un mundo mejor se nombra Verona, Verona Jones, la artista temperamental que llena las noches de la Casa de la Música; la mujer espirituana que da gracias a la Cuba de hoy.

4 comentarios

  1. Es lo mejor que tiene el transformismo en Sancti Spíritus mis respeto y le tengo mucha admiración por el talento y por lo humana que es.

  2. Que puedo decir yo de verona si es una de mis mejores amigas. Estoy muy orgullosa de todos sus logros como artista y ser humano.
    Te amo vero!

  3. mildres camacho

    lo conozco desde que nacio y a su familias son muy buenas perso0nas

  4. Juan Carlos García González ( Proyectista)

    Saludos cordiales a todos esta muy interesante el trabajo relacionado con la identidad de género en las personas, considero que vivimos en un mundo donde aun permanecen patrones e ideas un poco erroneas sobre este tema y en mi modesta opinión cada persona es libre de elegir que quiere para su vida y elegir a su vez sus gustos y preferencias en cualquier sentido de esta. Admiro a las personas que tienen el valor de enfrentarlo todo y luchar por sus derechos porque considero que idependientemente de una orientación sexual u otra somos humanos somos personas con los mismos derechos y deberes para con la sociedad. Ojalá algún dia todos los que piensan diferentes y aún tienen perjuicios cambiaran su posición y visión sobre el tema. estoy seguro que nuestra Cuba de Hoy sería como la que soñamos y luchamos todos una Cuba donde todos seamos iguales sin importar nuestras diferencias u orientaciones.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.