57 SNB:Play off entre adagios y pronósticos

Cuba entera se divide en cuatro pedazos por el camino final hacia el título de la 57 Serie Nacional de Béisbol

cuba, serie nacional de beisbol, 57 snb, play off, matanzas, granma, industriales, las tunas
Entre los campeones defensores granmenses y los Cocodrilos se debate uno de los boletos a la final. (Foto: Ramón Pacheco)

Ni siquiera los augurios tienen el favor de la certeza. Es lo que pasa cada vez que llega la fiesta de los play off del béisbol cubano que suele dividir a Cuba en cuatro pedazos y hasta en más.

Que si el que da primero da dos veces, que si no van lejos los de alante si los de atrás corren bien…. Lo cierto es que, ante tal contradicción entre los mismísimos proverbios, ni siquiera los saldos de los dos primeros partidos jugados pueden arrojar luz de lo que acontecerá al término de los siete pactados para esta fase.

Es lo que sucede desde el jueves, cuando el cuarteto enrolado en la semifinal de la alargada campaña nacional en su versión 57 comenzó a dirimir los boletos de la finalísima y echó a rodar la ruleta de los pronósticos.

En la bola de cristal beisbolera nacional cada quien parece tener la razón desde el peso de los argumentos. Y como me toca “por la libreta” darle la vuelta al bombo, lo asumo.

Matanzas llega a esta instancia otra vez con cartel de favorito, aunque con atributos diferentes. Y lo de predilecto no es porque vuelva a liderar la campaña, pues eso está cansado de hacerlo en los últimos años.

Lo curioso es que lo hace de la mano de otro mánager, Víctor Figueroa, quien carga sobre su cabeza la inevitable comparación con su antecesor Víctor Mesa, un hombre que, si bien no ganó el título, tiene el mérito de haber convertido al de los yumurinos en un elenco grande y el más estable de los últimos años en la pelota cubana al figurar entre los cuatro primeros durante varias ocasiones, incluidas medallas de plata o de bronce.

¿Qué les queda a los Cocodrilos? Demostrar si definitivamente pueden soportar la presión de ganar el juego clave para avanzar hacia el título que se deben ellos mismos y a su pueblo, mucho más ahora que parecen conducidos por un director “más asentado”.

Para eso Figueroa se reforzó muy bien en las dos ocasiones que le dieron ese derecho. En la segunda buscó una variante híbrida, quizás en pos de encontrar la garra que le ha faltado para imponerse a la hora cero. Pensó muy bien en llevarse a sus filas a Miguel Lahera para resolver uno de los problemas más graves de Matanzas: sostener los finales de partido; eso si Yoanni Yera logra seguir con el ímpetu que lleva y pagar de una buena vez las deudas con sus seguidores.

Tienen ante sí un valladar tan tenebroso como la Ciénaga. Su enfrentamiento ante los granmenses es una especie de final adelantada, si tenemos en cuenta que se miden con el campeón nacional, el cual viene a defender el primer título ganado en los anales de la pelota de su provincia.

Aun sin los servicios de Yoelkis Céspedes, lesionado, los orientales no parecen tener fisuras madero en ristre, sobre todo porque otra vez tienen la bujía del mejor pelotero cubano del momento: Alfredo Despaigne. En una decisión que no entendí bien cuando pidió dos jugadores de cuadro, Carlos Martí optó por reforzar esa zona ante la lesión de una de sus cartas y las deudas defensivas de Lázaro Cedeño.

Puede pesar en la misma medida en que puede favorecerle el hecho de obtener el último boleto, para lo cual tuvo que apelar a todas las reservas, cuando Pinar del Río, en un último aliento por dejar una imagen diferente, dio muestras de vida. Mas, dirá Martí que igual llegaron el pasado año y dejaron tendidos a los Cocodrilos en su propio pantano.

En una final inédita, Las Tunas e Industriales juegan sobre un tablero de ajedrez. Llegados hasta el punto más alto de su ubicación en la historia de las Series Nacionales, los tuneros resultaron la revelación de la campaña y no tienen nada que perder.

Su afición, sin embargo, piensa que, vencido el tramo más difícil, ya es hora de redondear la historia porque elenco tienen para eso. Aunque ya no con  la fuerza despiadada de otros años, los orientales se mantuvieron como los más bateadores y con la cohesión que les hacía falta para extraer el jugo a un estilo que apuesta por el juego rápido, imprevisible. A jugar play off se aprende jugándolo. Esa es la tónica que no pueden perder de vista los dirigidos por Pablo Civil, quien optó por fortificar su equipo.

Industriales regresó a los cuatro grandes luego de cinco años fuera del cuarteto y esa ha sido una de las alegrías de su afición azul. La otra intentan concretarla con el título. Su mánager tendrá otra vez los ojos de Cuba sobre él. Primero, porque, tratándose de Víctor, los tiene de gratis y, segundo, porque al dirigir el equipo más mediático y polémico de la pelota cubana se le agregan seguidores y detractores, quienes sopesan cada jugada a ver si por fin consigue ese título que se le negó al frente de Villa Clara y de Matanzas.

Hay quienes piensan que como esta vez debieron sudarla más para quedarse entre los semifinalistas y su director no paseó la distancia de la comodidad al igual que lo hacía al frente de Matanzas, los Azules se adentraron más en situación de play off.

Debo añadir que gozan del peso de la historia, pues de los cuatro concursantes es el único de la legión de los llamados grandes que logró sobrevivir en esta campaña y eso le garantiza ciertas ventajas en experiencia y aplomo para resistir la presión de los juegos.

Habrá que ver si su pitcheo es capaz de resistir el embate de los tuneros. Al menos en eso pensó su timonel cuando se inclinó por Erlis Casanova y Vladimir García, sobre todo este último, a quien Matanzas dejó pasar en la ronda de peticiones. 

¿Tendrá Sancti Spíritus algún campeón? Para eso deberán imponerse Matanzas o Industriales que, de paso, necesitan salir airosos en cuatro de los siete partidos inmediatos para llegar a una final que muchos pronostican… ¿o desean? Mas, en pelota, mucho más la cubana, recuerde que los augurios no funcionan con certeza.

 

One comment

  1. EL POETA YUMURINO

    LA SEMIFINAL AZUL
    -1-
    A poco más de un quinquenio
    la victoria va a llegar
    de ese León mortal
    con barrida de por medio
    para Las Tunas es un tedio
    enfrentar a ese felino
    que herido enderezo el camino
    y más su bullpen discreto
    de ahí que no es un secreto
    la “Final” es su destino.
    -2-
    Mi amigo tunero Lino
    me dijo que la tensión
    le ha subido la presión
    como a tres de sus sobrinos
    le aconseje a su padrino
    Tunas, ha sido la sensación
    pero por televisión
    comete muchos errores
    aún con luces mejores
    los “ciega” tanta emoción.
    -3-
    El gran “coro” es la atracción
    que hallaran en el “Latino”
    estadísticas que Del Pino
    no ha sacado en conclusión
    pues la “ola” en la ocasión
    a muchos deja mareados
    los decibeles han registrado
    a ese “coloso” como el primero
    por eso doy a tuneros
    morir ante el “León” enjaulado.
    —000—
    EL POETA YUMURINO

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.