Aplican nuevo proceder contra el infarto

salud, sancti spiritus, cardiologia, hospital
La doctora Ailed Elena Rodríguez aún labora en la novedosa escala pronóstica. (Foto: Vicente Brito)

Novedosa escala pronóstica permite actuar más rápido y más a la medida de las necesidades de cada paciente con este padecimiento

Una escala pronóstica para la estratificación de riesgo de mortalidad en pacientes con un infarto agudo del miocardio ya se utiliza en la sala de Cardiología del Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos, con el propósito de diferenciar la atención a los pacientes con este padecimiento, que constituye una de las primeras causas de muerte en la provincia, mantiene tendencia creciente durante los últimos años y afectó en el 2017 a 432 espirituanos.

“A nivel mundial se han desarrollado múltiples escalas de riesgo, pero adolecen de requerir parámetros que no son fácilmente adquiridos a la cabecera del paciente, no incluyen variables electrocardiográficas y emplean marcadores no disponibles aquí. Además existen diferencias sociodemográficas, étnicas, genéticas o idiosincráticas poblacionales, que pueden ser causales de que los resultados predichos —la mayoría llevados a cabo en países del primer mundo—, no sean reproducibles con exactitud en poblaciones diferentes como la nuestra”, detalló la doctora Ailed Elena Rodríguez Jiménez, autora de la investigación que recientemente alcanzó el Premio Academia de Ciencias en la provincia.

Según la especialista, la estratificación de riesgo inicial que se aplicaba hasta ahora no resultaba la adecuada y surgió esta propuesta que se lleva a cabo de forma rápida y sencilla, con el objetivo de identificar fácilmente a quienes, por su mayor riesgo, puedan beneficiarse de terapias médicas e intervencionistas agresivas.

La escala, que permite actuar más rápido y más a la medida de las necesidades de cada paciente, posibilita además el seguimiento especializado en dependencia del riesgo existente en cada caso, todo lo cual mejora la calidad de la atención, contribuye a disminuir la mortalidad y las complicaciones del infarto.  

“La propuesta, que se aplica solo para el infarto agudo del miocardio con elevación del segmento ST —el más grave por la obstrucción completa de la arteria—, es sencilla, incluye electro, variables de laboratorio que se obtienen al ingresar el enfermo sin dificultad, y variables de ecocardiografía que las obtenemos aquí. La investigación se encuentra en curso, los resultados parciales son los que estamos aplicando y se propuso extenderla para formar parte de un proyecto nacional”, precisó la joven cardióloga.

La causa fundamental del infarto resulta la enfermedad arterioesclerótica, especie de endurecimiento de las arterias, en cuyo interior se forma una placa grasa hasta que se fisura y provoca un trombo que produce el cese del flujo de sangre al corazón. En su desencadenamiento influyen múltiples factores de riesgo como el tabaquismor, los malos hábitos dietéticos, la falta de ejercicios físicos, aumento del colesterol en sangre y el componente genético, entre otros.  

El servicio provincial de Cardiología, que atiende a pacientes de todo el territorio y cuenta con 14 especialistas, dispone de consultas en los ocho municipios y espacios para la atención especializada a infartos y marcapasos. Además, incluye la sala de cuidados coronarios, el gimnasio de rehabilitación cardiovascular, un área de ergometría y un ecocardiograma, que ya presenta dificultades por su obsolescencia.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.