Bajo las luces del Sol naciente

La IV Jornada de Cultura Japonesa en Sancti Spíritus se concentró en el análisis de la literatura y su influencia en el resto de las artes

sancti spiritus, casa de la guayabera, cultura japonesa
El happi posee elementos identitarios de nuestra prenda nacional. (Foto: Cortesía de la Casa de la Guayabera)

Pedacitos de papel que toman formas inconcebibles, un framboyán florecido a minúscula escala y arreglos florales con un gusto envidiable son algunas de las expresiones del arte japonés que se han afianzado en nuestra tierra.

Bien conocen del fuerte arraigo de esa cultura los miembros del Proyecto Sociocultural OtakuSS, quienes con el apoyo de diferentes instituciones yayaberas y la embajada de Japón en Cuba han esparcido sus conocimientos sobre la idiosincrasia de esa nación asiática entre varias generaciones de espirituanos.

Como resultado de ello, desde el pasado jueves y hasta mañana domingo Sancti Spíritus acoge la IV Jornada de Cultura Japonesa, dedicada en esta ocasión a la literatura de ese país y su influencia en las artes.

Tal suceso llega como anillo al dedo en el aniversario 120 de la migración desde el país del Sol naciente a esta isla caribeña, de acuerdo con Luis Ernesto Baracaldo, principal impulsor de las acciones.

“Pensamos en la literatura porque es una de las manifestaciones artísticas que más fuerza tienen y desde ella podemos conocer todo cuanto nos interese de esa fuerte cultura”, aseveró.

Con sede principal en la Casa de la Guayabera y con el respaldo, además, del Sectorial de Cultura y Arte y de la embajada de Japón en Cuba, la cita dedicó uno de sus espacios a analizar desde las investigaciones el fenómeno que nos relaciona.

Temas como el sincretismo del budismo y el sintoísmo en la sociedad japonesa, los orígenes y la influencia actual en la caricatura cubana del manga, así como las danzas tradicionales de aquel país y su presencia en nuestra nación resultaron algunas de las propuestas que captaron la atención de los asistentes.

“Con varios invitados, llegados de otras provincias, entre quienes se distinguen profesores de la Universidad de La Habana, han sido muy provechosos los diálogos, sobre todo el que dedicamos al programa de becas del Gobierno de Japón a quienes apuestan por indagar más sobre su historia y cultura”, acotó Luis Ernesto.

Ya para este sábado, el programa reserva las propuestas prácticas mediante la realización de talleres dedicados a la enseñanza de la caligrafía, origami, vestuario tradicional, dibujo manga, danzas tradicionales, así como la exhibición de artes marciales. Igualmente, los asistentes han disfrutado de la exhibición de filmes en el cine Conrado Benítez.

“La selección de la muestra de cine contemporáneo japonés se trajo desde la capital, de acuerdo con aquellos materiales audiovisuales más gustados, según la opinión de los cinéfilos habaneros”, expresó.

Entre las diferentes opciones que ha propiciado esta edición de la Jornada de cultura japonesa en Sancti Spíritus se ha distinguido la presencia, otra vez, de la simpatiquísima bebé foca, que como resultado de un concurso recibió ya el nombre de Luna. Con esta visita se convierte Sancti Spíritus en la única provincia del país en resguardar, en dos ocasiones, el robot con mayor efecto terapéutico del mundo.

El otro momento especial resultó la donación de la Casa de la Guayabera de un happi, tipo de quimono japonés tradicional con elementos de nuestra prenda nacional, a la embajada de la nación del Sol naciente en Cuba.

A la pieza, por idea de Luis Ernesto Baracaldo y gracias a la creación de una costurera de la institución, ubicada en una de las márgenes del Yayabo, se le añadieron las alforzas y los bolsillos como elementos insignes de nuestra guayabera, así como en la espalda se le grabó el logo del aniversario 120 de la migración nipona a Cuba y al frente el de la casona del patio.

La despedida de esta jornada se ha diseñado para mañana domingo con la realización del gustado concurso cosplay, dedicado al mundo del manga y el ánime. Y entrado el mediodía se propone un Maid café, donde sus asistentes intercambiarán platos que imbrican la culinaria tradicional cubana con la japonesa.

Aunque aún muy joven y, por tanto, con muchísimos retos por delante, esta propuesta cultural merece apoyo porque, sin dudas, ha logrado promover e introducir en este terruño el interés por la luz que desprende la Tierra del Sol naciente.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.